abuso de menores

En febrero Casación resolverá un planteo en una condena por abusos

La defensa reclama que sea recalificado el delito: de corrupción a abuso sexual simple. Y en ese caso, pretende plantear la prescripción. Fue condenado hace un año, no va a ir a prisión hasta que el fallo quede firme.
Agrandar imagen Javier Broggi, extitular de Cultura de Urdinarrain, fue condenado a 14 años de cárcel en 2016.
Javier Broggi, extitular de Cultura de Urdinarrain, fue condenado a 14 años de cárcel en 2016.
Un año pasó.

Javier Aníbal Broggi, exdirector de Cultura de la Municipalidad de Urdinarrain, fue condenado el 22 de diciembre de 2016 a 14 años de prisión efectiva, al habérselo hallado responsable del delito de corrupción agravada de menores en concurso real en dos hechos.

Así lo resolvió el Tribunal de Juicio y Apelaciones de Gualeguaychú, compuesto por los jueces Alicia Vivian, Mariano Martínez y Alberto Seró. Pero los magistrados resolvieron además que Broggi estaría en libertad y que iría a prisión sólo cuando la sentencia quede firme. No está firme, claro, sino que está en instancia de apelación. Ahora, la Cámara de Casación Penal comenzó a revisar esa condena, y la calificación legal impuesta al delito que se le achaca a Broggi, que dejó la Municipalidad de Urdinarrain cuando estalló el escándalo, en 2008, luego se refugió en Villa Libertador San Martín, y ahora reside en Gualeguay. El 14 de febrero de 2018 Casación dará a conocer su resolución a la petición hecha por los defensores de Broggi: que se recalifique el delito, de corrupción a abuso sexual simple, y en ese caso, que se disponga la prescripción.

EL CASO. El caso estalló en Urdinarrain en 2008, cuando las primeras víctimas se atrevieron a hablar con sus familias de lo que habían vivido cuando niños. Broggi había sido hasta entonces un personaje responsable, secretario de la Escuela Normal, funcionario de Cultural, que entablaba relación con las familias y ganaba la confianza de sus hijos, a los que luego abusaba.

Los hechos ocurrieron entre 1988 y 1995, con chicos de entre 8 y 13 años. Y ocurrieron en el Museo La Estación y en la habitación de su domicilio de calle 25 de Mayo, donde vivía con su madre. Pero nada de todos esos abusos –se calcula que hubo unas 40 víctimas- se supo sino hasta 2008, cuando una de las víctimas rompió el cerco de silencio.

Y la voz empezó a correr, y llegó a oídos del intendente de Urdinarrain, Alberto Mornacco, quien contó, cuando declaró en la Justicia, que en mayo de 2008 se enteró de los hechos de boca del propio Broggi, quien le reconoció los hechos de abuso. “Javier aceptó los hechos y le pedí que no se acerque más al municipio; y que dejaba de trabajar desde ese mismo momento”, recordó entonces.

Mornacco supo antes de los hechos cuando una madre se presentó y se lo contó. “Se presentó la madre de una de las víctimas y me explicó lo sucedido con su hijo y con otro caso”.

Broggi había estado al frente de Cultura entre 2001 y 2008. Mornacco recordó que les “creyó de entrada” a los familiares de los abusados y por ello consideró que “había que tomar una decisión instantánea y tuve un agradecimiento de la familia por esa actitud”.

Cuando fue el juicio, en diciembre de 2016, el fiscal Lisandro Beherán reveló que los abusos dejaron “una huella psíquica que alteró el desarrollo sexual de las víctimas”; y que “la naturaleza y características de esos actos es la que define la corrupción de menores”.

RECHAZO. Pero a cuatro años del inicio de la causa en la Justicia, y a un año de la condena, Broggi está libre.

Ayer, la Cámara de Casación Penal empezó a analizar el planteo hecho por los defensores de Broggi, condenado en diciembre de 2016 a la pena de 14 años de prisión por los delitos de abuso y corrupción de menores. Broggi, según lo dispuso el Tribunal de Juicio y Apelaciones de Gualeguaychú, no fue a prisión, sino que espera en libertad que el fallo quede firme.

Sus abogados defensores, Rubén Gallardo e Ignacio Fernández plantearon hoy en Casación la recalificación legal de los delitos que se le imputan a Broggi: en vez de corrupción de menores agravada reclaman plantean que el delito que cabe es el de abuso sexual simple, y en ese caso, piden que sea declarada prescripta la acción penal. La petición de los defensores fue rechazada de plano por el fiscal Lisandro Beheran, de la Unidad Fiscal de Gualeguaychú, y la abogada querellante, Estela Esnaola.

“La defensa planteó el cambio de calificación legal, por una calificación legal de menos pena. La corrupción de menores tiene más pena que el abuso sexual simple, que es lo que pretende la defensa. Buscan una calificación legal menor y que eso les posibilite un planteo de prescripción. O sea, ellos piden el cambio de calificación legal, y en su caso, si se hace lugar, van a ir por la prescripción de la acción penal. Lo que no se discutió en Casación es la prisión preventiva. Ya se debatió la prisión, y el tema quedó resuelto por el tribunal de sentencia, que dispuso que la pena privativa de la libertad empiece a ejecutarse cuando la condena quede firme. Como se interpuso este recurso, no queda firme. Respecto del cambio de calificación legal, desde el Ministerio Público Fiscal lo rechazamos, porque consideramos que el fallo fue el más acorde en función de los hechos que quedaron probados”, dijo el fiscal Beheran.

El tribunal de Casación –integrado por los jueces Marcela Badano, Marcela Davite y Hugo Perotti- resolvió desarrollar la audiencia de debate sin intervención de la prensa. Y se espera que la resolución respecto de los planteos que hicieron las partes este martes en audiencia se resuelva hacia el 14 de febrero próximo.

La querellante Estela Esnaola dijo que la defensa “no hizo una crítica razonada de la sentencia”, y que sólo “volvieron a plantear los argumentos ya escuchados durante los alegatos” en el juicio que se desarrolló en diciembre de 2016 en Gualeguaychú. “La defensa se mostró muy débil, con argumentos poco felices, porque la sentencia es buena, y no tiene fisuras”, planteó.
Chicanas
La querellante Estela Esnaola reprochó el camino seguido por la defensa de Javier Broggi. “Mi opinión es que llegan a Casación con el solo propósito de ir después hasta el Superior Tribunal, y más tarde a la Corte, para darle aire a Broggi para que no vaya preso”, señaló.

Esnaola dijo que en la audiencia de ayer “refutamos el cambio de calificación legal que plantea la defensa. Es una estrategia de ellos: les conviene
que no se considere corrupción y sí en cambio abuso, porque es un delito que está prescripto y entonces no hay pena”.

“Pero nosotros entendemos que os actos que llevó a cabo Broggi sobre las víctimas no son abusos, superan al abuso, son actos de corrupción. Se aprovechó de sus víctimas, y lo hizo mediante el engaño, bajo amenazas. Entonces, en ese contexto se agrava la figura principal y también se elevan las penas”, aseguró Esnaola.

Pero Broggi, condenado en diciembre de 2016 a 14 años de prisión, sigue libre. Y así seguirá hasta que la condena en su contra quede firme.

“Lamentablemente –opinó la querellante- en su momento pedimos la prisión preventiva, pero el tribunal no la otorgó. No quisimos recurrir por los tiempos de la Justicia, Si con la sentencia en un año recién está en instancia de apelación, si hubiésemos apelado la prisión preventiva estaríamos hoy discutiendo eso y no la condena. Preferimos este camino, por respeto a las víctimas y para evitar la revictimización”.

Temas:

abuso de menores
Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]

¡Escribí tu comentario!

[X]
* 600 caracteres disponibles

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

¿Deseas reportar este comentario?

No Si
Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]

¡Escribí tu comentario!

[X]
* 600 caracteres disponibles
IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores. eldiario.com.ar se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.