11.1 C
Paraná
miércoles, octubre 28, 2020
  • Paraná
  • Nosotros
Más

    Prevén que no habrá problemas en la toma de agua por la altura del río

    El Paraná ronda el metro de altura en el marco de una bajante histórica y sostenida. Pero desde Obras Sanitarias garantizaron que no se deberían generar problemas en el suministro con esos registros. Avanzan en la instalación de pozos semisurgentes y estaciones de rebombeo.

     

    Redacción EL DIARIO / [email protected]

     

    El río Paraná atraviesa una situación de bajante sostenida que no se registra desde 1905 y prevén que a causa del fenómeno de La Niña se podría mantener hasta el año que viene.

    Eso afecta notablemente la provisión de agua para ser potabilizada en todas las ciudades costeras y también, obviamente, a la capital entrerriana.

    Por eso, la Municipalidad realiza trabajos de dragado para mantener el canal. Esto permite que el agua del río ingrese al muelle 1 -el más antiguo-, que cuenta con una bomba extractora que aporta el suministro para potabilizar en la planta de avenida Ramírez.

    En ese marco, desde la Comuna se estimó que de mantenerse el río en los niveles actuales (alrededor de 1 metro) no habría problemas durante el verano para garantizar la provisión de agua. Además, se informó sobre la instalación de 10 pozos semisurgentes que aportan un porcentaje mínimo de agua a los centros de distribución a fin de mejorar la presión.

    Cuando se anunciaron esas obras, los vecinos de la zona sur expresaron su oposición a esa instalación argumentando que afectaría el sabor del agua y provocaría daños en las cañerías. Pero desde la Comuna se aclaró que el porcentaje de agua salobre rondará el 10%, no será permanente sino solo en los lapsos en que decae la presión y por eso no debería ser diferente la calidad del agua potable.

    Provisión normal

    “Por ahora, la provisión de agua está normal. El río está hoy en 1 metro así que a nosotros no nos dificulta en nada. Aprovechamos a hacer una profundización del canal en La Toma, en la zona del Muelle 1, que es el que trae agua hasta la planta de Bulevar Ramírez y la semana que viene se va a estar limpiando donde está la bomba. Pero en este momento no tenemos problemas”, aseguró en diálogo con EL DIARIO Juan Pablo Arroyo, titular de Obras Sanitarias de la Municipalidad. Asimismo, el funcionario indicó que está previsto que durante el período estival no descienda esa altura del río.

    “Hay una promesa a nivel de la Cancillería y de las represas en mantener el nivel del río más o menos en 1 metro. En esa altura no tenemos problemas”, destacó Arroyo.

    Al ser consultado si se han registrado cortes en el suministro en los últimos días a causa de problemas en el suministro, respondió: “No, cortes importantes no. Puede haber habido cortes por algún arreglo puntual. Pero cortes prolongados no ha habido. En este momento, en la última semana no hemos tenido ningún corte importante como para decir que se quede alguna zona de la ciudad sin agua”.

     

    Pozos

     

    Con respecto a la instalación de pozos en la zona sur, Arroyo informó: “Se está trabajando en los pozos. Son cuatro pozos recuperados que ya están listos y son 10 nuevos. De los 10 nuevos hay seis que están casi terminados, solo falta algo de la obra civil, y cuatro que se terminarán en los próximos días. La idea que es que suministren agua a los centros distribuidores y que ahí se mezclen. Será un aporte de entre un 8 y 10% de agua de pozo con más del 90% de agua de la red. La importancia de los pozos es que sirvan para aumentar la presión en la zona en la que tenemos problemas. No es porque tengamos falta de agua sino porque tenemos falta de presión. La idea con los pozos es inyectar un poco de presión. Pero en esas proporciones no se debería sentir la diferencia. Por ahí, la duda de los vecinos es si tendrá gusto diferente el agua. En esa proporción no debería sentirse. Según las consultas que hemos hecho con especialistas nos dicen que no debería haber ningún inconveniente”, aseveró.

    Posteriormente, aclaró: “Los pozos solamente aportan agua en el momento que se necesita. No estarán aportando agua todo el año ni todo el verano. Aportan agua en el momento en que se necesita. Cuando no es necesario, cortan. Eso se regula automáticamente”.

     

    Problemas históricos

     

    Los pozos semisurgentes que se están instalando funcionarán en la zona de Kilómetro 5 y ½, Escuela Tabaré, calle Balbín, la zona del Ejército. Están concentrados en una zona y cerca de los centros distribuidores.

    En relación a la problemática que históricamente sufren los barrios de esa zona en la provisión de agua potable, Arroyo explicó que se debe a “cuestiones geográficas, de distancia, a problemas de relieve de la zona, también de la red porque hay cañerías viejas. Han crecido algunos barrios, asentamientos que no están declarados y están extrayendo agua de la red. Ha ido creciendo la ciudad”.

    Más adelante aclaró que “no está previsto instalar otros pozos. Lo que sí está previsto y está funcionando y lo hemos probando en Avenida de Las Américas y Crisólogo Larralde son las estaciones de rebombeo y los vecinos de zona de Kilómetro 5 1/2 , Barrio Los Cedros, empiezan a notar que en los últimos días han tenido mejor presión de agua. Por ejemplo, hasta hace un tiempo sólo tenían presión a la noche para llenar los tanques. Ahora empiezan a notar presión. Eso no es un pozo sino una estación de bombeo que a medida que llega el agua le incrementa la fuerza y levanta la presión. La idea es para el año que viene instalar en dos puntos más de la ciudad otras estaciones de rebombeo. Lo que hacen es ayudar a la presión del agua sin necesidad de pozos. Por ejemplo, en la zona del Seminario y en zonas bajas de la ciudad”.

     

     

    Lo más leído