salud pública

Médico entrerriano salvó a turista norteamericano apuñalado

Yamil Ponce estaba de guardia cuando el fotógrafo estadounidense, Joe Wolek, fue asaltado y apuñalado en el barrio porteño de La Boca.
Agrandar imagen
“Le quedaban pocos minutos de vida y lo pudimos salvar”, contó. Pasarán juntos el fin de año en Buenos Aires, “y sí…me gané un amigo” señaló Ponce mientras que contó que Wolek lo invitó a su casa en los EE.UU. El turista estadounidense había llegado al país el 25 de noviembre pasado, dos días después de su cumpleaños.

Joe Wolek (54) fue atacado por ladrones el viernes 8 de diciembre en el barrio porteño de La Boca. Recibió diez puñaladas en la cara, el cuello y el pecho. Abrió los ojos cuatro días después, el martes 12. Se sacó la foto que todos sus seres queridos esperaban, recuperado y sonriente junto a su cirujano, el miércoles 20. Y ayer, recibió el alta por parte del cuerpo médico del Hospital Argerich.
HÉROE. “En el hospital son héroes, me salvaron la vida. Tengo una segunda vida. Soy fanático de este hospital, que es público, y por eso es importante”, agregó el ciudadano estadounidense.

Por su parte, el héroe es el entrerriano Yamil Ponce (38), un cardiocirujano entrerriano que, además de operar en varias instituciones privadas, está de guardia los viernes en el Argerich.

“Eran las 8.15 de la mañana de ese viernes, yo voy solo un día por semana al Hospital Argerich, no sé ni cuánto gano pero es mi pasión la salud pública. Ese día llego y justo entra un paciente con varios orificios, estaba grave. No tenía pulso, el corazón latía muy bajo. No estaba sin vida, pero le quedaban minutos. Nosotros trabajamos así. Sin saber quién es, de dónde es o qué pasó, lo subimos a quirófano y operamos”, contó Ponce.

El médico entrerriano, ayer viernes, luego de que su paciente recibiera el alta médica declaró: “Joe (Wolek) es una persona muy agradable, yo me relaciono mucho con mis pacientes y como hablo algo de inglés me pude comunicar bien. Me invitó a su casa en Los Ángeles. Creo que me gané un amigo”, cuenta el especialista, quien además es docente en la carrera de Medicina.

“A Wolek se le hizo una intervención poco común, porque tenía dos orificios en el corazón, no hay muchos casos de sobrevida en situaciones así. Quizá no contamos con todos los elementos que quisiéramos, pero los argentinos sabemos improvisar y resolver sin los elementos necesarios. Acá en Argentina es diferente, el servicio público te salva la vida. Esta operación y todo lo que le pasó a Wolek no le costó un peso, le salió cero. Esta sola intervención, en Estados Unidos, puede costar unos 200.000 dólares. Por eso mi pasión es el hospital público”, detalla Ponce.

Temas:

salud pública
Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]

¡Escribí tu comentario!

[X]
* 600 caracteres disponibles

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

¿Deseas reportar este comentario?

No Si
Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]

¡Escribí tu comentario!

[X]
* 600 caracteres disponibles
IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores. eldiario.com.ar se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.