Caso Nisman

Lagomarsino ratificó que entregó el arma a Nisman

El técnico informático, acusado de ser partícipe necesario de la muerte de Alberto Nisman, prestó ayer declaración indagatoria ante el juez Julián Ercolini durante más de 10 horas.
Agrandar imagen Lagomarsino le dijo al juez Ercolini que el fiscal Nisman lo llamaba “hasta 30 veces por día”.
Lagomarsino le dijo al juez Ercolini que el fiscal Nisman lo llamaba “hasta 30 veces por día”.
El técnico informático se presentó en los tribunales de Comodoro Py acusado de ser partícipe necesario de la muerte del extitular de la UFI-AMIA y prestó declaración indagatoria ante el juez Julián Ercolini. Según reconstruyeron fuentes judiciales, Lagomarsino por momentos se quebró y aseguró que esta causa le “destruyó la vida”. “No me importa cómo murió, igual me cagaron la vida”, sostuvo durante su indagatoria.

En la misma, estuvieron presentes el magistrado con un secretario, los abogados Gabriel Palmeiro y Martín Chasco y el fiscal Eduardo Taiano -con una secretaria- quien elaboró un cuestionario de 150 preguntas destinadas a intentar esclarecer la naturaleza del vínculo entre Nisman y Lagomarsino.

APODERADO. A lo largo de su declaración el informático indicó que era apoderado de una cuenta bancaria en los Estados Unidos “por pedido” del fiscal, porque su madre “estaba muy enferma”. Respecto a la relación entre ambos, el informático contó que Nisman lo llamaba “hasta 30 veces por día” por teléfono y que sostenían “una relación de amo- esclavo”. Lagomarsino sostuvo que se enteró de la muerte de Nisman a través de un mensaje de whatsapp que le envió su hermano y que la última vez que habló con el fiscal fue cuando le entregó su arma la noche anterior en Puerto Madero. Según los registros del expediente, se fue de Le Parc a las 20.35. En otro tamo de su declaración, Lagomarsino reafirmó que siempre quiso hablar con la madre de las hijas de Nisman, la jueza Sandra Arroyo Salgado, pero que no pudo porque ella no estuvo dispuesta.

Al declarar por primera vez en la causa por el crimen del fiscal de la causa AMIA en calidad de imputado, Lagomarsino insistió en que él le entregó el arma por pedido de él “por temor en torno a la seguridad de sus hijas” y dijo que pensaba que los fiscales tenían permiso de portación legal. Por otra parte, el hombre negó estar vinculado a servicios de inteligencia, se quebró en varios tramos de la audiencia, especialmente al hablar de su familia, y señaló: “Le hice un favor y ahora esto me está destruyendo la vida”.

AMIGA. La semana pasada, Taiano emitió un dictamen en el que aseguró que Nisman fue asesinado y en el que remarcó que Lagomarsino fue el facilitador de un “arma amiga” para el homicidio. En ese texto, además, sembró dudas sobre el imputado y sus posibles vínculos con agentes de inteligencia. En Comodoro Py, Lagomarsino negó las acusaciones y dijo que no participó de una maniobra para asesinar a Nisman.

El acusado aseguró que tras la muerte de Nisman perdió la mayoría de sus trabajos -incluso el de la Universidad del Oeste-, que hoy vive con un ingreso de 25.000 pesos mensuales y que pensó en quitarse la vida, pero que desistió por sus hijos.

Lagomarsino fue imputado como partícipe necesario en la muerte del investigador del atentado a la AMIA el 18 de enero de 2015, por haberle prestado la noche anterior el arma usada en el hecho. En un dictamen de 1080 carillas, el fiscal Eduardo Taiano lo acusó de haber llevado el arma al departamento de Nisman en el barrio de Puerto Madero a sabiendas de que iba a ser usada para matarlo.

El técnico informático era empleado de la fiscalía de Nisman y según él declaró, se dedicaba a tareas de soporte técnico. Pero Lagomarsino figura como cotitular de una cuenta abierta además a nombre de la hermana y la madre del Nisman en el exterior, de la cual el fiscal era apoderado.

Además, era el único que tenía la clave para el acceso remoto a la computadora personal del fiscal. Taiano dio por probado en base a una junta interdisciplinaria de Gendarmería Nacional que Nisman fue asesinado de un balazo en la cabeza en su departamento. El arma usada fue la que la noche anterior dijo haber llevado Lagomarsino a pedido del fiscal que temía por su seguridad, una Bersa que estaba registrada a su nombre. Poco antes de aparecer muerto, Nisman había denunciado a la ex presidenta Cristina Kirchner y a funcionarios de su gobierno por supuesto encubrimiento agravado del atentado a la AMIA a raíz de la firma del Memorándum de entendimiento entre Argentina e Irán.

Temas:

Caso Nisman
Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]

¡Escribí tu comentario!

[X]
* 600 caracteres disponibles

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

¿Deseas reportar este comentario?

No Si
Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]

¡Escribí tu comentario!

[X]
* 600 caracteres disponibles
IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores. eldiario.com.ar se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.