Los reclusos piden beneficios en sus condenas

Guardiacárceles siguen de rehenes en un motín en Mendoza

Desde el domingo a la tarde, alrededor de 40 presos mantienen cautivos al personal de seguridad del penal Almafuerte, a unos 40 kilómetros de la capital mendocina. Una jueza intenta mediar para resolver la crisis y según lo informado por el director del Servicio Penitenciario, Sebastián Sarmiento, no hay víctimas fatales.
Lunes 6 de Junio de 2011 | 11:18 Hs.
Crece la tensión entre los familiares de los rehenes y reclusos amotinados.
Crece la tensión entre los familiares de los rehenes y reclusos amotinados.
El motín iniciado en la víspera en una cárcel mendocina, ubicada en la zona de Luján de Cuyo, se mantenía en la mañana de este lunes, con seis guardias como rehenes de un total de 38 reclusos, según indicaron las autoridades locales.

La protesta de los presos se desarrolla en el penal mendocino Almafuerte, en Campo Cacheuta, a unos 40 kilómetros de la capital provincial.

Si bien en el lugar se habían hecho presentes autoridades provinciales y una jueza –ante el reclamo de los reclusos amotinados– las negociaciones permanecían estancadas y los presos mantenían a los seis guardias que habían tomado como rehenes en la víspera.

Al lugar concurrió la jueza de Ejecución Penal María Inés Vargas de Romero, como así también el ministro de Seguridad mendocino, Carlos Aranda, y el fiscal Daniel Carniello.

El motín se originó en el pabellón número 5, donde están alojados unos 50 reos. Se indicó que uno de los cabecillas del incidente sería Marcelo "El gato" Araya, un conocido delincuente vinculado al narcotr fico, y enemigo de Daniel "El rengo" Aguilera, ex jefe de la barra brava del club Godoy Cruz.

Reclamos

El director del Servicio Penitenciario de Mendoza, Sebastián Sarmiento, aseguró hoy que no hay víctimas fatales en la toma de rehenes en el penal mendocino de Almafuerte, que ya lleva más de 15 horas, y que los seis penitenciarios que permanecen como rehenes "están bien".

"Los internos amotinados no llegan a un acuerdo sobre cuáles son los reclamos concretamente", dijo Sarmiento en declaraciones periodísticas, quien aclaró que no existió un intento de fuga por parte de los presos.

Además, señaló que los amotinados taparon las cámaras de seguridad que existen dentro del penal.

La negociación con los presos en el penal de Campo Cacheuta, departamento de Luján de Cuyo, a 38 kilómetros de la ciudad de Mendoza, a cargo de la Unidad de Negociación Operativa (UNO) del Servicio Penitenciario, quedó estancada poco después de la pasada medianoche, según reportó la prensa local.

Negociaciones

"El último contacto fue alrededor de las 0.30 y después pasaron las horas sin diálogo con los internos", informó la mendocina LV10 Radio de Cuyo.

La emisora reveló que los internos pidieron la presencia de un juez, un teléfono y “un equipo del canal 9” de Mendoza, y que en principio, el episodio no implicaba un intento de fuga sino la obtención de algunos beneficios en las condenas.

La jueza de ejecución penal María Inés Vargas de Romero se presentó en el lugar cumpliendo la primera exigencia.

La magistrada pidió a los amotinados que como contrapartida de la entrega del teléfono soltaran al menos a tres de los rehenes, lo que fue rechazado por los reclusos.

Tampoco hubo acuerdo en el ingreso al recinto tomado de trabajadores del canal requerido ni de ningún otro medio, y la negociación se estancó.

En tanto, en las inmediaciones seguía desplegado el Grupo Especial de Operaciones Penitenciarias (GEOP), junto con el Grupo Especial de Seguridad (GES), de la Policía de Mendoza que también envió al lugar un helicóptero.

El director del Servicio Penitenciario, Sebastián Sarmiento, aseguró anoche que todos los internos del sector donde se produjo el motín están bien, lo mismo que los rehenes. Salió al cruce de ese modo de una versión, recogida por medios locales de fuentes carcelarias anónimas, según la cual un preso habría muerto en el episodio. “Ninguno de los internos ha manifestado que haya habido un muerto", dijo Sarmiento anoche, según el diario digital Mendoza on line.

El motín estalló alrededor de las 17.30 del domingo en el Pabellón 5 del Complejo Penitenciario 3 Almafuerte, que fue inaugurado en 2007 y alberga a unos 800 reclusos. No se plegaron internos de otros pabellones.

Entre los rehenes están Diego Romo Domínguez, Javier Morales Ortiz, Gustavo Ojeda Gómez, Gabriel Manrique Pobrete, Rafael Bustos Santa Rosa y Sergio Díaz Regules.

Asimismo la policía bloqueó el acceso a la zona en una ruta próxima, para contener a familiares de los involucrados que trataron de llegar hasta el penal.

En los primeros minutos de hoy llegó al lugar el vicegobernador, Cristian Racconto, a cargo del Ejecutivo provincial porque el gobernador, Celso Jaque, está de visita en China.

Cabe recordar que en abril del año pasado, un preso de este penal de máxima seguridad Almafuerte murió apuñalado en otro motín con toma de cinco rehenes.
Fuente: Telam, Infobae

Etiquetas:

Diseño: Grupo Octógono  |  Management Technology: Advertis  |  Powered by: SigloCero