identificación soldado

“Ahora la madre podrá llevarle flores a su hijo”

Fue combatiente de Malvinas y estuvo en Monte Longdon, lugar donde murió en la guerra de 1982 el colonense Elbio Eduardo Araujo Penón, recientemente identificado.
Agrandar imagen La familia Araujo Penón se  emocionó al reencontrarse con pertenencias de Elbio Araujo.
La familia Araujo Penón se emocionó al reencontrarse con pertenencias de Elbio Araujo.
María del Carmen Penón podrá llorar y llevarle flores a su hijo Elbio Eduardo Araujo Penón en el lugar donde yace en la Isla Soledad. Cruz número 16 del Sector B3 en el cementerio de la Isla Soledad, conocido como Cementerio Darwin.

El joven soldado entrerriano, nacido en Colón, fue a cumplir con el Servicio Militar y terminó en la Guerra de Malvinas en 1982. Tenía 19 años y tuvo que combatir en el ojo del conflicto: Monte Longdon. Allí encontró la muerte, pero su cuerpo no estaba identificado. Y su familia rogó, rezó, imploró y no bajó los brazos. En las últimas horas luego de un trabajo sobre 122 cuerpos que realizaron en conjunto los gobiernos argentino e inglés y la Cruz Roja Internacional, que arrojó resultados positivos en 88 casos. La familia del soldado no solamente que ya puede saber dónde está el cuerpo de Elbio, sino que incluso pudieron hacerse de algunos elementos personales que tenía. Emoción dentro de la tristeza.
SENTIMIENTOS CRUZADOS
Ángel César Paz vive en Paraná, fue combatiente de Malvinas y estuvo en el mismo lugar que Elbio, Monte Longdon. “Hoy se me cruzan un montón de sentimientos -dice- de alegría por los 35 años de angustia que terminan, de emociones cruzadas de todo tipo, llanto, agradecer a Dios y a la vida de saber donde estos familiares, tanto María del Carmen (madre) como María Fernanda (hija) que tengo el gusto de conocerlas, puedan llevarle flores a su hijo y hermano”.

Posteriormente expresó que “tuve la gracia de Dios de volver a Malvinas en 2012 y cuando llegabas al cementerio y estaba esa placa que decía `soldado solamente reconocido por Dios´ te daba mucho dolor, mucha rabia, mucha bronca, mucha impotencia. Como puede ser que más allá del conflicto bélico y por la inoperancia de los jefes militares no fueron capaces de identificar a cada soldado con su chapa, su identificación para saber quién era el que quedaba y quién el que volvía”.

Entiende el dolor de las familias, a la espera de poder dar con el cuerpo de sus soldados que perdieron la vida en aquel lugar. “Yo gracias a Dios tuve la dicha de volver pero si me hubiese tocado quedarme allá mi vieja hubiese padecido lo mismo que estuvo padeciendo la mamá de Araujo. Entonces eso te indigna mucho. Hoy tenemos 88 compañeros héroes de Malvinas identificados. Es un paso más para seguir malvinizando y que a pesar de los años seguimos en la lucha. Es un triunfo más para poder seguir adelante y saber que en este caso la mamá de Elvio y su hermana pueden hacer ese viaje a Malvinas que están pidiendo y bien merecido lo tienen. Y llegar ahí al cementerio y decirle ahí `bueno hijo acá te traigo las flores que te mereces´. Y sabes que se la estás dejando a un ser querido que dio todo, que dio lo más grande que puede dar un ser humano que es la vida por su patria”.
REPARADOR
Aseguró que “significa mucha gratitud para esos familiares que pueden hacer ese viaje tan reconciliador, aliviador. Van a poder cerrar un ciclo de su vida, acá está mi hijo, acá les traigo las flores y agradecer a Dios y esos padres que hoy se sienten orgullosos de saber que sus hijos dieron la vida por la patria. Más allá de las circunstancias y de las vicisitudes y la problemática que pudo haber pasado en Malvinas y las desatenciones que hubo. Pero no conozco un papá que no sea tan orgulloso de tener un hijo héroe de Malvinas. Estos padres que siguieron luchando se lo merecen. Porque nunca bajaron los brazos. Pelearon contra el gobierno de turno, un montón de cosas adversas y lograron lo que buscaron. Poder reencontrarse con sus seres queridos que quedaron en Malvinas”.

No duda que “lo que está viviendo la familia de Araujo es inimaginable. Recuerdo siempre cuando yo llegué a casa de mis padres el abrazo interminable del viejo que recién llegaba y mi vieja no estaba porque me había ido a ver a Campo de Mayo creyendo que estaría ahí. Cuando ella llegó te puedo asegurar que me tocaba y acariciaba desde la cabeza a la punta de los pies no me lo olvido más. Ya que esperaba mi regreso. Cómo hoy no va a conmover que la madre de Araujo le lleve flores a su hijo que permanece como mojón Malvinero así como todos los que están en el cementerio de Darwin”.

Por último finalizó: “Hoy agradezco a Dios por dejarme volver y poder mantener viva la llama de Malvinas.
Porque los 649 héroes que quedaron allá dieron sus vidas para que nosotros volviéramos. Y lo mínimo que puedo hacer es aportar mi granito de arena para rendirles homenajes a ellos”.
LA FRASE
“Tuve la gracia de Dios de volver a Malvinas en 2012 y cuando llegabas al cementerio y estaba esa placa que decía `soldado solamente reconocido por Dios´ te daba mucho dolor, mucha rabia, mucha bronca, mucha impotencia”.

Temas:

identificación soldado
Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]

¡Escribí tu comentario!

[X]
* 600 caracteres disponibles

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

¿Deseas reportar este comentario?

No Si
Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]

¡Escribí tu comentario!

[X]
* 600 caracteres disponibles
IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores. eldiario.com.ar se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.