23.9 C
Paraná
lunes, octubre 26, 2020
  • Paraná
  • Nosotros
Más

    Por lo menos hasta mañana Paraná seguirá sin colectivos

    La Secretaría de Trabajo dictó la conciliación el viernes y rige desde ayer y por 15 días. Pero la UTA desconoce esa medida y argumenta que no se aplica en una situación de deuda salarial sino de conflicto de intereses. El lunes a las 18 habría una audiencia para retomar el diálogo.

     

    REDACCION EL DIARIO
    [email protected]

    Los choferes de colectivos afiliados en la Unión Tranviarios Automotor (UTA) no acataron la conciliación obligatoria dictada el viernes por la Secretaría de Trabajo de la Provincia, en el marco del conflicto con la empresa Buses Paraná por falta de pago de salarios.
    La medida de fuerza de paro total de colectivos comenzó el viernes a las 18 hasta tanto la empresa complete el pago de la totalidad de los haberes. Por su parte, la Secretaría de Trabajo dictaminó la conciliación que tiene vigencia desde las 0 horas de ayer y por 15 días. Pero desde la UTA ya habían adelantado que no iban a acatar ninguna medida de ese tipo: “La conciliación obligatoria no cabe en esta situación, porque hay una deuda. La conciliación se puede aplicar cuando hay un conflicto de intereses, pero no cuando es de derechos, como es esto. Hay una deuda. Hemos sido permanentemente flexibles, acatamos todas las decisiones, pero hoy no hemos encontrado solución por lo que nos encontramos en esta situación lamentable para los trabajadores de transporte que no pueden percibir sus haberes, y lamentable también para los usuarios que no van a tener transporte”, se afirmó desde el gremio cuando se anunció el paro de colectivos.
    Al ser consultado por Elonce.com, el secretario Gremial de UTA, Sergio Groh, indicó que ayer por la mañana, «los colectivos no salieron» y que se mantiene la retención de servicios «hasta que completen el primer 50 % del sueldo», manifestó.
    Mientras, los usuarios padecen otra medida de fuerza que deja sin transporte público a la ciudad capital de la provincia.

    Interés general

    La resolución de la Secretaría de Trabajo en relación al conflicto suscitado se basa en poner atención a la restitución del servicio público y priorizando “el interés general”.
    “Encontrándose actualmente resentidos los derechos elementales de la ciudadanía, dado la imposibilidad de trasladarse a través del transporte público, resulta imprescindible y urgente recomponer un mecanismo de diálogo que permita buscar soluciones consensuadas al presente conflicto”, se sostiene en la resolución 552 firmada por el secretario de Trabajo, Ángel Zacarias.
    “En circunstancias como las que nos ocupa también debe priorizarse el interés general, ya que a partir de la reforma de la Constitución Nacional del año 1994 se establecieron en esta materia relaciones de coordinación y no de supremacía, entre los derechos constitucionalmente garantizados de huelga y los de protección al conjunto de la comunidad de forma tal de armonizar sus disposiciones”, se destacó.
    Además, más adelante se aclaró: “Debe dejarse claramente sentado que el objetivo primordial del actual procedimiento, no solo es tratar de avenir a las partes a fin de que lleguen a un acuerdo que solucione un conflicto de origen, sino y en primer término garantizar la paz social en virtud de la necesidad pública de contrarrestar los posibles desbordes en que puedan incurrir las partes”.
    En el mismo acto, Trabajo convocó a una audiencia de conciliación para mañana a las 18 en su sede de calle Buenos Aires.

    Grave situación

    Por su parte, desde Buses Paraná se hizo referencia “a la grave situación que viene atravesando el sistema de transporte de pasajeros, producto del déficit operativo que padece desde hace largo tiempo, la falta de compensaciones adecuadas que permitan la continuidad de los servicios desde el inicio del ASPO, lo que nos ha obligado a sostenernos con la mitad de los aportes que percibían las empresas durante el año 2018 y con tarifas que datan de una estructura de costos del año 2019”.
    También, la concesionaria afirmó que esa situación se ve agravada ante “la falta de aportes nacionales a la fecha”, sumado a “la falta de aportes a la fecha de los compromisos asumidos por el Gobierno Provincial de hacerse cargo de por lo menos el 50% de las acreencias que percibían las empresas durante el año 2018, correspondientes al período septiembre/20 y la carencia de aportes municipales adicionales que permitan compensar déficit”.
    Afirmó la empresa que realizó un adelanto salarial “mediante el aporte de una suma fija de $ 10.000 en fecha 06/10 y un nuevo aporte por el mismo concepto de $ 10.000 que se liquidaron en el día de la fecha (16/10)”. Señaló después Buses Paraná que esos pagos fueron “un nuevo compromiso financiero de las concesionarias que integran la Agrupación en forma particular y sin ningún tipo de apoyo estatal, cercana a $ 10.000.000, con el único objeto de sostener a sus trabajadores y mantener la paz social, aún a costa de nuevos endeudamientos e incumplimientos de otras obligaciones”.
    En otro punto, se hizo referencia a “la drástica caída de pasajeros transportados, cercana al 90% de los registrados en similares períodos anteriores, resultando inevitable reconocer que, en la práctica, se ha afectado de modo terminal la posibilidad de afrontar las obligaciones necesarias para mantener en funcionamiento el sistema”.
    Finalmente, Buses Paraná Agrupación advirtió sobre “el peligro concreto e inminente de que nuestra actividad se paralice por completo ante la imposibilidad de atender los salarios de nuestros trabajadores y las mínimas condiciones financieras que permitan acceder a los insumos básicos de la operación”.

    Colectivos: conciliación obligatoria, el lunes 19 hay otra reunión

    Lo más leído