Prorrogaron la domiciliaria al acusado del femicidio de Julieta

179

Fiscalía pidió que sea por 30 días. La querella por 45 días. Ambas propusieron como alternativa la fecha de realización del juicio. La defensa pidió la excarcelación sosteniendo que los riesgos procesales ya no existen. El juez resolvió hacer lugar a la prórroga en los términos en los que lo requirió Fiscalía: en la modalidad de arresto domiciliario, bajo caución de medio millón de pesos y con tobillera electrónica.

 

En una audiencia en la que se reiteraron los mismos argumentos que las partes vienen reproduciendo desde los primeros días de mayo, cuando se realizaron las primeras audiencias en el contexto de la Investigación Penal Preparatoria (IPP) que investiga las circunstancias en las que Julieta Riera cayó al vacío desde un departamento ubicado en el octavo piso de un edificio del centro de Paraná, el juez de Garantías de Paraná, Mauricio Mayer, resolvió prorrogar la prisión preventiva del imputado Jorge Julián Christe, por el plazo de 30 días o hasta la realización de la audiencia de remisión de la causa a juicio, lo que suceda primero.

Mayer hizo lugar al pedido del fiscal Ignacio Aramberry, desestimando lo solicitado por la querellante particular, Corina Beisel, que si bien acordó con los argumentos del fiscal, disintió en el plazo y solciitó que la medida se dictase por 45 días.

La defensa, a cargo de Franco Azziani Cánepa y Ladislao Uzín Olleros, insistió en la excarcelación, pero ante un rechazo de este pedido, instó que se mantenga la medida de coerción en su versión morigerada.

El juez, tras escuchar los argumentos de las partes sostuvo que “no son de recibo los argumentos de la defensa”, que pidió que se acreditaran los riesgos invocados para mantener a su defendido privado de la libertad. El juez explicó que los riesgos son “en grado de probabilidad”.

Así, entendió que los riesgos procesales de peligro de fuga y entorpecimiento de la investigación se mantienen en grado de probabilidad, basados en la gravedad del hecho y las condiciones del imputado.

En este sentido sostuvo que para neutralizarlos, “la herramienta idónea es el arresto domiciliario custodiado por esa importante caución”, prorrogando la medida “tal cual se despachó en su momento por la jueza de cámara”.

En respuesta a los argumentos de la defensa, Mayer señaló que la caución “es un reaseguro de la medida instrumental”. También sostuvo que, como pidió la defensa, no se puede descartar el riesgo de fuga puesto que está en relación directa con la gravedad del hecho y la pena en expectativa; como así también no es posible descartar el comportamiento posterior al hecho desplegado por Christe, ni los celulares recogidos rotos en el departamento que diez días antes del hecho no funcionaban, descartar el amedrentamiento de testigos, la defensa señaló que “sería tonto”, porque entendió que en el cuadro de situación global que comprende al imputado “hay serios elementos que me llevan a pronunciarme que los riesgos están vigentes”.

Respecto del abandono del lugar, el juez lo ponderó como un comportamiento, más allá que haya ido a donde sea, contrario quien de una forma de solidariza, se preocupa por la persona, y añadió que “él sabía más que nadie qué pasó con ese cuerpo” que cayó de la altura.

Asimismo sostuvo que teniendo celular su conducta constituye un abandono del lugar. También especuló con que en el juicio se podría probar que tuvo pánico, que fue presa del miedo y se fue, lo que será un elemento a valorar en el juicio.

Ayer sostuvo: “Acá lo valoro como un rasgo constitutivo de la personalidad, no lo puedo valorar en su favor como una persona respetuosa del Derecho”.

Respecto del amedrentamiento testigos, en perspectiva de un pronóstico puede darse o no, señaló que “no es descabellado que para mejorar su situación” lo haga.

Caso Riera: audiencia de Prórroga de Prisión Preventiva para Christe