Triatlón: Álvarez recobra fuerzas y pretende ir por más

133

El triatleta concordiense Federico Álvarez se entrena intensamente con la mente puesta en el Ironman de Hawái. A raíz de la pandemia, la competencia fue pospuesta para la próxima temporada.

A finales del año que pasó, se disputó en Mar del Plata el Campeonato Sudamericano de Ironman, el cual otorgaba plazas para el Mundial de la especialidad que se debía celebrar este 2020.

La competencia tuvo una destacada labor del concordiense Federico Álvarez, quien se ubicó en el puesto 22 de la general con un tiempo de 9 horas 21’ 24”, para llegar en el octavo puesto de la categoría de 35 a 39 años. Esta actuación, le sirvió al deportista para quedarse con una de las plazas para la cita mundialista de Kona, Hawai.

“En este 2020 tenía como objetivo el Ironman de Hawái, pero por la pandemia se pospuso para el 9 de octubre del 2021”, contó el triatleta entrerriano y agregó: “Esto hace que la espera sea un poco larga, pero a la vez me da tiempo para organizarme mejor desde lo económico”.

Por otra parte, Álvarez, explicó como sobrellevó el aislamiento obligatorio que había decretado el gobierno nacional, antes de que se reanuden las actividades deportivas que él practica.

“Los primeros días del aislamiento me los tomé como descanso porque venía bastante cansado preparando el Half Triatlón Concordia”, que se debía celebrar en abril pero “al recibir la noticia que se había suspendido decidí parar un poco y aprovechar para hacer otras cosas con la familia y en casa”, comentó Álvarez en diálogo con Diario Río Uruguay.

“Cuando el aislamiento se extendió empecé a entrenar, una vez al día, haciendo bicicleta en rodillo, circuitos de fuerza y un poco de trote en el patio de casa”, señaló el deportista. Y agregó que “con eso me mantuve hasta que se habilitaron las salidas para correr y bicicleta”, dijo.

A su vez, remarcó que “ahora ya me encuentro entrenando fuerte y en muy buen ritmo”, teniendo en cuenta que “gracias a lo que puede hacer entrenando en casa no me costó mucho volver a estar en nivel”. De todas formas “al no haber competencia, si un día no puedo entrenar no pasa nada y no me pongo tan estricto sino que estoy un poco más relajado”.