15.4 C
Paraná
miércoles, octubre 28, 2020
  • Entre Ríos
  • Nosotros
Más

    Una semana para que gremios y gobierno reformulen la propuesta

    La dirigencia gremial y el ministro de Economía volverán a verse el jueves 1º de octubre. En el lapso hasta esa fecha, todos trabajarán contrapropuestas que mejoren la oferta oficial que consiste en sumas fijas no remunerativa de $3.500 para los trabajadores que ganan hasta $50.000 y, de  2.500 para los que perciben entre $50.000 y $100.000. Los jubilados percibirán el 82% móvil.

    Redacción EL DIARIO / [email protected]

    “Está muy lejos” la propuesta del gobierno de las expectativas que tenían los gremios. La expresión entrecomillada fue utilizada por la mayoría de los representantes gremiales que escucharon la oferta salarial que presentó el Ministro de Economía, Hugo Ballay.

    La propuesta expresada por el ministro de Economía consiste en «una suma fija no remunerativa por los meses de octubre, noviembre y diciembre de 3.500 pesos para los trabajadores que ganan hasta 50.000 pesos, y de 2.500 para los que perciben entre 50.000 y 100.000 pesos. Los jubilados recibirán el 82 por ciento», indicó.

    Durante el encuentro presencial, realizado en el Salón de los Gobernadores de la Casa Gris, Ballay explicó que «la voluntad del gobierno provincial es hacer el máximo esfuerzo posible en beneficio de los trabajadores activos y pasivos», advirtió la importancia de «llegar a acuerdos responsables que la provincia pueda cumplir» y resaltó que «producto del impacto de la pandemia, la recaudación de la provincia está por debajo de los niveles del año pasado al tiempo que se ha aumentado significativamente la inversión en el sistema de Salud».

    Los secretarios generales de Agmer, Marcelo Pagani, de ATE, Oscar Muntes, la secretaria Gremial de UPCN, Carina Domínguez; el secretario General de AMET, Andrés Besel; la representante de Sadop, Katerina Ghibet Arce; y la secretaria General de UDA, Mirta Raya escucharon con atención la oferta que en ningún caso satisfizo.

    Desde ayer, se abrió un plazo para que las organizaciones analicen la propuesta que al unísono consideraron insuficiente y presenten alternativas al inicio de la semana que viene de modo de llegar al encuentro del jueves con un intercambio que todos desean, acerque la realidad de las arcas provinciales a las necesidades de los trabajadores.

    DOCENTES. El Secretario General Marcelo Pagani valoró positivamente el reinicio de la discusión salarial que había quedado inconclusa en marzo de este año, cuando comenzó en la provincia la situación de pandemia.

    No obstante, afirmó que la pauta salarial para los próximos meses debe responder a criterios que Agmer ha fijado históricamente, ratificados por el Plenario de Secretarios y Secretarias Generales.

    Los criterios a los que refiere esta organización son: un salario mínimo inicial no inferior a la línea de pobreza; un porcentaje anual para todo el escalafón docente -activos y jubilados- de equiparación con el proceso inflacionario, y que todo aumento salarial sea percibido en blanco.

    “Desde AGMER valoramos la apertura de este ámbito de discusión con la patronal, fruto de la lucha que los y las trabajadores dimos en unidad y en conjunto con otras organizaciones sindicales, ratificando que en la unidad radica nuestra fortaleza”, expresó en un comunicado el gremio docente mayoritario en la provincia.

    EN NEGRO. Desde UDA cuestionaron los montos no remunerativos que contempla la propuesta oficial y “desconoce el esfuerzo permanente de los trabajadores de la educación, quienes desde el día uno de esta situación extrema sostienen, junto a la familia, la educación en pie”.

    Al hacer una evaluación del encuentro, al organización señaló que concurrieron “con la esperanza de recibir una propuesta salarial que contenga las expectativas del conjunto de los trabajadores, y de alguna manera, permita recuperar una parte de lo que hemos perdido en lo que va del año, con una inflación acumulada”.

    DIFICULTADES. Carina Domínguez señaló a EL DIARIO “varias dificultades” que tiene la oferta oficial. “Está muy lejos de la expectativa que teníamos, lejos de atender el proceso inflacionario. Lo que se otorga no está en línea con la inflación, se habla de sumas fijas”.

    Explicó que la decisión de UPCN es, sin resignar las paritarias, ir logrando aumentos salariales para atender la urgencia de los trabajadores, por lo que “en un marco excepcional, la suma fija podría ser una opción, pero –advirtió- hay que mejorar lo que puso sobre la mesa el gobierno”. Domínguez destacó que esas sumas no remunerativas sería para octubre, noviembre y diciembre, o sea que “a la demora de 9 meses que ya tiene la paritaria, habría que sumar otros tres”. Al respecto, la idea es que en la contrapropuesta exista el “compromiso que la oferta sea a cuenta de una paritaria que se reabra en noviembre, antes que finalice el año”.

    La secretaria Gremial también comentó a EL DIARIO que planteó “la necesidad de una recomposición urgente, indispensable, con los salarios del personal de Salud porque a pesar de los aumentos que se habían otorgado como reconocimiento económico, quedaron rezagados con relación a otros sectores esenciales”. Recordó que en el código Riesgo estaba previsto el aumento desde que se declaró la emergencia sanitaria. “Debe ser corregido –reclamó- y también, alentada una mejora mediante otros conceptos porque son los que están en la primera línea contra el Covid y los sueldos están sumamente atrasados”, insistió.

    Otro asunto que se planteó fueron los contratos de obra que no se tuvieron en cuenta en el encuentro por parte del gobierno. “Vamos a insistir para que sean incluidos. Hoy, un trabajador bajo esta modalidad recibe 21.000 pesos; luego tiene que deducir compromisos por lo que terminan teniendo en mano 17000 pesos. La situación se les hace insostenible”, remarcó.

    Carina Domínguez, finalmente, valoró que “hayamos empezado a hablar del tema salarial después de tantos meses y que el gobierno no haya definido la pauta en forma unilateral, sino que esté dispuesto a debatirlo con las organizaciones. No obstante, -aclaró- no estamos conformes y vamos a elevarlo en una contrapropuesta para que el gobierno llegue al encuentro del jueves con una definición. Los tiempos no pueden extenderse demasiado”, concluyó.

    PAUTA INFLACIONARIA. “Estamos muy lejos” empezó señalando el secretario General de ATE. Oscar Muntes dijo a esta Hoja que “como mínimo, nosotros pensábamos empatar la inflación para recomponer el salario, fundamentalmente para los sectores más rezagados que no cubren la canasta mínima. Por eso –agregó- decimos que no cubrió las expectativas y esperamos que con la contrapropuesta, con lo que trabajemos en los próximos días, podamos avanzar y llegar a una alternativa que sea superadora a lo que propuso el gobierno”.

    El gobierno informó que dispone de un monto para el incremento de los salarios y del modo de asignarlo. Muntes estimó que “seguramente (ese monto total) no va a alcanzar, pero si tenemos que hacer un esfuerzo los trabajadores, también tiene que hacerlo el gobierno para garantizar que los que menos cobran, tengan como mínimo la posibilidad de no perder ante la inflación”.

    Muntes destacó que en la negociación manejan el dato oficial de este año de la inflación que es del 19%, sin desconocer que de acuerdo a los registros del Indec, una familia tipo necesita $45.500 para no estar bajo la línea de pobreza y $72.000, para vivir dignamente. “Si vamos con ese planteamiento imposible llegar a un acuerdo”, admitió.

    Obviamente, dejar a un sector de los estatales fuera del aumento tampoco es fácil para los gremios, porque la discriminación puede “ser muy injusta”, señaló el dirigente. “Estamos acostumbrados a discutir en paritaria, con criterios, con pautas más claras”.

    Otro señalamiento que hizo el titular de ATE es que la propuesta “achata” la escala salarial. “El sector que teóricamente, el gobierno dice que son los que más perciben y nosotros decimos que es producto de la carrera realizada, no van a percibir nada” de acuerdo a la oferta.

    Hoy, viernes 25 de septiembre ATE realiza un plenario provincial, a partir de las 9.30 y esperan poder alcanzar una propuesta “superadora, mejor y que abarque a más trabajadores, que incluya a los contratos de obra y un tratamiento especial para el personal de Salud”.

     

    El gobierno propone una suma fija a cuenta de paritarias

     

    Lo más leído