19.8 C
Paraná
sábado, diciembre 14, 2019
  • Policiales
Más

    Traían droga a Paraná vía Formosa

    El Juzgado Federal Nº1 de Paraná procesó a una numerosa banda que está acusada de traer marihuana a Paraná desde Clorinda, en Formosa, y la vendía en distintos barrios de la capital entrerriana.

     

    Néstor Belini /coordinaciòn@eldiario.com.ar

     

    El martes 13 el Juzgado Federal Nº1 de Paraná resolvió procesar a Héctor Ángel Ledesma Lazarte, como autor del delito de Organización de actividades de comercio de estupefacientes; y a su padre Jorge Ángel Lazarte, a su pareja, Gabriela Fretes Florentin, a Ayelén Romero, a Natacha Retamal, a Isidro Medina, a Alberto Sosa Rolón, a Pablo Zoff, a Pedro Gómez y a Gustavo Mesquida, como co­autores penalmente responsables del delito de Comercio de estupefacientes agravado por haber intervenido en el mismo tres o más personas de manera organizada.

    A todos les dictó la prisión preventiva en las unidades penales Nº1 y Nº6 de Paraná. Asimismo, dictó la falta de mérito de Daniel de Jesús Piocampo, Alejandra Ayala, Alan Torrilla, Fernando Werner, Micaela Ibarra Céspedes y Mónica Céspedes, quienes seguirán vinculados a la causa, excarcelados.

     

    Al barrio

     

    A la organización se le atribuye “que entre el 15 de agosto de 2018 y el 22 de septiembre de 2018, Ledesma Lazarte, (organizador/proveedor/financiador), Lazarte, (colaborador/asistente), Fretes Florentin, (colaboradora/asistente/almacenadora), Romero, (colaboradora/asistente), Retamal, (colaboradora/asistente), Medina, (proveedor), Sosa Rolón, (proveedor), Zoff, (almacenador), Gómez, (vendedor), Mesquida, (intermediario/revendedor), de Jesús Piocampo, (intermediario/revendedor), Ayala, (colaboradora/asistente), Torrilla, (vendedor), Werner, (vendedor), Ibarra Céspedes, (vendedora), y Céspedes, (vendedora), comercializaron de manera conjunta y organizada ­entre sí y con personas cuya identidad y rol aún no se ha podido establecer­ estupefacientes marihuana (cannabis sativa), en diversas cantidades, asumiendo y ejerciendo diversos roles y funciones de provisión, organización, distribución, logística de transporte terrestre, aprovisionamiento, almacenamiento, fraccionamiento, abastecimiento y venta del referido tóxico a consumidores particulares de la ciudad de Paraná, concretamente en las inmediaciones de los Barrios Paraná I, El Radar, Macarone, Pagani y en la zona de la Base Aérea”.

    De los elementos que se han recabado en la investigación, que comenzó a sustanciarse por llamados telefónicos de vecinos que daban cuenta de la venta al menudeo de estupefacientes en calle Miguel David, se pudo establecer que “la totalidad del material estupefaciente ­cannabis sativa­ era suministrado o proveído, mediante el envío de encomiendas, desde afuera de esta jurisdicción, más precisamente desde la localidad de Clorinda, provincia de Formosa”.

     

    Eslabones

    El estado de sospecha inicial que motivó la investigación “se fue encarrilando hacia la posible formación de una organización narco­criminal, liderada por Ledesma Lazarte, que operaba en el ámbito territorial de la ciudad de Paraná y contaba con la colaboración del resto de los imputados, quienes desarrollaban distintas tareas y roles en las diversas fases de la venta del estupefaciente”.

    Además se añadió que “entre dichos eslabones de la cadena de comercialización del tóxico se encontraba Piocampo, quien era el intermediario entre un sujeto identificado como Gustavo Mesquida, que formaba parte de la organización antes indicada, y los jóvenes que vendían sustancia estupefaciente en las inmediaciones de su domicilio. Habida cuenta de que el sindicado Piocampo era investigado en el marco de otro sumario, en el cual existía un cúmulo de evidencias arrojadas por las tareas de inteligencia y las intervenciones telefónicas concedidas a partir del resolutorio de fecha 10 de agosto de 2018, el Ministerio Público Fiscal solicita su acumulación por conexidad con la presente causa, la cual es dispuesta por esta Magistratura”.

    De las pruebas que obran en el expediente se destacó “las escuchas telefónicas y las actas labradas en cumplimiento de las ordenes de interceptación, requisa y registro y de allanamiento que fueran mencionadas, dan cuenta de que la totalidad del material estupefaciente incautado (marihuana) era adquirido por Ledesma Lazarte y posteriormente distribuido por éste en Paraná, más concretamente en las inmediaciones de los Barrios Paraná I, El Radar, Macarone, Pagani y en la zona de la Base Aérea”.

     

    Roles

    En la dinámica de la organización, se sostiene que Ledesma Lazarte “dirigía a sus asistentes y colaboradores mediante la impartición de órdenes de diferente tenor, las que se emitían por diferentes vías, según las características de las distintas transacciones u operaciones de tráfico de estupefaciente realizadas. Así, disponía de los recursos humanos y los medios materiales y financieros para la adquisición, distribución y venta del tóxico, del que se abastecía de proveedores perteneciente a extrañas jurisdicciones, identificados como Isidro Medina y Alberto Sosa Rolón, quienes realizaban el suministro ­ante su expreso requirimiento­ a través del envío de encomiendas, desde afuera de esta jurisdicción, más precisamente desde la localidad de Clorinda, provincia de Formosa”.

    Lo más leído