Caso Maldonado

Juez Gustavo Lleral: “No existe ningún testigo E”

El juez que investiga la desaparición y muerte de Santiago Maldonado desmintió que un testigo haya aportado datos vitales para realizar el rastrillaje en el lugar donde se encontró el cuerpo del joven.
El juez Gustavo Lleral desmintió la existencia de una declaración del llamado testigo E, como así también que haya habido llamado alguno que aportara información clave para realizar el rastrillaje que finalizó con el hallazgo del cuerpo de Santiago Maldonado. “No declaró ningún testigo E ni de ninguna otra letra del abecedario. Tampoco recibí ningún dato certero para hacer el rastrillaje”, explicó en diálogo con el diario Página/12.

El magistrado, quien reasumió la investigación por la desaparición forzada del joven, delegada hasta hace unas horas en la fiscal Silvina Avila fue contundente en sus respuestas. La decisión de Lleral de retormar el expediente 8232, en el que se investigan los hechos que desembocaron en la muerte de Santiago Maldonado marca un nuevo rumbo. En la cédula de notificación, el magistrado sostuvo que el expediente había sido delegado “sin razón alguna”.

HECHAR LUZ. Lleral explicó que en las declaraciones tomadas a los integrantes de la Pu Lof por el ex juez de la causa, Guido Otranto, “no fueron repreguntadas debidamente”. No hubo voluntad de hacerlo. Ni Otranto ni la fiscal Avila fueron muy adeptos de creer en los testimonios de la comunidad. “Se comprende todo el contexto. Estamos ante un hecho grave. Tenemos que investigar hechos, la existencia de esos hechos, quiénes los cometieron y ver si esas acciones fueron un delito”, aseveró el magistrado. El contexto de la muerte de Santiago Maldonado es la represión del 1º de agosto, cuando la Gendarmería ingresó a la Pu Lof sin orden judicial y con un pedido explícito de Pablo Escola, a cargo del operativo, de “apresar manifestantes”, tal cual quedó claro en varias declaraciones testimoniales de los uniformados.

La última imagen con vida de Santiago Maldonado fue tomada por la propia Gendarmería, a las 11.32, huyendo de los disparos de esa fuerza. A las 11.33 se inició la cacería dentro del predio y 11.40 se lo ve al gendarme Emmanuel Echazú saliendo de la costa del río, con su rostro lastimado y la escopeta en la mano.

CLAVE. El testimonio de Matías Santana sigue siendo clave. Él graficó el último lugar donde lo ven con vida a Santiago, explicó que primero intentó meterse en el río y luego volvió a la orilla, y cuando lo hizo, vio que detrás estaban los gendarmes disparando y tirando piedras.

De hecho, el chofer de la Ford Ranger OLW 237, Martín Ahumada, se bajó de su vehículo y gritó “¡quédate quieto!”, según sostuvo en su testimonial. Desde el primer momento, el Gobierno nacional sembró pistas falsas, como la del “puestero de Epuyen”, introducida por Gonzalo Cané, secretario Coordinador de los Poderes Judiciales o la supuesta declaración del testigo E o el llamado misterioso que habría aportados datos claves. Lleral desmintió las versiones difundidas por algunos medios hegemónicos y avaladas por el Gobierno. “No declaró ningún testigo E ni de ninguna otra letra del abecedario. Tampoco recibí ningún dato certero para hacer el rastrillaje. Si hubiese tenido un dato certero no habría puesto en riesgo a los bomberos ni los prefectos, lo habría ido a buscar directamente”, aseveró Lleral de manera contundente.

La resolución del rastrillaje se tomó, según precisó Lleral, en base a la recomendación de un prefecto. Esta decisión quedó plasmada en la resolución del magistrado firmada el 13 de octubre. El diario Página/12 le preguntó al juez si las pistas falsas introducidas por el Gobierno, como así también las versiones sobre el testigo E, no entorpecieron la investigación.

Lleral respondió: “En el habeas corpus tomé la decisión de que todo organismo del Estado, incluido el Ministerio de Seguridad, sólo debía informarme a mí y no que el juez tuviera que informarles a ellos. Por eso dispuse que la Gendarmería no fuera parte de este expediente.” Si bien el apartamiento de la Gendarmería en la causa del habeas corpus había sido informado a las partes el 13 de octubre, en el momento en que Echazú realizó su presentación espontánea, dicha fuerza volvió a tener acceso al expediente. “No hay que asustarse”, sostuvo Lleral , quien en varias oportunidades le manifestó a los integrantes de la Pu Lof que en este caso se juega mucho más que una carrera judicial.
Las respuestas del juez Lleral
- ¿Alguien de la comunidad mapuche lo alertó sobre el lugar adonde buscarlo a Santiago, ahí donde finalmente se lo encontró?
- No, nunca. Nunca existió un llamado ni de la comunidad mapuche, ni de la comunidad de Esquel, ni de la comunidad argentina que brindara un dato certero en esta causa. Existieron llamados anónimos y de cada uno se formó un expediente para certificarlo. Fueron casi 400 en toda la causa, pero ninguno de esos, ni nadie, aportó un dato certero que pudiera indicar dónde estaba Santiago Andres Maldonado. Si hubiese existido ese llamado no hubiese puesto en riesgo a los bomberos voluntarios que hacen de corazón ese trabajo, ni los hubiera sometido a un viaje extenso desde distintas partes del país con sus perros. Tampoco hubiese expuesto a los 16 buzos a hacer semejante tarea.

- ¿Quién es el testigo E?

- Mire... el testigo E no existe en el expediente. Nunca declaró ante sede judicial, nunca tuvo contacto conmigo ni con nadie de este juzgado. Desconozco quién es el testigo E. No hay con E ni con ninguna otra letra.

-¿Declaró, quizás, de manera extrajudicial?


- No declaró nunca... así que no sé de qué se pudo haber dado vuelta o cómo pudo haber cambiado porque aquí no declaró nunca, ni en el juzgado ni en ningún lado. Insisto, en que en el expediente no existe.

-¿El caso como se caratuló?


Pese a que se encontró el cuerpo, el caso caratulado como desaparición forzada no está cerrado porque hay una investigación penal en curso. Para que se cierre tiene que haber una sentencia definitiva. Es una investigación que está en curso en la fiscalía. De hecho la autopsia forense se ordenó por pedido de la fiscal en ese expediente, o sea que de por sí hay que esperar su finalización. El caso caratulado como desaparición forzada no está cerrado porque hay una investigación penal en curso. Para que se cierre tiene que haber una sentencia definitiva. Es una investigación que está en curso en la fiscalía. De hecho la autopsia forense se ordenó por pedido de la fiscal en ese expediente, o sea que de por sí hay que esperar su finalización.

-¿Cuándo se conocerá oficialmente la causa y la data de la muerte de Santiago?

-Aún la causa y la data no se saben y debemos aguardar unas dos semanas para tener datos certeros.

Temas:

Caso Maldonado
Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]

¡Escribí tu comentario!

[X]
* 600 caracteres disponibles

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

¿Deseas reportar este comentario?

No Si
Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]

¡Escribí tu comentario!

[X]
* 600 caracteres disponibles
IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores. eldiario.com.ar se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.