18.7 C
Paraná
miércoles, octubre 28, 2020
  • Nosotros
Más

    “Hacía falta mimetizarse con lo que le está pasando al río”

    El cantautor santafesino Efraín Colombo estrenó hace un tiempo su último disco, “Lo que soy”. Repasó con NOSOTROS la conmovedora experiencia del video Hijos del Río, filmado junto a 20 artistas y analizó los cruces entre arte, política y ambientalismo. También evaluó cómo fluye la sonoridad e identidad entrerriana desde una mirada yupanquiana en su último tema, “Me acusan a mí”.

    Textos: Guillermina Ferraris

    –En tu música hay una mezcla interesante de géneros y estilos que, pienso, hace que llegues a mucha gente intergeneracionalmente. Algo que no ocurre demasiado con el género folklórico. ¿Cómo se dio ese devenir de procesos que condujeron a lo que sos hoy?

    –Cuando uno considera que el tiempo lo ha vuelto trovador no hay fronteras musicales, al contrario, hay un abanico tremendo de posibilidades. Cuando la canción empieza a nacer, solita me va diciendo si va a ser una chamarra o hacia dónde va a conducir su sonido rítmico, melódico y armónico.

    Lo intergeneracional tiene que ver con los temas que toco en las canciones, puedo hablar del viejo aguará del río, como puedo hablar de mi hija y de lo que significa ser papá. También desde una mirada introspectiva, interior, subjetiva por cierto, que me hace no sólo cantarle al paisaje, al hombre y a la mujer que lo habitan, sino también a la maduración de la vida y a los diferentes colores que habitan en todas las personas.

    Tiene que ver con los poetas que me rodearon, amigos y sus influencias musicales. Aprender a ser papá y esposo, luego de haberse desprendido de la familia, puede ser muy difícil lograr una maduración. He podido sortear eso y he podido mirar introspectivamente para poder hacer canciones.

    El hecho de escribir una canción es fundamental para develar este misterio o esta pregunta interrogante que me planteas, al vos sentir que la canción que uno interpreta es intergeneracional. La verdad nunca me lo habían dicho y me gusta pensarlo de esa forma, porque una persona es un abanico de muchas luces que otros han encendido en su vida, y uno las puede ver cuando la vida evoluciona y uno empieza a madurar.

    –Contanos un poco de la conmovedora y revolucionaria propuesta Hijos del Río, de la que participaron 20 artistas y referencias que decidieron sumarse al reclamo por un cambio en la matriz productiva que daña el río Paraná. ¿Qué cruces hacés entre arte, política y ambientalismo?

    –La idea surge a raíz de una realidad propia del Paraná: la bajante histórica. Si bien es una canción que en mi disco aparece cantada junto a los Rojas, Alfredo, el Indio y Jorge, en el medio de la pandemia decidimos volver a reinterpretarla.

    Se agigantó el concepto cuando desarrollamos lo que significa el río en el litoral argentino. A raíz de un llamado del gran músico Sergio Sanagustin, que es violinista en la Sinfónica de Entre Ríos, empezamos a armar la logística y fue increíble, fue algo que no me esperaba, realmente creo que es importantísimo que exista en el canto el cruce del arte, la política y el ambientalismo. ¿Qué cantor folklórico no hace que eso atraviese su canto?

    Esas expresiones de la vida están siempre presentes porque el folklore es justamente el entrecruzamiento de muchas aristas o de muchas expresiones que tienen el hombre y la mujer en este mundo, puestas al servicio de una canción.

    Hacía falta mimetizarse con lo que le está pasando al río, porque no sólo le cantamos a sus dones sino también a sus dolores. El arte es una de las herramientas de concientización más poderosas que tiene el ser humano para poder expresar desde el odio hasta el amor más profundo, hasta lo más sensible.

    –¿Qué te inspiró para componer “Me acusan a mi pero yo no he sido”?

    –Nació de una tarde en familia, en la que había que armar las pilchas para volver a las casa y mi viejo sale al son de esa frase. Lo primero que se me asomó en la cabeza es una chamarra, porque no sólo te hace mover el cuerpo pa´ danzar, sino que también te siembra pensamientos nuevos y creo que al sentirme hijo del río puedo tomar ese ritmo para decir lo que pienso. Conjuntamente a Mariano Gonzalez quisimos decir que hace tiempo que al folklore lo acusan de cantar verdades, desde aquel Yupanqui que opinó en ese payador perseguido.

    –Entre la letra y la música de tu tema «Me acusan a mí» fluye la sonoridad e identidad entrerriana, desde una «mirada yupanquiana. En ese sentido ¿Qué vínculo tenés con esta provincia, sus particularidades y la identidad litoraleña?

    –Sus poetas, sus letristas, su paisaje, el Paraná, sus costumbres, esas cosas forman parte de una idiosincrasia del Litoral Argentino, al que también pertenezco y por eso creo que me encantaría llevar mi canto a la provincia de Entre Ríos, porque es una de las provincias que le dijo que sí a Orlando Veracruz, de quien me siento caminador de su huella, hay cantores que dejan huella y en Entre Ríos hay muchos: Jorge Méndez, Linares, Pocho Gaitán, Rubén Giménez, Los Cuestas, jóvenes como Marcos Pereyra, para mi son estandartes actuales de la cultura.

    Participantes

    Del video Hijos del Río participaron cantautores como Raúl Barboza desde París o René/Residente  (calle 13), Jorge, Lucio “Indio” y Alfredo Rojas, Rubén Giménez, Patricia Gómez, Joselo Schuap, Antonio y Néstor Cuestas, Orlando Veracruz, María Elisabet y María Alejandra Pistoni, Chaco Andrada, Antonio Tarragó Ros, Ariel Baez,

    Lo más leído