El deporte como herramienta para evitar la inseguridad

571
En Lomas I hay ocho torres, donde viven 1200 personas. Foto: Marcelo Miño. EL DIARIO.

El barrio Lomas del Mirador históricamente fue visto como uno de los más complicados por la inseguridad en la ciudad de Paraná; sin embargo hoy vamos a conocer el trabajo que viene realizando la comisión vecinal Lomas del Mirador I para evitar la delincuencia y ofrecer a los jóvenes contención a través del deporte.

Santiago Dalzotto / [email protected]

 

Como todas las construcciones, en Lomas se fueron desgastando con el paso de los años y la falta de mantenimiento, y también en ese aspecto desde la vecinal se busca volver a poner en valor la fachada del barrio para que todos los vecinos puedan vivir dignamente como se merecen.

EL DIARIO estuvo en el barrio Lomas del Mirador I y acompañado por el presidente de la comisión vecinal, Patricio Isaurralde, recorrió las calles del barrio que está compuesto por ocho torres edilicias en donde habitan alrededor de 1.200 personas.

“Amo mi barrio y me dedico a la política del barrio exclusivamente sólo por amor al barrio y por el deporte, porque no tenemos contención para los niños que es lo más importante, entendiendo que el deporte salva a las personas”, afirmó Isaurralde que vive desde su infancia en el lugar.

La vecinal Lomas del Mirador I comprende desde la esquina de avenida Churruarín y Gobernador Crespo hasta Manuel Marchesse, Cesario B. de Quirós y Celia Torrá. Andrés Longo e Israel Hoffman son las calles internas más importantes.

 

ACTIVIDAD.

Consultado sobre el trabajo en el barrio a través de la vecinal, Isaurralde expresó que “más allá de que tenemos la traba de la pandemia, hemos hecho desde que iniciamos la gestión varias notas de pedidos ante el municipio, de las cuales nos respondieron un 10% de lo que necesitamos”, subrayó el entrevistado y agregó que “siempre se hacen cosas con el pensamiento positivo para avanzar y mejorar, para volver a tener el espíritu del barrio que teníamos antes y el barrio que nos merecemos”.

Por otra parte, consultado sobre la participación de los vecinos en la vecinal y los trabajos que vienen realizando indicó que “desde que asumimos en el mes de enero estamos a full, la pandemia nos frena y no podemos realizar reuniones o juntarnos con la gente, pero de igual manera tenemos una página de Facebook en la cual invitamos a la gente a que participe”.

En el barrio necesitan más contenedores para la basura.

CAMBIOS.

La renovada gestión de la vecinal tiene muchos proyectos y desafíos por delante que necesitan de la colaboración de todos los vecinos. Uno de sus principales objetivos es poder reflotar el barrio y realizar trabajos de limpieza y pintura en las torres para poder dejarlo como era en sus inicios.

“El principal motivo por el que me volqué a la política por el barrio fue para poder mejorarlo”, señaló el presidente de la comisión vecinal y agregó que “el barrio no fue cambiando sino que se fue desintegrando para mal de lo que era la parte original. Se fue degradando durante 40 años porque si bien algunas gestiones hicieron cosas, no se hicieron los trabajos que realmente había que hacer”, aseguró.

–¿Cuál es el principal desafío de la vecinal?

–Comprometer a toda la gente para que ayude a hacer las cosas, porque si no tenemos colaboración de la gente no hay futuro en el barrio. Necesitamos contagiar ese espíritu positivo.

–¿Con qué servicios públicos cuenta el barrio?

–El principal inconveniente en algunos sectores son las cloacas que se encuentran desbordadas y la falta de contenedores de residuos. El problema de cloacas lo tenemos en los sectores de abajo, en la unión sobre calle Gobernador Crespo.

En lo que es iluminación del barrio estamos bien. Se hizo el pedido de 15 contenedores en el mes de enero y todavía no tuvimos respuestas, más allá de que tenemos buena relación con la municipalidad, entendemos la crisis por la que atraviesa el municipio y estamos esperanzados de que podamos tener respuestas positivas.

EL DIARIO recorrió la zona acompañado por integrantes de la vecinal y el reconocido exjugador “Chirola” Almada. Foto: Marcelo Miño. EL DIARIO.

SEGURIDAD.

Históricamente Lomas del Mirador y sus zonas aledañas fueron vistas con una mirada especial, atendiendo a que los antecedentes no fueron los mejores en cuanto a la inseguridad y el peligro permanente que se produce al caminar por las calles del barrio.

EL DIARIO en su recorrida pudo observar lo que son las divisiones de los barrios y la situación puntual de cada uno. En este caso el Lomas del Mirador I es considerado como uno de los más “tranquilos” de la zona atendiendo a que a pocas cuadras suelen suceder reiterados hechos de violencia.

“Ahora está tranquilo, el tema es que la seguridad no pasa por el tema policial sino por la educación y la contención. Si vos no le das contención a los menores van a agarrar para el lado de la droga y el robo y el gobierno a eso lo sabe, entonces la manera de salvar a los jóvenes de la delincuencia es con educación y deporte”, concluyó Isaurralde.

Proyectos en la canchita

El barrio tiene su plaza principal como así también una canchita de futbol que se fue acondicionando en los últimos meses para que los chicos del barrio puedan hacer deportes.

Walter “Chirola” Almada, exjugador de Belgrano, entre otros clubes de Paraná Campaña, acompañó también en su recorrida por las calles del barrio a EL DIARIO y remarcó la importancia que tiene el deporte en los jóvenes.

El reconocido exjugador, que ahora se desempeña como locutor en un programa deportivo en una emisora local y que vive en el barrio Lomas del Mirador, acompaña la gestión de la vecinal para impulsar nuevos proyectos volcados a los jóvenes.

“El deporte salva la vida y la idea es en nuestra canchita una vez que pase la pandemia poder realizar campeonatos, hacer eventos deportivos y todo lo que se basa en el deporte”, anticipó Isaurralde.