VILLAGUAY

Proponen que obras sociales cubran el uso terapéutico de las termas

Una iniciativa presentada en el Congreso de la Nación promueve a los recursos termales para tratamientos de afecciones de salud.
Agrandar imagen
Hoy, en las instalaciones del complejo Termas Villaguay, se presentará un proyecto de ley para regular el uso terapéutico del recurso termal. Será a las 10.30, y estará a cargo de la diputada nacional Carolina Gaillard (FpV), quien estará acompañada por el ministro de Turismo provincial, Adrián Fuertes, y representantes de complejos termales de Entre Ríos.

La iniciativa promueve a los recursos termales para tratamientos de afecciones de salud, así como con fines preventivos, “entendiendo que la salud es el estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades”, se indicó.

Además, establece que las obras sociales enmarcadas en las leyes Nº 23.660 y Nº 23.661, la obra social del Poder Judicial de la Nación, la Dirección de ayuda social para el personal del Congreso de la Nación, las entidades de medicina prepaga y las que brinden atención al personal de las universidades, así como también todos aquellos agentes que brinden servicios médicos asistenciales a sus afiliados independientemente de la figura jurídica que posean, “deben brindar la cobertura correspondiente al ingreso a los establecimientos termales inscriptos en el registro que el mismo proyecto prevé y los servicios terapéuticos que incluyan en sus tratamientos el uso de recursos termales”.

En los fundamentos, Gaillard menciona que esta utilidad de las aguas termales ya se hace en algunos casos por lo que la intención es “ampliar estos beneficios a toda la población para promover su uso y garantizar su acceso”.

La diputada considera “fundamental, promover nuevas formas de acceder a la salud donde el Estado debe jugar un papel preponderante como garante del efectivo ejercicio de los derechos, favoreciendo el acceso a este tipo de terapias de salud manifiestamente reconocidas y que contribuyen a tratar las patologías anteriormente mencionadas, mejorando la calidad de vida y el bienestar general de la población”.

Medicalización. La legisladora enmarcó la idea en “una sociedad de consumo que medicaliza las emociones sin tener en cuenta los efectos secundarios que esto produce en su salud. El exceso de medicalización es una tendencia mundial alarmante sobre la que se han pronunciado numerosos médicos y organismos internacionales y que es necesario detener. Resulta importante recordar el concepto de salud definido por la organización mundial de la salud (OMS), donde la salud es el estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades”, sostiene.

Argumenta que la OMS expresa que el derecho a la salud significa que los estados deben crear las condiciones que permitan que las personas puedan vivir lo más saludablemente posible.

En esa línea, apunta que siendo la salud un concepto que va más allá de la ausencia de enfermedades, y que tiene que ver con el estado integral de las personas, “el proyecto de ley para incorporar en la cobertura de los prestadores de salud los tratamientos y/o terapias de rehabilitación que incluya el uso de agua termal u otro derivado natural de este recurso, se enmarca en la necesidad de combatir la medicalización extrema y el prototipo mercantilista de la salud”.

Gaillard recuerda que existen los médicos especializados en termalismo, quienes coinciden en que los tratamientos con el uso de agua termal ayudan en la excelencia de los resultados obtenidos en pos de solucionar muchas dolencias, y maximizando los resultados de los tratamientos ortodoxos.

Prestación. El proyecto define lo que debe entenderse por recursos termales y precisa en cuanto a la cobertura de las obras sociales que debe darse para el ingreso a los establecimientos termales (“inscriptos en el registro nacional de establecimientos termales con fines terapéuticos y/o medicinales que se crea en la ley”), así como “los tratamientos y/o las terapias de rehabilitación prescriptos por el profesional médico que incluya el uso de agua termal u otro derivado natural de este recurso”.

Además crea en la órbita del Ministerio de Turismo de la Nación el registro nacional de establecimientos termales con fines terapéuticos y/o medicinales y ese organismo deberá realizar la clasificación de los recursos termales y definir sus propiedades. Si bien el registro estaría en Turismo, la autoridad de aplicación de la norma sería el Ministerio de Salud.

El registro. Veinte provincias poseen recursos termales y existen algo más de 400 fuentes termales naturales. Cerca del 50% de ellas está en explotación, entre manantiales naturales, centros, complejos, hoteles y variantes.

La provincia de Entre Ríos es la que más ha crecido en los últimos 20 años en la materia, siendo la que posee más complejos termales en el país. En la actualidad suman 17 y se organizan en tres grandes circuitos reconocidos a nivel nacional. Se trata del Circuito termal costa del Paraná" -La Paz, María Grande y Victoria; "Circuito termal centro" -

Basavilbaso y Villaguay; y "Circuito termal Costa del Uruguay" -Chajarí, Federación, Concordia, Colón, San José, Villa Elisa, Concepción del Uruguay y Gualeguaychú.

Requisitos
El proyecto de normativa prevé requisitos para los centros termales que deseen inscribirse en el registro nacional de establecimientos termales con fines terapéuticos y/o medicinales.

Plantea que deben contar con los medios adecuados para la utilización terapéutica de las aguas termales y/o medicinales, así como los instrumentos complementarios necesarios para completar al máximo los tratamientos; un gabinete de salud dentro de las instalaciones del establecimiento termal, y terapias de rehabilitación terapéutica que implique el uso de agua termal o sus derivados.


Beneficios
“La ciencia respalda que el uso de recursos termales contribuye a la salud. Son numerosos los estudios que confirman la vasta variedad de componentes físicos-químicos que contienen las aguas de los distintos complejos termales en nuestro país. Estas características propias del recurso hídrico le dan condiciones para ser utilizadas con fines terapéuticos en la cura de enfermedades tan diversas como artrosis, artritis reumatoidea, espondilitis anquilosante, lumbalgia crónica, fibromialgia, psoriasis, insuficiencia cardíacas, rehabilitación de secuelas motoras congénitas o mismo, como prevención en individuos sanos para elevar su calidad de vida”, sostuvo la legisladora de Entre Ríos en los fundamentos de la iniciativa.

La diputada Gaillard cita que en el país, son múltiples las experiencias y avances en las distintas provincias en cuanto al uso del recurso termal con fines terapéuticos. Enumera a las termas de Villaguay en esta provincia, las termas de Caviahue en la provincia de Neuquén, las termas de Río Hondo en Santiago del Estero, o las termas en la provincia de Chaco, entre otras, donde “además de poseer experiencias sobre el uso del recurso termal, ya se encuentran trabajando de manera mancomunada con las obras sociales de sus provincias, mediante acuerdos de trabajo común, y brindando a sus afiliados un servicio de excelencia para mejorar la salud, y con ello la calidad de vida”.
Fuente: EL DIARIO

Temas:

VILLAGUAY
Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]

¡Escribí tu comentario!

[X]
* 600 caracteres disponibles

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

¿Deseas reportar este comentario?

No Si
Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]

¡Escribí tu comentario!

[X]
* 600 caracteres disponibles
IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores. eldiario.com.ar se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.