20.5 C
Paraná
domingo, octubre 25, 2020
  • Entre Ríos
  • Nosotros
Más

    Enfermeros marcharán con el lema: “Lo que no ven cuando nos ven”

    Lo harán sin banderías políticas ni gremiales, según aclaran. Cada enfermero está obligado a tener más de un trabajo por lo bajo de sus salarios. “¿Cómo hago para cuidarme si tengo que trabajar 16 horas con pacientes de Covid? ¿Cómo cuidarme si estoy cansada y necesito un alto nivel de concentración para cuidar al otro?”, se preguntaron en diálogo con EL DIARIO.

     

    Redacción EL DIARIO / [email protected]

     

    El lunes 21 enfermeros de Paraná se concentrarán a las 10 en Plaza 1° de Mayo para marchar hacia Casa de Gobierno. Según aclararon, lo hacen sin banderías políticas ni gremiales y para que la sociedad visualice las condiciones en las que trabajan. En esta época de pandemia pero también en una situación que se remonta a mucho tiempo atrás.

    La mayoría de los enfermeros tienen más de un trabajo para poder llegar a fin de mes. Según los últimos relevamientos, en Entre Ríos el 9% del personal de enfermería se contagió de Covid 19 lo que implica que por cada uno de ellos más de un lugar de trabajo quede vacío y deba ser cubierto por otro que se verá recargado.

    “Las camas se pueden comprar, los respiradores se pueden comprar, se puede construir hospitales pero el personal de salud es irremplazable”, destacó Ana Bejarano, de la Asociación de Profesionales de la Enfermería en diálogo con EL DIARIO.

    MARCHA. “La marcha está organizada para el 21, a las 10. Es en la Plaza 1° de Mayo, ahí nos concentramos y caminamos hasta Casa de Gobierno”, adelantó. Agregó además que el lema de la convocatoria es “Lo que no ven cuando nos ven”, en referencia a la necesidad de hacer visible la actividad de los profesionales de la salud.

    “Queremos visualizar eso, más allá de las paritarias, de que el sueldo esté por debajo de la línea de pobreza, lo que implica que el 40% de nuestros colegas tengan doble o triple empleo. Y eso implica que cuando alguien cae enfermo, caen dos puestos, son dos puestos de trabajo que quedan liberados y eso implica mucho agotamiento en los equipos de salud.

    En nuestra profesión hay mucho estudio, con títulos de grado, maestrías, especializaciones que actualmente no son reconocidas porque hay una ley de enfermería que tiene media sanción y aún no hemos logrado que se sancione. No tenemos ley de salubridad para nuestro trabajo y estamos en un medio de riesgo para nuestra vida”, subrayó Bejarano.

    También destacó: “En Entre Ríos muchos de nuestros colegas están internados, muchos graves, en cuidados intensivos. Las crisis por ahí sirven para solucionar viejos problemas lo que trajo esta pandemia es la visibilización de que el sistema no estaba preparado para cuidarnos a nosotros.

    A pesar de que hemos pasado mucho tiempo cuidando al otro. El 9% del personal está contagiado según los últimos datos. Son profesionales que faltan, en algunos casos son dos puestos y eso provoca el agotamiento del resto.

    Queremos un gesto. Sabemos que hay muchos frentes porque el sistema de salud no fue cuidado desde antes pero necesitamos un gesto del sector político, de los sindicatos hacia los profesionales de salud. Somos universitarios, nos hemos preparado para cuidar a la sociedad pero hoy necesitamos que nos cuiden a nosotros”.

    AGOTAMIENTO. Bejarano se refirió luego al agotamiento al que están expuestos los enfermeros  y las consecuencias que eso conlleva: “¿Cómo hago para cuidarme si tengo que trabajar 16 horas con pacientes de Covid? ¿Cómo cuidarme si estoy cansada y necesito un alto nivel de concentración para cuidar al otro? Nos encuentra en un momento inusual pero quizás tengamos otras pandemias.

    Esto vino a visibilizar los problemas de fondo que tenemos. Si tuviéramos un solo empleo podríamos tener tiempo para descansar, cuidarnos mejor, estudiar y cuidar a nuestras familias. Pero difícilmente cobrando tan poco, teniendo doble empleo lo podamos hacer. En enfermería hoy en Entre Ríos hay que tener dos trabajos. Hay casos de tres empleos porque hay gente que es docente o hace otras cosas pero eso implica dormir poco, descansar menos”.

    Señaló además que en muchos casos los enfermeros deben comprarse parte de la vestimenta y elementos de trabajo. “Históricamente nos hemos comprado nuestro calzado y en algunas instituciones también los uniformes.

    Tenemos que lavarlos en nuestra casa porque no hay sistema de lavadero para eso. Muchos han comprado los elementos de protección personal porque hay un problema de calidad y por temor se han tenido que comprar las antiparras, que se empañan y no permiten ver bien, mamelucos. Hay algunas donaciones pero eso se va a acabar y esto va para largo”.

    MIEDO. “Es la primera vez que tenemos miedo de volver a casa. Y es la primera vez que compañeros tienen que aislarse con su familia porque tuvieron contacto estrecho. Tenemos familias enteras en sus casas, aislados, a consecuencia de lo que elegimos. Pero necesitamos mejorar nuestras condiciones porque sino muchos van a abandonar. No es fácil despertarte de noche e ir a ver si tus hijos respiran bien. Muchos han contagiado a sus familias y sus familiares han fallecido. ¿Cómo se maneja eso mentalmente?”, se preguntó.

    “No es solo dar un bono de $ 5.000”

    Recalcó que la convocatoria “la estamos liderando todos, sin banderas políticas, sin banderas gremiales. Cada uno de nuestros colegas es líder de nuestros reclamos. Esto será un puntapié inicial. Si no se logra nada, aunque yo creo que sí, al menos servirá para darnos coraje y poder decir que todos estamos unidos y la vamos a luchar.

    Esta movilización nos va a ayudar a tomar coraje, porque necesitamos coraje para tener herramientas que nos permitan disminuir este sufrimiento que estamos teniendo como profesionales. Esto les atañe a todos los profesionales de salud.

    En este caso lo hacemos desde enfermería pero es en representación de todos los profesionales de salud porque lo que nos pasa a nosotros les pasa a todos. La ley de salubridad tiene que ser para todos.

    No tenemos seguro de vida, si fallecemos nuestra familia se queda sin nada”. Pero subrayó que “hay que mejorar las cosas de fondo.

    No es solamente dar un bono de $ 5.000. Todo el dinero es bienvenido pero la profesión no se arregla con bonos. Por otro lado, a algunos no se los dieron.

    Hubo profesionales que estuvieron aislados por ser contactos estrechos y no les dieron el bono. Hubo esas mezquindades y nos genera enojo.

    Pero no queremos estar enojados porque queremos trabajar bien. Por eso esta movilización nos va a permitir decir: estos somos, necesitamos un gesto, gestos para poder seguir. Desde marzo estamos trabajando todos los días para ver mejor a nuestra sociedad.

    Cada uno se merece ser bien atendido por un enfermero que esté bien alimentado, bien dormido, bien descansado, que se encuentre de buen ánimo. Ninguno de nosotros estudió enfermería para hacerse millonario pero sí necesitamos poder vivir de esto bien y hacer bien nuestra tarea”.

    Lo más leído