22.8 C
Paraná
sábado, octubre 31, 2020
  • Nacionales
  • Nosotros
Más

    Otro fallo adverso al pago de ganancias sobre jubilaciones

    Esta semana se conoció otro fallo adverso a la aplicación del impuesto a las ganancias sobre haberes previsionales; no es el primero y probablemente, habrá más. Mientras tanto, el Congreso continúa sin atender el pronunciamiento de la Corte Suprema de Justicia, que ya tiene más de un año.

    Redacción EL DIARIO / [email protected]

    El juez federal Nº 2 de Paraná, Daniel Edgardo Alonso, en una resolución fechada el lunes 14, hizo lugar al recurso de amparo interpuesto por una docente jubilada y ordenó a la Administración Federal de Ingresos Públicos (Afip) reintegrarle el dinero deducido en concepto de Impuesto a las Ganancias durante un año. «No puede considerarse al haber previsional como una ganancia», sentenció el magistrado.

    Uno a uno, los fallos judiciales que ordenan no hacer el descuento por ganancias sobre los haberes previsionales e incluso devolver lo que se hubiera detraído por ese concepto, frecuentemente dan lugar a una noticia. Lo que demora en convertirse en noticia es el cambio en la legislación que lo habilita, en consonancia con la declaración de la inconstitucionalidad del impuesto a las ganancias sobre las jubilaciones y pensiones (artículos 23, inciso c; 79, inciso c; 81 y 90 de la ley 20.628, texto según leyes 27.346 y 27.430), declarado por la Corte Suprema de Justicia en el caso de María Isabel García, una jubilada de la Caja de Jubilaciones y Pensiones de la Provincia de Entre Ríos.

    EL DIARIO había publicado ese caso, por el mes de marzo de 2019. En esa oportunidad, la Corte, con el voto de Elena Highton de Nolasco, Juan Carlos Maqueda, Ricardo Lorenzetti y Horacio Rosatti, además de resolver la causa atendiendo los argumentos presentados por García, había explicado que la sola utilización de la capacidad contributiva como parámetro para establecer impuestos a los jubilados y pensionados resulta insuficiente porque no toma en cuenta la vulnerabilidad de los jubilados que ampara la Constitución Nacional reformada en 1994. La falta de consideración por las autoridades de esta circunstancia –agregaba- coloca a los jubilados en una situación de notoria e injusta desventaja.

    Por eso, la Corte Suprema resolvió hace ya más de un año, en ese expediente, que el texto actual de la ley, redactado en un contexto histórico diferente, resulta insuficiente y contrario al nuevo mandato constitucional, y concluyó por lo tanto en que no puede retenerse ninguna suma por impuesto a las ganancias a la jubilación de la demandante hasta que el Congreso Nacional dicte una ley que exima a las jubilaciones de este impuesto. Señalaba entonces, que Congreso Nacional debía “regular y legislar” sobre las diferencias en la aplicación de Ganancias sobre los integrantes de la cuarta categoría, teniendo en cuenta la situación especial de los jubilados.

    Presente

    La deuda del Congreso fue ratificada por la abogada Griselda Ramírez de Carbó. “La Corte ya tiene dicho en un fallo que no es función del Poder Judicial merituar en cuanto a política económica, sino que le corresponde al legislador. Y, en el fallo García ordenó que sea el Congreso el que legisle una ley al respecto”, dijo la abogada previsional a EL DIARIO.

    Explicó que “en definitiva lo que se dice (en los fallos) es que el haber jubilatorio no es ganancia, y es eso –remarcó- lo que está mal en la ley N° 20628 o en la reforma, en la N° 27346, y en todas las resoluciones reglamentarias”. Insistió en que “la jubilación no es ganancia, al contrario, es el resultado de toda una vida laboral, de los aportes que se realizaron durante 30 años o más y debería ser el jubileo”, a propósito de la etimología de la palabra que permite pensarlo como un “grito de alegría” al cabo de una vida de trabajo.

    La retención por Impuesto a las Ganancias se realiza sobre los haberes equivalentes a seis jubilaciones mínimas o superiores, es decir, que afecta a un grupo reducido si se tiene en cuenta, como mencionó Ramírez de Carbó, que “el 80% de la población cobra la mínimo”. No obstante, la misma profesional aclaró que esas jubilaciones superiores corresponden a personas que “se lo ganaron porque aportaron y trabajaron bien durante toda su vida”. Por otra parte, -agregó- resulta una “doble imposición”, porque aportaron en la vida activa y con el impuesto deben aportar en la vida pasiva.

    Más allá de las explicaciones de la abogada y el pronunciamiento de la Corte Suprema de Justicia, a los jubilados que perciben pasividades superiores y que no recurrieron a la justicia, se les sigue descontando en concepto de Impuesto a las Ganancias “debido a que la ley en su génesis considera que el haber jubilatorio es una ganancia, cuando no lo es”, reiteró la profesional del Derecho consultada por esta Hoja.

    Ramírez de Carbó aseguró que “hay cientos de sentencias en las que se hace lugar y ordenan devolver; la Afip apela siempre y la Corte termina dando la razón, pero es el Congreso el que se tiene que poner a trabajar con relación al impuesto a las ganancias a las jubilaciones” para que “definitivamente, se derogue el artículo que considera a la jubilación como una ganancia”.

    Aclaró finalmente, que las sentencias impactan sobre “cada caso en particular” en tanto, un cambio en la legislación en el sentido señalado podría abarcar a todo el universo de jubilaciones sobre las que se aplica el gravamen.

    Lo más leído