Schwartzman venció al canadiense Auger-Aliassime y se metió en la final del ATP de Colonia, fue por 6-4, 5-7 y 6-4 y así se instaló en la décima definición de su carrera. El argentino no mostró su mejor versión, pero le alcanzó para acceder al partido decisivo. Este dimingo lo espera el máximo favorito, el alemán Zverev.

El tenista argentino Diego Schwartzman venció al canadiense Félix Auger-Aliassime por 6-4, 5-7 y 6-4 y se instaló en la final del ATP 250 de Colonia, que repartirá premios por 271.345 euros y dio comienzo a la gira europea sobre superficie rápida y bajo techo.

Este domingo a Schwartzman lo espera el máximo favorito al título, el alemán Alex Zverev (7°), que en primer turno derrotó al italiano Jannick Sinner (46°) por 7-6 (3) y 6-3.

El partido

El Peque comenzó muy bien, quebrando el saque de un adversario, ya mostrando solidez desde la base del cemento gris, mandando sin errores, mientras que el canadiense buscaba puntos más cortos, con los consecuentes errores no forzados. Resultó un set quirúrgico para el argentino, que tras quebrar en la única chance que tuvo, luego se quedó con todos sus games de saque para imponerse por 6-4 en 39 minutos.

En el segundo set, el argentino debió vestirse de favorito. Porque luego del 1-0 a favor del canadiense, sufrió dos breaks points cuando sacaba 15-40 y logró levantarlos con carácter. Desde ese momento, Peque volvió a tomar el dominio del encuentro, pegándole desde el fondo a todas las pelotas que le devolvía su rival. En el game siguiente, fue Auger-Aliassime el que sacó 15-40, pero solo bancó hasta el 30. Schwartzman le quebró. Aunque no pudo completar la faena cuando sacaba 5-4: el canadiense le rompió el servicio por primera vez y luego nuevamente para equilibrar la historia.

En el tercero ya parecía que se medían dos jugadores de mitad del ranking, a los que les pesaba la responsabilidad de ganar sus servicios. Increíblemente Auger-Aliassime sacó 40-0, pero equivocó el camino para cerrarlo: un par de drops mal tirados, una doble falta, y el game se le fue. Chance para el Peque, pero también le quebraron, para hacer lo mismo al siguiente, y poder liquidarlo en el último.

Con rival en Viena

Schwartzman enfrentará al serbio Dusan Lajovic en la ronda inicial del ATP 500 de Viena, que se jugará la semana próxima y tendrá como máximo favorito a Novak Djokovic, el número uno del mundo, según arrojó el sorteo del cuadro principal efectuado ayer.

Schwartzman, noveno en el ranking mundial de la ATP, comenzará su participación en el certamen que se jugará sobre superficie rápida y bajo techo ante Lajovic (25), un rival al que le ganó tres veces, en Estambul 2017, y las ediciones 2018 y 2020 del abierto de Australia, y con el que perdió en una ocasión, en la serie de Copa Davis jugada en el predio de Tecnólopolis en 2015, que Argentina le ganó a Serbia.

En el caso de avanzar a los octavos de final, el Peque se encontraría con el ganador del cruce entre el polaco Hubert Hurkacz (31) y un tenista surgido de la clasificación.