El rugby sudamericano volvió con victoria de Argentina XV y presencia paranaense

86

Con el paranaense Javier Ortega Desio en la tercera línea, Argentina XV logró sobre el epílogo una ajustada conquista sobre Chile, por 25-24, en el inicio del Sudamericano de Mayores que comenzó a disputarse ayer en Montevideo.

En el marco del comienzo del Sudamericano 4 Naciones que se desarrolla en el estadio Charrúa de Montevideo, Argentina XV derrotó a Chile por 25-24, con un penal del rosarino Teo Castiglioni cuando moría el encuentro que tuvo un desarrollo atractivo y marcador cambiante a lo largo de toda la disputa.

De la cita fue parte el paranaense Javier Ortega Desio, quien promedió unos 65 minutos de juego, desde el arranque.

Argentina XV se hizo fuerte en el line y el maul pero le costó tener fluidez -algo que podía pasar- en el juego desplegado.

Con dos tries por lado en esa etapa, por afiera con la aparición de sus backs por el lado chileno y con el maul por el lado argentino- la eficiencia de Videla en sus envíos a los palos marcó la diferencia en el 18-12 parcial favorable a los chilenos.

La segunda parte tuvo mejoras por parte de Argentina XV, con un juego que sí empezó a fluir. Sin embargo, la energía defensiva de Chile XV y sobre todo, el orden y la tranquilidad, los pusieron al borde de una victoria histórica, que sólo cedió al final.

El back de Gimnasia y Esgrima de Rosario, Postiglioni, acertó un penal a los palos con el tiempo cumplido y así, con lo justo y por la mínima, Argentina Xv doblegó a Chile XV, que por lo que mostró en campo, mereció mejor suerte.

SENSACIONES

«Mostramos muy poco rugby. Diría que nuestro rugby fue inexistentes. No estuvimos en la cancha. Nos queda mucho por mejorar», indicó el DT, Ignacio Fernández Lobbe. «Tenemos que hacer una profunda autocritica, recuperarnos fisicamente y prepararnos de la mejor manera para el próximo partido», añadió.

A su turno, el capitán Tomás Cubilla, sostuvo: «Creo que hubo muchas ansias y que las mismas nos jugaron en contra en el primer tiempo y no pudimos plantear nada de lo que queríamos».

«En el segundo tiempo salimos con otra cara, pero con imprecisiones. De todas formas pienso que lo terminamos bien», comentó y afirmó: «Era lógico que hubiera imprecisiones y muchas pelotas en el piso… para nosotros, lo imporante era jugar, ya que no muchos tienen este privilegio hoy en día».