Por atraso en el pago de haberes el transporte urbano está de paro

78
Foto: Marcelo Miño. EL DIARIO.

Los trabajadores de las dos empresas del servicio de transporte urbano realizan desde ayer un paro de actividades ante la falta de pago de haberes. Los empresarios informaron que hicieron dos adelantos salariales a pesar de no haber recibido los fondos que Nación y Provincia deben enviarles para hacer frente a estos compromisos. Advirtieron sobre la posibilidad que el servicio se paralice por completo a raíz de las dificultades que atraviesan.

Redacción EL DIARIO / [email protected]

 

Al dar a conocer la decisión adoptada, el secretario Gremial de UTA, Sergio Groh, confirmó que “hay un atraso de parte del Estado provincial porque no transfirió los fondos a la empresa que se destinan al pago de la primera mitad de los haberes”. En consecuencia el dirigente aludió a “una cadena de incumplimientos”.

Ayer, el gremio en conjunto con los delegados había hecho conocer que aguardarían hasta las 18 alguna novedad en materia salarial y que en caso de no producirse, empezarían con una retención de servicios “hasta que aparezcan los fondos para abonar los salarios, por lo menos el 50%”, dijo Groh a EL DIARIO.

Por su parte, el empresario Marcelo Lischet confirmó a El Diario que, de acuerdo a un acta firmada en la Dirección de Trabajo, con los fondos que debe girar la Provincia se paga el 50 % del sueldo y el saldo con  los aportes de la Nación, pero “ninguna de las dos (transferencias) se realizaron”.

Frente a estos acontecimientos, los empresarios han vuelto a plantear una situación compleja y de fondo.

GRAVE SITUACIÓN. En esos términos, las empresas definen el panorama que viene atravesando el sistema de transporte de pasajeros, “producto del déficit operativo que padece desde hace largo tiempo y la falta de compensaciones adecuadas que permitan la continuidad de los servicios desde el inicio del ASPO, lo que nos ha obligado a sostenernos con la mitad de los aportes que percibían las empresas durante el año 2018 y con tarifas que datan de una estructura de costos del año 2019”.

Como un agravante presentan “la falta de aportes nacionales a la fecha que debieron transferirse a la jurisdicción, en el marco de la Resolución 196/20 del Ministerio de Transporte de la Nación, correspondientes a la cuarta cuota del período agosto/20, necesarios para cubrir los compromisos salariales conforme acuerdos suscriptos ante el Ministerio de Trabajo de la Nación entre UTA y Fatap, sumado a la falta de aportes a la fecha de los compromisos asumidos por el Gobierno Provincial de hacerse cargo de por lo menos el 50 % de las acreencias que percibían las empresas durante el año 2018, correspondientes al período septiembre/20 y la carencia de aportes municipales adiciones que permitan compensar déficit”.

Días atrás, Groh había manifestado a El Diario que los trabajadores habían cobrado “muy poco” de los salarios correspondientes a septiembre.  Al respecto, las empresas informaron que han realizado un adelanto salarial mediante el aporte de una suma fija de $ 10.000 el 6 de octubre y un nuevo aporte por el mismo concepto de $ 10.000, que se liquidaron este viernes 16 para cada trabajador, “lo que representa –destacaron- un nuevo compromiso financiero de las concesionarias que integran la Agrupación Buses Paraná en forma particular y sin ningún tipo de apoyo estatal, cercano a $ 10.000.000, con el único objeto de sostener a sus trabajadores y mantener la paz social, aún a costa de nuevos endeudamientos e incumplimientos de otras obligaciones”.

TERMINAL. En la información proporcionada desde las empresas, señalaron también como “un dato objetivo de la realidad, que los trabajadores conocen y verifican diariamente” a la “drástica caída de pasajeros transportados, cercana al 90% de los registrados en similares períodos anteriores, resultando inevitable reconocer que, en la práctica, se ha afectado de modo terminal la posibilidad de afrontar las obligaciones necesarias para mantener en funcionamiento el sistema”.

Advirtieron que esa agrupación ha agotado todas las instancias de gestión posibles ante organismos nacionales, provinciales y municipales, en la búsqueda de mayores compromisos que permitan sostener la actividad bajo las mínimas condiciones de operativas en la emergencia y salariales, tal como ocurre en otras jurisdicciones, a pesar de lo cual “la problemática del sector no encuentra aún una respuesta que permita garantizar la regularidad y continuidad de los servicios”.

En síntesis, una vez más, desde las empresas advirtieron “el peligro concreto e inminente de que nuestra actividad se paralice por completo ante la imposibilidad de atender los salarios de nuestros trabajadores y las mínimas condiciones financieras que permitan acceder a los insumos básicos de la operación”.

 

Colectivos: Choferes anticipan retención de servicios en caso de no cobrar sueldos