22.6 C
Paraná
miércoles, diciembre 2, 2020
  • Nosotros
Más

    #Entrevista: Octubre, mes de la prevención del cáncer de mama

    Octubre es conocido mundialmente como el mes de la prevención del cáncer de mama. NOSOTROS dialogó con una especialista en el tema para acercarte la información que tenés que saber para prevenir la enfermedad o acceder a un tratamiento de manera rápida.

     

    Textos: Aldana Badano

     

    Verónica Vilchez es especialista en oncología clínica y clínica médica. Hace 8 años que trabaja como oncóloga clínica en Paraná. Estudió en la Universidad Nacional de Rosario e hizo 4 años de residencia en el Hospital San Martin de Paraná.

    La Dra. Vilchez dice: «Amo mi profesión, amo lo que hago. Soy feliz trabajando en esto y ayudando a la gente. Creo que la prevención es una carta fundamental y una herramienta primordial para poder tener mejores resultados en el futuro en lo que respecta al cáncer».

    Luego agrega: «Soy una convencida de que es una responsabilidad médica y social contar cuáles son los métodos de prevención e informar cómo acceder a los tratamientos curativos y a los estudios para el diagnóstico precoz».

    –¿Qué estadísticas existen actualmente sobre el cáncer de mama en nuestra provincia? ¿y en el territorio nacional?

    –La mortalidad por cáncer de mama en Argentina ha disminuido de manera sostenida y estadísticamente significativa desde 1996 al 2018 y probablemente esto tenga que ver con el diagnóstico precoz, lo que nos permite llegar a un porcentaje más alto de mujeres que pueden acceder a un tratamiento curativo.

    –¿Cuáles son los métodos de prevención del cáncer de mama?

    –En cuanto a la prevención, las recomendaciones del Instituto Nacional del Cáncer consisten básicamente en los estudios rutinarios. Todas las mujeres entre 50 y 70 años que no tienen enfermedades mamarias previas y que no tienen antecedentes familiares o que no han tenido síntomas, deben realizar una mamografía anual.

    En el caso de la presencia de antecedentes familiares o que tengan alguna irregularidad en la mama es fundamental conversarlo con el médico para evaluar el inicio de manera más temprana para los controles. Igualmente la recomendación es que todas las mujeres anualmente hagan su control ginecológico con el Papanicolaou (PAP) incluido.

    El mismo se realiza todos los años a partir del comienzo de las relaciones sexuales, o a partir de los 25 años y el ginecólogo hace la evaluación mamaria y el pedido de los estudios de control mamario para cada caso en particular.

    –¿Cuáles son las personas más propensas a padecer esta enfermedad?

    –Es importante, más allá de la mamografía que nos va a permitir la detección temprana de alguna patología, la reducción de factores de riesgo que son hábitos modificables que tienen que ver con un cambio de estilo de vida como por ejemplo: la actividad física al menos tres veces por semana, no fumar, llevar una dieta baja en contenido graso y mayor consumo de frutas, vegetales, fibras y cereales, moderar la ingesta de alcohol y mantener un peso dentro de los límites de la normalidad, que son adaptables a cada contextura. Sabemos que la obesidad y el sedentarismo son factores de riesgo para la patología oncológica.

    La enfermedad aumenta a partir de los 50 años y por eso esta es la edad de inicio de los estudios específicos. A su vez, es importante aclarar que los hombres también pueden padecer cáncer de mama, pero solo el 1% de cáncer de mama aparece en los hombres, es por eso que las campañas están dirigidas a las mujeres.

    No porque el hombre no lo pueda padecer, sino porque es muy bajo el porcentaje de hombres que padecen la enfermedad y generalmente tiene que ver con la historia familiar.

    Entre un  10 y un 15% de cáncer de mama tiene que ver con heredar la enfermedad. Es muy importante resaltar eso porque quiere decir que el mayor porcentaje de los casos no son hereditarios y que se puede dar en cualquier persona más allá de las patologías sufridas por su familia.

    –¿Disminuyeron los controles mamarios por la pandemia?

    –Al comienzo de la cuarentena frenamos los controles y las consultas que no eran urgentes pero ahora estamos incentivando e invitando a la población a que se acerque y reinicie sus controles para acceder a su consulta anual tanto para la patología mamaria como el resto de estudios rutinarios, siempre teniendo los cuidados pertinentes. Podemos acceder a los controles sin ponernos en riesgo ni a nosotros ni a los otros.

    –¿En tus años de experiencia como profesional de la salud notás un incremento de consulta de los métodos de prevención de la enfermedad como los estudios rutinarios?

    –Hay un aumento de la incidencia de casos pero existe una disminución de la mortalidad. Si uno lo mira objetivamente puede leer que estamos logrando diagnosticar este tumor de manera más precoz y eso nos tiene que permitir curar más pacientes. Si diagnosticamos más pero mueren menos es porque estamos haciendo bien el trabajo de la prevención.

    Creo que queda mucho por mejorar y hablo como trabajadora de salud, médica, oncóloga y como mujer. Debemos informar más y debemos acercarnos mucho más a la población para que todos sepamos qué es lo que tenemos que hacer para cuidar a la salud.

    –¿Dónde se pueden realizar los estudios de manera gratuita?

    –En el Hospital San Martin de la ciudad de Paraná. Allí se realizan mamografías y ecografías mamarias y en octubre siempre se trata de fomentar la consulta, este año se está dosificando la demanda para mantener un orden y no poner en riesgo a nadie.

    –¿Te desempeñás en alguna organización que acompañe a personas que padecen cáncer?

    –Hace un año, con un grupo de pacientes y familiares y otros colegas trabajadores de la salud, formamos una organización que se llama AICER, Asociación Integral Cáncer de Entre Ríos.

    Es una asociación sin fines de lucro que tiene el objetivo de llegar a la población con actividades que tienen que ver con la prevención, concientización, poder dar un espacio de información y contención para los pacientes que están atravesando esta enfermedad.

    Tenemos nuestra personería jurídica desde hace un año y aun no contamos con espacio físico pero trabajamos a través de las redes sociales. Cuando hice mi residencia de oncología en Fleming recibí la beca de Fundación Cáncer (FUCA) y gracias a ellos me pude formar yo y muchos oncólogos del interior.

    Ahí aprendí mucho de lo que soy hoy como oncóloga y a acercarme a la población y a tener interés en estas actividades de la prevención.

    En AICER intento replicar esos conocimientos y la experiencia de ser médico más allá de lo científico, sino más bien como humano, como mamá, como esposa, como hija, como ser humano, entendiendo que soy una mujer que también se hace los estudios de prevención.

    Autoexamen

    “El autoexamen como inicio es un método útil  pero nunca debe reemplazar la mamografía anual y el control ginecológico. El autoexamen es un modo de que la mujer tome contacto con el propio cuerpo y tome dimensión y conozca y que esto actúe como gatillo para motivar la consulta médica y su auto cuidado. Creo que en el registro del propio cuerpo reside la importancia del auto examen”, dice la doctora Vilchez.

     

    Lo más leído