Entre Ríos, Home, Paraná, Política

La Caja demandará al Municipio

Es por adicionales que son no remunerativos y sobre los que no se realizan aportes y contribuciones. Igualmente, se los considera para calcular el haber jubilatorio. Son por puntualidad, presentismo y refrigerio. ¿Por qué habría que pagarles esos códigos a un jubilado?, se preguntan desde la Comuna.

 

Fabián Reato / EL DIARIO

 

La Caja de Jubilaciones de la Provincia presentará una demanda judicial contra la Municipalidad de Paraná reclamando aportes y contribuciones, con 10 años de retroactividad, sobre la base de tres adicionales que percibe gran parte de la planta del personal de la Comuna. También se analiza la posibilidad de exigir el descuento de esos valores de la coparticipación al municipio.

 

Así lo confirmó a EL DIARIO el presidente del organismo previsional, Daniel Elías, quien estimó que la demanda podría ser concretada durante los primeros días de diciembre.

 

Los adicionales en cuestión son los de refrigerio, puntualidad y presentismo que perciben los trabajadores municipales y que han sido establecidos como sumas no remunerativas, es decir que no se practican ningún tipo de descuentos sobre esos montos. A pesar de ello, en 2009 un grupo de jubilados de la Municipalidad se presentó para reclamar que sus haberes se calcularan incluyendo esas sumas. La Caja accedió a esa demanda y ahora exige que se realicen los aportes correspondientes.

 

Desde la Municipalidad insisten con que no corresponde hacer aportes sobre esos montos ya que “no se puede pagar presentismo o puntualidad a un jubilado”.

 

Larga data

Según Elías, esta situación de pagar esos adicionales en negro no es nueva. “No fueron creados por esta gestión. Hace mucho tiempo que venimos auditando y reclamando al municipio esos aportes”, aseguró.

 

A partir de 2008, con la reforma constitucional se estableció la prohibición de abonar sumas no remunerativas.

 

“Comenzamos un accionar muy intenso con todos los municipios y tuvimos respuesta positiva de prácticamente todos los que están afiliados a la Caja porque fue un proceso de eliminación de adicionales o transformación de todos los adicionales en remunerativos. En la Municipalidad de Paraná durante la gestión de José Carlos Halle se sancionó una ordenanza en el que se enumeran todos los adicionales, los remunerativos y no remunerativos. En relación a los no remunerativos, en el que están incluidos estos tres, se dice que se va a crear una comisión para que específicamente se vayan transformando en remunerativo. Eso llevó a que nosotros, como Caja, tomáramos un compás de espera para ver cómo funcionaba esa comisión. Lo cierto es que en cuatro años la comisión prácticamente no funcionó, se avanzó muy poco”, relató a EL DIARIO.

 

En 2009, un grupo de jubilados se presentó ante la Caja y pidió que esos adicionales que habían cobrado mientras estaban en actividad se tomaran en cuenta para el cálculo de sus haberes.

 

“Siempre he ido por caminos que no perjudiquen a los jubilados. Y la decisión fue la de reconocer esos adicionales a los jubilados y empezar a pagárselos”, reconoció.

 

Aportantes

Pero por entonces, la relación entre los trabajadores aportantes y los jubilados de la Municipalidad de Paraná era superavitaria, es decir que el monto total de los aportes era superior a los haberes jubilatorios. Sin embargo, en los últimos años esa relación se invirtió y fue ése el motivo que llevó a la Caja a reclamar el pago de los aportes y luego la demanda judicial ante la negativa.

 

“En los primeros meses de la gestión de Sergio Varisco pasan dos cosas importantes: el municipio empieza a ser deficitario en su relación con la Caja y eso es una relación sostenida, porque hay cada vez más jubilados y seguramente se ha frenado el ingreso de trabajadores. Y el Concejo Deliberante dicta una resolución en la que autoriza al servicio contable para que liquide el pago de aportes de esos adicionales”, sostuvo Elías a EL DIARIO.

 

Este año, el Departamento Ejecutivo Municipal a través de un decreto derogó esa resolución y desconoció la potestad del Concejo para tomar esa determinación.

 

“Ese fue el detonante —afirmó el funcionario—. Lo que nos queda es replegarnos y preparar una demanda judicial que estamos terminando para reclamar los aportes y contribuciones devengados por esos tres adicionales. Hemos agotado todas las vías administrativas”.

 

Adelantó además que se analiza la posibilidad de “en adelante, retener de la coparticipación los valores correspondientes”.

 

En cuanto al monto total de la demanda, Elías prefirió no dar precisiones: “No quiero adelantar números. Tampoco es que vamos a salvar la Caja con estos valores pero imagino que van a ser cifras importantes porque prácticamente comprende a todos los trabajadores”.

 

De todos modos, Elías aseguró que preferiría evitar esa demanda.

 

“No es bueno que las distintas organizaciones del Estado estén demandándose. Alguien está haciendo las cosas mal. Ninguno de nosotros estamos designados para demandarnos. Hemos ido dilatando esta situación durante años y hemos visto todas las alternativas. El último desaire fue esta situación con el Concejo Deliberante”, reiteró en relación al decreto municipal.

 

Rechazo de la Municipalidad de Paraná

Al ser consultada por EL DIARIO, Ana Sione, secretaria de la Función Pública y Modernización, rechazó que se deban pagar aportes y contribuciones por esos tres adicionales.

 

“Cómo se le va a pagar presentismo a los jubilados. ¿Qué presentismo tiene un jubilado? ¿Cómo se controla? El trabajador activo si falta lo pierde. La puntualidad es por llegar a las 7 de la mañana en punto. Llega un minuto tarde y lo pierde. ¿Cómo se le va a pagar eso a un jubilado? El jubilado tendría más beneficios que los activos ya que nunca dejarían de percibir esas sumas”, se preguntó la funcionaria municipal.

 

“(El exintendente José Carlos) Halle creó un adicional único y Elías no reclamó nada, ni durante la gestión de Halle ni durante la de (Blanca) Osuna. En esta gestión empezó a reclamar que la municipalidad lo reconociera”, aseveró.

 

Pero además, Sione cuestionó la potestad de Elías para autorizar el pago de esos conceptos a los jubilados: “Él, como presidente de la Caja, decidió pagar a los jubilados el adicional de refrigerio, puntualidad y presentismo. Fue una decisión propia y exclusiva de él. La Ley de Jubilaciones le prohíbe pagar sobre algo que no tenga descuentos”, subrayó.

 

“Quiere sanear la Caja con la decisión política que tomó. Es como que el Intendente tome una decisión y después le eche la culpa al Gobernador. Es responsabilidad de él”, concluyó.