30.7 C
Paraná
jueves, diciembre 3, 2020
  • Sociedad
  • Nosotros
Más

    Día Mundial de la Diabetes: la premisa del control y el cuidado

    Este sábado 14, Día Mundial de la Diabetes, el Ministerio de Salud de Entre Ríos recuerda la importancia de los hábitos saludables –nutrición equilibrada, actividad física regular y cesación tabáquica– para prevenir y tratar esta enfermedad metabólica crónica que afecta a todas las edades.

    En un contexto de emergencia sanitaria por la Pandemia de Coronavirus, el Día Mundial de la Diabetes, que se conmemora el 14 de noviembre, plantea un desafío mayor en la tarea de crear conciencia sobre la enfermedad y su impacto, tanto en el bienestar de las personas como en los equipos de Salud que se encargan de diagnosticar, brindar atención, tratamientos y educar en hábitos saludables para la prevención.

    En 2020 el lema es «Diabetes: Los profesionales de Enfermería marcan la diferencia», por lo que la Organización Mundial de la Salud (OMS) destaca el rol que este recurso humano profesional cumple en el sistema sanitario para las personas que viven con esta enfermedad metabólica crónica: los ayudan a mantenerla controlada y prevenir sus complicaciones.

    En este marco de Pandemia mundial por Coronavirus, el Ministerio de Salud de la provincia readecuó distintas estrategias para garantizar la atención de las personas con diabetes, en el marco del mantenimiento de los servicios esenciales, y el seguimiento de quienes padecen enfermedades crónicas. Principalmente, la provincia sustenta con insumos y medicación el tratamiento de 7.200 pacientes registrados, específicamente, por el Programa de Prevención de Diabetes y Factores de Riesgo Cardiovascular (que cubre la demanda de las personas sin cobertura de seguridad social), que forman parte de un universo más amplio contenido por las obras sociales.

    La referente técnica operativa del Programa, Pamela Vesco, explicó que en la tarea, tanto de prevenir como tratar la diabetes, el pilar fundamental es la educación diabetológica. En este sentido, uno de sus objetivos es informar y educar a los pacientes para que adhieran al tratamiento y cumplan adecuadamente las pautas de nutrición, actividad física y control del azúcar en sangre. Por eso, entre otras acciones importantes, “los equipos interdisciplinarios integrados por médicos, enfermeros, agentes sanitarios y nutricionistas, entre otros, enseñan hábitos saludables; realizan talleres educativos (este año en forma remota) para que puedan comprender en actividades sencillas qué insulina necesitan y cómo aplicarla”.

    Cabe recordar que la diabetes se presenta como una epidemia mundial relacionada con el rápido aumento del sobrepeso y la obesidad, favorecidos (más en este contexto de Pandemia) por la alimentación inadecuada, el sedentarismo y la actividad física insuficiente, sumado al crecimiento y envejecimiento de la población a nivel global.

    ¿Qué es la diabetes?

    La Organización Mundial de la Salud (OMS) define a la diabetes como la enfermedad metabólica crónica que aparece cuando el páncreas no produce insulina suficiente o cuando el organismo no la utiliza de manera eficaz. La insulina es una hormona que permite que el azúcar en la sangre, conocido como glucosa, pase a las células.

    El aumento del azúcar en sangre (hiperglucemia) ocasiona severos daños en órganos, sistemas, nervios y vasos sanguíneos. El bajo nivel de azúcar en sangre (hipoglucemia) también es otra complicación inmediata de la diabetes. De ahí la importancia del diagnóstico temprano y el tratamiento médico periódico para el control de esta enfermedad crónica no transmisible.

    La diabetes es una enfermedad lenta, pero agresiva y silenciosa, que está acompañada de factores de riesgo. Los síntomas más comunes -aunque no siempre se presentan- son: sed excesiva y orinar con más frecuencia.

    Existen tres tipos principales de esta patología: 1, 2 y gestacional.

    La diabetes tipo 1, que puede afectar a cualquier edad y suele aparecer en chicos o jóvenes adultos, está causada por una reacción autoinmune, en la que el sistema de defensas del organismo ataca las células productoras de insulina del páncreas. Como resultado, el organismo deja de producir la insulina que necesita. Como tratamiento requiere la administración de insulina (inyectable) a diario con el fin de controlar sus niveles de glucosa en sangre.

    La diabetes tipo 2, en tanto, es la más frecuente y suele aparecer en adultos. En estos casos el organismo puede producir insulina pero, o bien no es suficiente, o el organismo no responde a sus efectos, provocando una acumulación de glucosa en la sangre. Predisponen su desarrollo varios factores: la obesidad, la mala alimentación, la actividad física, la edad avanzada y los antecedentes familiares de diabetes.

    Por último, la diabetes gestacional se caracteriza por hiperglucemia (aumento del azúcar en la sangre) que aparece durante el embarazo y alcanza valores que, pese a ser superiores a los normales, son inferiores a los establecidos para diagnosticar una diabetes. Las mujeres con diabetes gestacional corren mayor riesgo de sufrir complicaciones durante el embarazo y el parto, y de padecer diabetes de tipo 2 en el futuro.


    Subsecretaría de Prensa y Políticas de Comunicación http://www.entrerios.gov.ar/msalud
    Dirección de Relaciones Institucionales y Comunicación (DRIyC)
    Teléfono: 0343 – 4840768

    Lo más leído