22.8 C
Paraná
sábado, octubre 31, 2020
  • Nosotros
Más

    Nueve pasos para lograr tus objetivos

    La diferencia entre una persona que obtiene lo que desea y otra que no lo hace es que la primera sabe exactamente lo que quiere. Hay que preguntarse: ¿qué es realmente lo que deseo en la vida? Cuando encuentro esa respuesta, encuentro todas las anteriores.

    Por Kismara Franco

    ¿Te has preguntado por qué no has logrado lo que deseabas desde chico? ¿Cuántas veces te has propuesto algo y lo abandonas a la mitad?

    ¿Has comenzado un proyecto y luego te das cuenta de que no es para ti y lo abandonas? ¿Cuántas veces te preguntas si eres merecedor de mejores cosas en tu vida?

    ¿Quieres lograr algo, pero no sabes por dónde comenzar? Pon atención a lo que voy a contarte, la diferencia entre una persona que logra lo que desea, a una que no lo hace, es que la que lo logra sabe exactamente lo que quiere.

    Entonces lo primero que debes hacer es sentarte y preguntarte ¿qué realmente es lo que deseo en la vida?. Cuando encuentro esa respuesta, encuentro todas las anteriores.

    Y por eso se dice muy sencillo, me siento y ya sé lo que deseo, pero es un proceso que nos lleva tiempo e investigación; he podido comprobar a lo largo de mi vida y experiencias que “hemos perdido la posibilidad de soñar”, no nos damos el tiempo o pensamos que los sueños son solo eso, y déjenme explicarles que una meta lograda antes fue una idea, pero antes de eso fue nada más y nada menos que un sueño de alguien, así que mi primera máxima de vida que voy dejarte hoy es “atrévete a soñar”; Walt Disney dijo: “Si puedes soñarlo puedes hacerlo, recuerda que todo esto comenzó con un ratón”.

    Esto significa que antes de lograr un objetivo debo soñarlo, desearlo con el corazón y para ello les voy a hablar de la herramienta más efectiva para hacerlo, la “técnica del logro de objetivos de la PNL”. Antes de seguir, primero te diré que significa PNL.

    La Programación Neurolingüística (PNL) es un modelo dinámico que trata de explicar cómo funciona el cerebro humano y cómo procesamos la información que nos llega del mundo que nos rodea.

    Con la Programación Neurolingüística se descubre cómo se comunica el ser humano consigo mismo y con su entorno. La desarrollaron Richard Bandler (informático y psicoterapeuta) y John Grinder (catedrático universitario de lingüística) en los años 70, en la Universidad de Santa Cruz en California.

    Ahora sí, vamos al increíble y efectivo cuestionario del “Logro de Objetivos” (te anexo las preguntas y algunos ejemplos de cómo puedes hacerlo, la idea es que te las plantees una por una y luego te tomes el tiempo para escribir tus respuestas. Este ejemplo es el que normalmente usamos en las formaciones).

    1. ¿Qué es lo que quieres específicamente?

    Mientras más específico seas, mucho más claro tendrás tu objetivo (color, tamaño, textura, sonido, música, olor, sabor).

    Ejemplo:

    Si la respuesta fuera «quiero bajar de peso», debemos llevarlo a lo más específico: «quiero pesar X kg.», luego confirma que el objetivo enunciado dependa de ti y que pueda ser mantenido en el tiempo, respetando su ecología.

    1. ¿Cuál es el resultado de obtener el objetivo?

    Para qué me servirá esto que tanto deseo, cómo lo utilizaré.

    Ejemplo:

    ¿Cual es el resultado de pesar X kg.?

    – «Sentirme ágil, que puedo usar la ropa que quiero, etc.»

    1. ¿Qué te demostraría que conseguiste el estado deseado?

    Cuando lo logres lo verás, sentirás u oirás.

    Ejemplo:

    ¿Qué te demostraría que pesas X Kg.?

    – «Subirme a la balanza y que marque X Kg.»

    1. ¿Qué verías, sentirías, escucharías, gustarías u olerías si hubieses logrado el estado deseado?.

    Cuando lo logres todos tus sentidos estarán involucrados, debes reconocer cada uno de ellos para intensificar la motivación.

    Ejemplo:

    ¿Qué verías si pesaras X Kg.?

    – «Me vería en el espejo y vería como el pantalón amarillo me calza bien»

    ¿Qué sentirías si pesara X Kg.?

    – «Sentiría alegría por verme bien y que la ropa me queda cómoda»

    ¿Qué te dirías si pesara X kg?

    – “yo me diría: que bueno ¡Lo logré!»

    ¿Olerías algo en particular al pesar X Kg?

    – “No… nada, o si algo”.

    – ¿Sentirías algún sabor al pesar X Kg??

    – “No, tampoco, o si a”…

    1. ¿Cuándo, dónde y con quién lo deseas? ¿Cuándo no lo deseas?

    Es importante pensar en cuando lo logres si estarás solo (a) o acompañado (a), además saber claramente si harás algunas excepciones en el camino, las cuales son totalmente válidas.

    Ejemplo:

    – ¿Cuándo deseas pesar X Kg.? ¿Cuándo no lo deseas?

    – «Para X mes, permitiéndome comer en los cumpleaños de la familia lo que quiera.»

    1. ¿Cómo el estado deseado cambiaria o afectaría tu vida?

    El estado deseado debe producir un cambio significativo en tu estilo de vida, un cambio que te lleve a motivarte para poder proponerte algunos otros.

    Ejemplo:

    ¿Cómo pesar X Kg., cambiaría o afectaría tu vida?

    – “Me sentiría más seguro (a) cuando estoy con poca ropa y retomaría mis clases de tenis”.

    1. ¿Qué necesitas para lograrlo?

    Un objetivo sin tener las herramientas necesarias es muy complicado lograr, en esta pregunta te invito a desarrollar un listado de las cosas o personas que necesitas para llevarlo a cabo.

    Ejemplo:

    ¿Qué necesita para pesar X Kg.?

    – «Organizarme con las comidas y que mi familia me acompañe»

    ¿Que tu familia te acompañe depende de vos?

    ¿Qué depende exclusivamente de vos para pesar X kg.?

    1. ¿Qué te impide conseguirlo?

    Cuando llegar a esta parte de la técnica la respuesta si o si debería ser negativa, es decir que nada te lo impide, pero si la respuesta es que si hay algo que no te lo dejará lograr, debemos parar e ir a plantearte nuevamente las 5 condiciones, además de comenzar de nuevo desde la pregunta 1 del cuestionario.

    Ejemplo:

    ¿Qué te impide pesar X Kg.?

    – «Tener que almorzar fuera de mi casa»

    1. ¿Qué pasaría si lograras?

    Acá vamos directo a la emoción, somos seres emocionales primero somos y luego hacemos, el conocer y controlar nuestras emociones son parte de la inteligencia emocional que debemos conseguir. Tu respuesta a esta pregunta debe ir directamente a tus sentimientos y emociones (paz, tranquilidad, felicidad, seguridad, etc.)

    Ejemplo:

    ¿Qué pasaría si pesaras X Kg.?

    – “Me voy a sentir muy satisfecho (a) conmigo mismo (a), sabiendo que logro aquello que me propongo”.

    Esta técnica busca que reprogramemos nuestro cerebro para lograr lo que deseamos, esto significa que la manera en la que pensamos genera nuestra emoción y esta emoción nos lleva a actuar de una manera específica, lo que nos dan ciertos resultados, es por ello que si queremos resultados diferentes, debemos actuar de manera diferente, lo que nos lleva a sentir y pensar diferente.

    Me gustaría terminar este artículo contándoles una historia:

    Se trata de la historia de la “teoría de los puntos” de Steve Jobs (quien fue cofundador y presidente ejecutivo de Apple). En un discurso que dio en la universidad de Stanford en el año 2005 habló de su teoría de “conectar los puntos”, donde cuenta que:

    Cuando dejó la universidad se sintió perdido hasta que vio la mejor formación de caligrafía del país, allí decidió inscribirse, aprendió los tipos de letra y aprendió todo lo que hacía realmente grande a la tipografía (hermosa y artística) la cual encontró fascinante, solo que se dio cuenta que no tenía la más mínima esperanza de aplicación en su vida.

    No fue hasta que diez años más tarde, cuando diseñaban la primera computadora Macintosh, todo volvió a él y lo llevaron y diseñaron todo en la Mac, afirmando que gracias a ello tenemos hoy día todas esas lindas tipografías.

    Si nunca se hubiese dejado atraer por esa formación la Mac jamás habría tenido múltiples tipografías, ni caracteres con espacio proporcional. Y si nunca hubiese decidido dejarlo todo (la universidad) y nunca hubiese entrado a la clase de caligrafía, los ordenadores no tendrían la hermosa tipografía que hoy poseen.

    Por supuesto, para él era imposible conectar los puntos mirando hacia el futuro cuando estaba en la universidad, pero fue muy claro al mirar atrás diez años más tarde.

    Y finaliza diciendo y cito:

    “Así que no puedes conectar los puntos hacia adelante, sólo puedes hacerlo hacia atrás. Así que tendrán que confiar en que los puntos se conectarán alguna vez hacia el futuro. Tienes que confiar en algo, tu instinto, el destino, la vida, el karma, lo que sea; porque creer que los puntos se unirán te dará la confianza de seguir tu corazón”.

    Te dejo con esta pregunta: ¿Cuál será tu primer objetivo a lograr?

    Kismara Franco

    Máster & Training PNL

    Instagram: @kismara.franco

    LinkedIn: Kismara Franco

     

    Lo más leído