15.4 C
Paraná
miércoles, octubre 28, 2020
  • Paraná
  • Nosotros
Más

    La Municipalidad intimó al desalojo de terrenos en el Parque Industrial

    La intimación a que los actuales ocupantes desalojen terrenos del Parque Industrial que ocupan desde hace décadas, plantea la necesidad de que los problemas se aborden integralmente y las soluciones sean de fondo. El Municipio busca tener lugar para la radicación de fábricas que han solicitado predios, pero están ocupados por familias de ladrilleros que tienen allí sus hornos y también sus viviendas.

     

    REDACCIÓN EL DIARIO / [email protected]

     

    La Municipalidad de Paraná labró alrededor de 30 actas por ocupación ilegal de terrenos en el predio del Parque Industrial. Los ocupantes de esos terrenos fueron notificados y el procedimiento fue elevado al Juzgado de Faltas para solicitar su intervención. Se trata de tierras que pertenecen al Parque Industrial, aunque no están cercadas, en la zona de Valentín Torra al final, donde viven y trabajan familias de ladrilleros.

    Según se informó a EL DIARIO, la Comuna viene recibiendo peticiones de industriales que proyectan instalarse en el área industrial y esperan la concesión de algún espacio. Por eso, la intención es liberar esos terrenos ocupados por los ladrilleros invocando la ordenanza 8248 referida al espacio público y que establece que para su uso se debe contar con una autorización, licencia o permiso o bien un contrato de concesión por el cual se acuerda un uso especial.

    El criterio de la Municipalidad es que ese predio está destinado para la instalación de empresas fabriles y se debe garantizar y preservar esa finalidad.

     

    Familias

    Consultados por EL DIARIO, desde la Unión Obrera Ladrillera de la República Argentina (UOLRA) informaron que se trata de un grupo de familias que recibieron hace una semana actas de desalojo por parte de la Municipalidad.

    “Son alrededor de 15 familias trabajadoras que hacen uso desde hace 10, 20 y más años. Las familias que fueron citadas a comparecer ante el Juzgado de Faltas. No solamente viven sino que también, sus unidades productivas ladrilleras se encuentran en el lugar”, remarcaron.

     

    Diálogo

    Por su parte, el delegado en Entre Ríos de la UOLRA, Federico Feltes, destacó: “Hace algunos años ya, tuvimos una situación muy difícil con 42 familias de Barrio Los Hornos, donde el desalojo era inminente. Pero con diálogo y encuentro pudimos llegar a un acuerdo entre las partes, donde todos salimos con lo que nos corresponde”.

    En este mismo sentido, expresó: “Por supuesto, vemos ésta situación como otra oportunidad para profundizar el debate sobre la construcción de políticas públicas que den solución de fondo al problema de la tierra tanto en Paraná como en la provincia”.

     

    “Despropósito”

    Feltes indicó que los terrenos en cuestión se encuentran a la vera del arroyo Las Tunas, al límite con el ejido de San Benito.

    “Es un despropósito que se realice un desalojo en plena pandemia, cuando estamos ante una crisis profunda no sólo en lo económico sino también en lo social y ambiental. Todo esto genera mucha incertidumbre porque se trata de una doble problemática que incluye la vivienda y el trabajo. Estas familias se quedarían sin su fuente laboral y sin un lugar para vivir”, subrayó Feltes.

    “Para salir de esta crisis lo mejor posible necesitamos entre todos y todas tender puentes, imaginarnos formas de reparar problemas y poner nuestras organizaciones en conjunto con los trabajadores, trabajadoras y el Estado a diseñar políticas que brinden la posibilidad de volver a reconstruir el estrecho lazo histórico que nos unió”, sostuvo luego.

     

    Parques ladrilleros

    Así, el dirigente recordó que desde el sector vienen reclamando desde hace tiempo “la construcción de parques ladrilleros”, donde puedan instalar sus unidades productivas. Pero también, reclamó al Estado la aplicación de políticas públicas de viviendas “con participación de los trabajadores en su diseño. Porque  no hay otra forma de resolver esta problemática de fondo”.

    Frente a las intimaciones de desalojo, Feltes adelantó: “Nuestra idea es agotar todas las instancias de diálogo para resolver esta situación, la solución siempre tiene que ser mejorar las situaciones de esas familias y brindarles mejores condiciones de vida, acorde con todas las normas”.

    En relación al argumento esgrimido por las autoridades municipales de que se tratan de terrenos del Parque Industrial opinó: “En el lugar donde están asentadas estas familias no creo que puedan instalar ninguna industria. Son terrenos pequeños, que se inundan. Las obras hidráulicas que se necesitan son de una gran envergadura. Cada vez que llueve se inundan con más de 2 metros de agua sobre los hornos”.

    Aunque aclaró que se van a presentar ante el Juzgado de Faltas dijo que van a dejar sentado que esas familias están allí desde hace décadas.

    “Hay construcciones que son el desarrollo de toda una vida. Muchos chicos se han criado ahí. Los problemas de la tierra son problemas de fondo. Si no solucionamos la tenencia para la producción y el trabajo vamos a seguir con este tipo de situaciones. La actividad ladrillera siempre ha estado sujeta al crecimiento de las ciudades y por el proceso del capital nuestros compañeros han ido cayéndose a la periferia, donde el Estado no llega con ningún tipo de servicios”, recalcó.

    Pero Feltes expresó su esperanza de que se llegue a una solución al conflicto: “Creo que el gobierno municipal va a tener voluntad de juntarse con nosotros y va a abrir las posibilidades para llegar a un acuerdo. Ya tuvimos un inconveniente en barrio Los Hornos y la solución fue el diálogo”.

    Por sus características, la actividad ladrillera precisa de periódicas reubicaciones. Foto: Marcelo Miño

     

    “Lo vemos como una oportunidad”

    “Este tipo de conflictos que tienen que ver con la tierra lo vemos como una oportunidad para discutir conjuntamente con el Estado y las organizaciones alguna política concreta para el tema que tiene que ver con la tierra para el trabajo y para la vivienda”, razonó Federico Feltes. “Vemos que esto no solamente tiene que ver con la actividad ladrillera sino también con otras que tiene que ver con la economía popular, el problema de la tierra es estructural. Sabemos que la provincia tiene una sociedad del Estado que es la Empresa Entrerriana de Tierras pero que eso no es por supuesto una política integral para todas las problemáticas que tenemos tanto en la economía popular como también en lo que tiene que ver con la vivienda”, concluyó.

     

    Lo más leído