24.8 C
Paraná
miércoles, octubre 28, 2020
  • Internacionales
  • Nosotros
Más

    Brote bacteriano infectó a miles tras fuga en fábrica biofarmacéutica en China

    El uso de desinfectantes vencidos permitió que las bacterias se esparzan por la zona durante varias semanas desde mediados de 2019.

    Una investigación reveló que más de 3.000 personas resultaron infectadas de brucelosis en la localidad de Lanzhou, en el noroeste de China, luego de una fuga bacterial ocurrida en una fábrica biofarmacéutica ocurrida el año pasado.

    Casi 22.000 personas fueron analizadas y 4.646 dieron positivo en la prueba de anticuerpos de la enfermedad, de las cuales 3.245 confirmaron el contagio en exámenes posteriores, según el informe publicado este martes por la Comisión de Salud local. No se han reportado muertes como consecuencia de la enfermedad.

    Según repasó el medio local asociado el régimen de Beijing, Global Times, una fábrica de productos famacéuticos biológicos usó un desinfectante vencido para la producción de una vacuna para uso animal contra la Brucella, lo que provocó que no se esterilice el gas residual que salía del tanque de fermentación de la producción.

    Este gas contenía bacterias y se esparció por la zona “por un corto período de tiempo”, según el informe, que menciona un lapso de casi un mes entre fines de julio y agosto de 2019 y subraya que se trató de un accidente. La dirección del viento llevó el gas hacia el Instituto de Investigación Veterinaria, lo que produjo un primer brote que infectó a al menos 181 personas del centro.

    De acuerdo a los CDC de Estados Unidos, la transmisión entre humanos de la enfermedad es extremadamente poco frecuente. La mayoría de las infecciones se producen a través de la ingesta de comida contaminada. Ese parece haber sido el caso en la ciudad china. Aunque la enfermedad no se trasmite hasta personas, las infecciones incluso se extendieron a la vecina provincia de Heilongjiang, en el extremo noreste del país, donde había 13 trabajadores de la entidad.

    La brucelosis, también conocida como fiebre mediterránea, es una enfermedad que afecta a los seres humanos y puede transmitirse por contacto con ganado infectado. También puede dañar los testículos masculinos, los ovarios femeninos y otros sistemas reproductivos, según el CDC de China. Los síntomas más comunes incluyen dolores de cabeza, dolores musculares, fiebre y fatiga, que en ocasiones pueden volverse crónicos o nunca desaparecer.

    Los brotes en el ganado pueden causar millonarias pérdidas en la industria agropecuaria.

    El tema se volvió tendencia a Weibo (la versión china de Twitter), donde se miles de usuarios expresaron su preocupación y compartían diversas formas de tratamiento, así como reclamos de compensación para las personas afectadas.

    En respuesta a la crisis sanitaria, 11 instituciones médicas fueron designadas para proporcionar pruebas gratuitas de descarte, distribuir información preventiva y administrar los tratamientos. Además, hay personal asignado para realizar el seguimiento mensual a las personas infectadas.

    El periódico, ligado al régimen chino, informó que la producción de la fábrica fue cerrada el 7 de diciembre y ocho personas “fueron severamente castigadas”. En tanto, los responsables de la firma indicaron que “aprenderían las lecciones y cooperaría activamente con las autoridades locales para hacer frente a las consecuencias y compensar las pérdidas”.

    Lo más leído