ENTREVISTA

El corazón de Natacha resiste tras la picadura de un alacrán

EL DIARIO dialogó con Soraya, la mamá de Natacha, la niña picada por un alacrán en Paraná que debió ser intervenida en el hospital San Roque.
Agrandar imagen Soraya, la mamá de Natacha, contó detalles de lo sucedió con su hija picada por un alacrán.
Soraya, la mamá de Natacha, contó detalles de lo sucedió con su hija picada por un alacrán.
Las expectativas están centradas ahora en el corazón de Natacha, la pequeña de cuatro años que fue picada por un alacrán y que permanece en el hospital San Roque. En diálogo con esta Hoja, su madre, Soraya, contó algunos detalles de su actual estado de salud.

La picadura, considerada de mediana gravedad, afectó el corazón de la niña, obligó a suministrarle una medicación y durante la noche del sábado debieron realizarle una compleja cirugía para administrarle los medicamentos. La razón es que si lo hacían por vena, podían haber dañado su piel.

Como presentó una buena reacción fueron bajándole paulatinamente las dosis suministradas de dopamina. Contó en la mañana de ayer que cuando la dosis llegó a la mitad de la cantidad inicial debieron volver a subirla porque su corazón no lo toleraba. En la tarde se le debía realizar un nuevo ecocardiograma en vista de suprimirle el medicamento.

“Mientras siga con esta medicación que hace que el funcionamiento cardíaco sea bueno, debe permanecer internada en terapia intensiva –comentó su madre.- Está bien de ánimo y el cuadro clínico es alentador”.

Terrible momento. Natacha estaba jugando en el patio cuando comenzaron a escuchar sus gritos de dolor. La perra, Pony, fue la que advirtió la presencia del alacrán. Sin embargo, ella no recuerda nada de lo que pasó. “Se despertó en terapia, se miró el brazo y pensó que se había cortado”, relata la madre y continúa el angustiante relato: “La Pony avisó, es inquieta y siempre ladra. Esta vez ladraba como si hubiera alguien extraño. Fue un segundo, Natacha acostumbra a andar descalza, hacía calor y estaba bailando en el jardín”.

Con respecto a su caso, la mamá dice: “Ella es gordita, me dijeron los médicos que si hubiera sido flaquita el resultado hubiera sido fatal. Hay una escala de gravedad, en cuanto a este tipo de picaduras: leve, intermedio y severo. Ella está en el medio, aunque no siempre ataca al corazón, en su caso sí”.

Relata Soraya que aún no le han referido las posibles consecuencias que este incidente puede traer a futuro a la salud de la pequeña Natacha, porque ahora están centrados en mejorar su cuadro actual. Las prioridades son otras.

Responsabilidades.
Generalmente se piensa que los alacranes son residentes del centro, debido a la gran remoción de escombros producto de la edificación de torres y de antiguas casas con sótano. Sin embargo, Natacha vive en barrio San Agustín, cerca del Antoñico, definido por Soraya como el nidal.

“Convivimos con los alacranes, vivimos rodeados por el Antoñico”, afirma. Dice que hay un grupo de vecinos, sobre todo después de lo que le pasó a Natacha, que están preocupados y tratando de hablar con algún organismo responsable para que se encarguen de combatir a los alacranes y otro tipo de animales peligrosos.

“En Osinalde y Larramendi es literalmente un nido de alacranes. Está lleno de escombros, encontramos muchos que llevaban sus crías en el lomo. Es necesario mantener la higiene de los espacios públicos porque cada cual mantiene la higiene en su casa, pero si estamos rodeados de escombros y basura, no sirve de nada, es un hábitat ideal para la proliferación de alimañas”.
Captura de alacranes
Lo recomendable es capturarlo poniendo por arriba un vaso, recipiente o frasco y pasando por debajo un papel, para luego darlo vuelta. “Una vez que se capture, hay que traerlo a la oficina de Epidemiología, ubicada en el edificio central del Ministerio de Salud, en 25 de Mayo 139 de Paraná, de lunes a viernes de 8 a 13 –dice Corujo-. De acá lo enviamos a Buenos Aires para hacer el antiveneno. Y, si les pasa que lo recogen un fin de semana, pueden hacerle agujeritos pequeños en la tapa y poner un algodón con agua, porque son muy sensibles a la desecación, se deshidratan fácil”.

Los dos centros antiponzoñosos funcionan en los hospitales de referencia: el San Roque y el San Martín.
Riesgos
Los casos graves por picadura de alacrán pueden generar alteraciones cardíacas, sensoriales, convulsiones, o pueden llevar a depresión respiratoria, vómitos, entre otras. Los grupos de riesgo están formados por niños, ancianos, enfermos con problemas cardíacos, renales, diabetes, enfermedades crónicas, deben asistir al hospital para evaluación. Especialmente los menores de cinco años tienen que ir a un nosocomio dentro de las dos horas luego de la picadura.

En cuanto al cuadro clínico, la profesional agregó que genera un fuerte dolor, por lo que recomienda colocar hielo en la zona.
En Entre Ríos reside el más venenoso
Los escorpiones o alacranes comienzan a aparecer cuando llegan los primeros calores de la temporada. En Argentina existen dos familias de estos arácnidos: Bothriuridae y Buthidae. La primera no reviste toxicidad para el ser humano; en la segunda se presenta el único género de importancia médico sanitaria, el Tityus. El más habitual en Entre Ríos es el Tityus Trivittatus, el cual es más agresivo y venenoso. Además tiene una característica que es la partenogénesis, que es la capacidad de la hembra de madurar los óvulos sin el macho, es un mecanismo de supervivencia.

También se distinguen de la otra especie porque tienen tres bandas longitudinales en el dorso más oscuras, pinzas largas y delgadas, y dos aguijones en la última parte de la cola donde está la glándula venenosa.

Desde marzo de 2016 hasta la semana epidemiológica 37 se notificaron al Sistema Nacional de Vigilancia de la Salud (SNVS) 182 casos, de los cuales 111 sucedieron en Paraná, 52 en La Paz, nueve en Federación, cinco en Diamante, dos en Federal, uno en Colón, uno en Gualeguaychú y uno en Tala.

La responsable del Centro de Información Asesoramiento y Asistencia Toxicológica de Entre Ríos (Ciaat-ER), de la Dirección de Epidemiología del Ministerio de Salud, Analía Corujo, indicó: “La picadura de un alacrán es un cuadro potencialmente grave en niños y en ancianos, es un envenenamiento que aparece por la inoculación de toxinas que produce el alacrán. Por este motivo, incentivamos a la población a que realice acciones preventivas intradomiciliarias, peridomiciliarias y ambientales en general”.

Prevención. Los escorpiones se adaptan muy bien a zonas urbanas, donde se los encuentra en lugares húmedos (sótanos, túneles, depósitos, desagües y cámaras subterráneas). Son más activos durante la noche, se alimentan de artrópodos, especialmente grillos y cucarachas.

Dentro del hogar hay que profundizar todo lo que se refiera a protección personal: sacudir bien la ropa antes de colocársela, mantener la limpieza de muebles y espacios, y tener el hábito todas las mañanas, cuando uno se va a calzar, de sacudir el calzado.

“Los insectos son el alimento que prefieren, pero si mantenemos libre de cucarachas, el arácnido no va a venir”, puntualizó Corujo.

Además, desde la Dirección de Epidemiología de la cartera sanitaria aseguraron que es efectivo colocar filtros en las bachas de la cocina y del baño, en las bañeras, ya que los alacranes se acercan a las viviendas por los resumideros y cañerías. También, asegurar las ventanas con telas mosquiteras o de trama fina, y poner burletes en las puertas.

Si hay bebés, se pueden colocar las patas de la cuna en recipientes de vidrio, de esta manera los escorpiones no podrán trepar porque se resbalan. Por último, alejar siempre las camas de las paredes y nunca dejar las cortinas por encima, ni la ropa de cama que toque el piso.

Plaguicidas. La profesional no recomendó el uso en primera instancia: “Hay que evitar la acumulación de escombros o papeles y mantener la limpieza siempre. Si hubiera que usar un insecticida, los recomendados son los piretroides, de baja toxicidad. No hay ninguno inocuo. Y, preferentemente, hay que utilizarlos con asesoramiento de un especialista”.

Temas:

ENTREVISTA
Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]

¡Escribí tu comentario!

[X]
* 600 caracteres disponibles

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

¿Deseas reportar este comentario?

No Si
Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]

¡Escribí tu comentario!

[X]
* 600 caracteres disponibles
IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores. eldiario.com.ar se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.