25.5 C
Paraná
martes, noviembre 19, 2019
  • Paraná
Más

    El Anfiteatro tendrá más baños, vereda perimetral y una nueva pantalla de cine

    Actualmente se realizan trabajos en taludes y contención de las barrancas. Fue inaugurado en 1985, en la zona conocida como Boca del Tigre.

    Desde hace un mes, la empresa adjudicataria de la licitación pública municipal lleva adelante la reconstrucción del anfiteatro Héctor Santángelo del Parque Urquiza.

    El coliseo a cielo abierto, construido en la depresión natural denominada Boca del Tigre y habilitado en 1985, en los últimos años sufrió deterioros y deslizamientos, producto de la falta de tareas de mantenimiento.

    Escalinatas que se interrumpen abruptamente por haber sido arrastradas por la barranca, quiebres y desniveles en tramos peatonales; deslizamientos en los sectores medios y bajos; problemas de drenajes, son los principales inconvenientes detectados, que ahora están siendo sometidos a distintas intervenciones.

    Por un lado, se trabaja en la reconstrucción de las barrancas sobre el sector este del anfiteatro, y se reparan las cañerías de desagües que atraviesan la zona.

    Al mismo tiempo, en el sector alto se procede a la construcción de un nuevo módulo sanitario -sobre el sector oeste, a la altura del nivel de la calle- y se extiende una nueva vereda en todo el entorno del lugar, que será de aproximadamente unos 200 metros.

    Además, dentro del coliseo, otros operarios tienen a su cargo la refacción de los camarines y los baños existentes.

    El proyecto de obra contempla la estabilización de la barranca, la limpieza y desobstrucción de conductos de desagües; el mejoramiento de taludes y arreglos de escaleras; la refacción y reacondicionamiento de los baños existentes generales y de camarines, y la construcción de sanitarios para el teatro, público en general y también para discapacitados.

    Esos aspectos de infraestructura se complementarán con la instalación de una pantalla de cine y un nuevo sistema de sonido de última generación y la colocación de luces LED.

    Además, se reconstruirá la cámara de desagüe al pie de la barranca, sellando las fisuras y evitando el derramamiento de agua hacia el muro y pasillo de circulación. Lo mismo se hará para el pasillo de circulación superior y escaleras.

    En cuanto al tratamiento de los taludes, el criterio es de no remover grandes cantidades de suelo, solo donde el proyecto urbanístico lo requiera, además de las excavaciones que requieran los drenajes y cámaras de inspección. En algunos sectores permite solamente el reperfilado del talud natural. En otros sectores, el relleno de zonas deprimidas.

    Lo más leído