Justicia Federal

Detienen a un brasileño por contrabando

Viajaba en colectivo, fue sorprendido en un puesto caminero cerca de Ceibas con 300.000 pesos cuyo origen no pudo justificar. Según dijo, había ingresado al país por el paso fronterizo de Paso de los Libres.
Agrandar imagen El extranjero fue detenido en Ceibas con una valija con dinero argentino.
El extranjero fue detenido en Ceibas con una valija con dinero argentino.
El hecho fue descubierto a pocos kilómetros de Ceibas, en el departamento Gualeguaychú, cuando los gendarmes detuvieron la marcha de un colectivo que se dirigía hacia Buenos Aires y, en un control sobre los pasajeros y el equipaje, descubrieron una valija que les llamó la atención por su excesivo peso.

El propietario reconoció que la valija le pertenecía, autorizó que la abrieran y entonces descubrieron los fajos de billetes esparcidos en su interior. El hombre no se sorprendió.

Espontáneamente dijo que había ingresado al país con billetes de reales brasileños y que los cambió en el paso internacional con personas que se encontraban en las inmediaciones, ofreciendo el cambio de dinero. En esa manifestación espontánea admitió que recibió 300.000 pesos en billetes argentinos.
De allí, se presume, emprendió el viaje a Buenos Aires, donde estaba radicado desde hacía años, ya que poseía un documento de extranjero.

COMPETENCIA EN DISPUTA.
El juez Pablo Seró no tiene dudas de que si se consumó un delito debería ser investigado por la jueza federal de Paso de los Libres Cristina Pozzer Penzo.

Lo mismo dicen la fiscal de primera instancia, Milagros Squivo; y el fiscal de la Cámara Federal de Apelaciones, Ricardo Álvarez. Coinciden en que en Entre Ríos “solo se ha constatado el traslado o transporte de dinero en efectivo”, pero si hubo un delito, que podría ser el de contrabando de divisas u otro, “tal conducta se ha verificado en una jurisdicción ajena”, esto es, Paso de los Libres.

La jueza Pozzer Penzo no cree lo mismo. Dice que no alcanza con las explicaciones que dio el brasileño “y que el hecho podía constituir un supuesto de incremento patrimonial injustificado”, que podría derivar una evasión de impuestos y/o en el lavado de dinero de origen ilícito. Entonces, considera que la investigación debe quedar en manos del magistrado que “descubrió” el dinero.

Puestos a resolver sobre el conflicto de competencia planteado, los integrantes de la Cámara Federal de Apelaciones también tuvieron diferentes criterios, aunque primó el que postulaban Daniel Alonso y Mateo Busaniche respecto de que la causa debía quedar en manos del juez Seró, de Concepción del Uruguay. Cintia Gómez, en cambio, consideró que la causa debía pasar al Juzgado Federal de Paso de los Libres.

El tribunal, por mayoría, consideró que, por el momento, la decisión del juez Seró de no declinar la investigación es “prematura” y le ordenaron “profundizar” algunos aspectos del hecho, “ello sin perjuicio de que, con el transcurso del proceso, puedan incorporarse elementos probatorios que permitan definir el concreto lugar de comisión, determinar la figura penal delictiva y por ende, el tribunal competente desde ese entonces”.
Diez mil dólares
En principio, la conducta del ciudadano brasileño podría ser calificada como contrabando de divisas. Las leyes establecen que los viajeros que introduzcan al territorio argentino dinero en efectivo por un valor igual o superior al equivalente a 10.000 dólares estadounidenses deberán declararlo ante el servicio aduanero.

Temas:

Justicia Federal
Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]

¡Escribí tu comentario!

[X]
* 600 caracteres disponibles

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

¿Deseas reportar este comentario?

No Si
Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]

¡Escribí tu comentario!

[X]
* 600 caracteres disponibles
IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores. eldiario.com.ar se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.