tribunales

Condenaron al ex policía que mató en ocasión de robo

El ex sargento de la Policía de Entre Ríos, Moisés Medrano, fue condenado a 16 años de prisión por el crimen de Marcelo Comar, ocurrido en ocasión de robo, el 9 de febrero de 2014, en Tezanos Pinto.
Agrandar imagen Medrano no irá a prisión hasta que la condena quede firme.
Medrano no irá a prisión hasta que la condena quede firme.

El ex sargento de la Policía de Entre Ríos, Moisés Ángel Medrano, fue condenado ayer a la pena de 16 años de prisión por el crimen de Marcelo Fabián Comar. El crimen ocurrió cuando Medrano y un cómplice ingresaron violentamente a la casa de Comar para robar. Permanecerá en libertad hasta que sentencia quede firme.

Moisés Ángel Medrano, ex sargento de la Policía de Entre Ríos, de 47 años, fue condenado ayer a la pena de 16 años de prisión por el crimen, en ocasión de robo, de Marcelo Fabián Comar, ocurrido el 9 de febrero de 2014, entre las 20.30 y las 21, en la casa que la familia Comar posee en la localidad de Tezanos Pinto, en Oro Verde. La pena también comprende el delito de Peculado, en relación a la falsa denuncia que realizó Medrano el 20 de febrero, cuando denunció que desconocidos le robaron el arma reglamentaria de su auto VW Vento, once días después del crimen de Comar.

CERTEZA. El Tribunal de Juicio, integrado por Ricardo Bonazzola, Gabriela Garbarino y Pablo Zof, entendió por unanimidad, tras un “amplio e intenso” análisis de las pruebas, que las fiscales Matilde Federik y Laura Cattáneo, lograron probar la responsabilidad del ex efectivo en los delitos de Robo seguido de muerte agravado por su condición de policía, en concurso real con el de Peculado. En los alegatos, Fiscalía solicitó la pena de 20 años de prisión y que al momento del adelanto de sentencia se le dictara la prisión preventiva, por el peligro de fuga en relación a la alta pena que se solicitó.

La defensa, a cargo de los defensores públicos Jorge Balbuena y Jorge Sueldo, pidió la absolución por el beneficio de la duda.
En el breve adelanto de sentencia, los jueces sostuvieron que para arribar a la certeza de que Medrano fue el autor de los dos delitos que se le atribuyeron, evaluaron los “indicios probatorios concordantes” que se produjeron en el debate, destacando “particularmente la pericia balística”, en relación al crimen de Comar, y “los testimonios de los policías que declararon en el juicio y el de Cregnolini”, en relación a la falsa denuncia por el supuesto robo del arma reglamentaria.

PRUEBAS. Una prueba balística fue determinante para terminar de vincular a Medrano con el hecho, habida cuenta que los dos testigos presenciales, Elsa Esther Juanita Cabrol, de 80 años, y Antonio Comar, de 83 años, padres de la víctima, que vieron como asesinaban a su hijo, no pudieron identificar al efectivo por su rostro, sino que lo señalaron por sus condiciones físicas.

El testimonio de un perito de Balística de la División Escopometría de la Dirección de Criminalística reveló que la pericia que se realizó sobre dos vainas calibre 9 milímetros que se secuestraron en la casa de la familia Comar, con un cartucho que se secuestró en el domicilio de Medrano, arrojó que los tres fueron “accionados por el mismo arma de fuego”. El perito brindó una elocuente explicación, con demostración con un arma de fuego incluida, de las huellas de accionamiento que deja un arma en una vaina o un cartucho. En este sentido, sostuvo que las huellas son únicas, puesto que cada arma tiene “personalidad y le da identidad, no hay dos armas iguales”. Así, concluyó que “en un momento de la historia (las vainas y el cartucho) estuvieron en el mismo arma”, incluso añadió que “se determinó que el cartucho que se secuestró en la casa del imputado estuvo tres veces en el mismo arma”.

INVEROSÍMIL. En relación al supuesto robo del arma reglamentaria, el Tribunal concluyó que “todas las circunstancias que rodearon a la denuncia fueron inverosímiles”, y resaltó el testimonio de los superiores de Medrano y sus compañeros de trabajo en la Comisaría Octava de Paraná. Para los jueces, el imputado “no sufrió el robo del arma de fuego reglamentaria, sino que la hizo desaparecer con finalidad de evitar que se lo relacione subjetivamente con el robo seguido de muerte a la familia Comar ocurrido días antes”.

El testimonio de los efectivos permitió vislumbrar un fuerte indicio de responsabilidad de Medrano en el hecho, sostenido en tres situaciones: la relación de parentesco del imputado con reconocidas personas vinculadas al delito, incluso en hechos como el que se ventiló en el juicio; el crecimiento patrimonial impropio para un policía; y la débil versión del robo de su arma reglamentaria, supuestamente ocurrida el 20 de febrero de 2014, precisamente cuando las sospechas se cernían sobre Medrano y cuando desde la fuerza se había emitido la orden de peritar todas las armas, en un examen de registración de armas en manos de uniformados, con el objetivo de tener una base de datos con proyectiles testigos, para así cotejarlas y descartar si hubo uniformados que participaron de un delito.


Al margen. El Tribunal decidió mantener el beneficio de la excarcelación con el que Medrano llegó a debate. Ayer, anunció que se lo prorrogaba, con medidas de restricción, hasta el miércoles 27, a las 8, cuando se realizará la lectura completa de la sentencia. Cuando la misma quede firme será trasladado a la Unidad Penal Nº 1 de Paraná. Los jueces consideraron que ya no podrá poner en peligro la investigación, y respecto al peligro de fuga, evaluó que el imputado siempre estuvo ajustado a Derecho y respondió a cada requerimiento de la Justicia.

Temas:

tribunales
Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]

¡Escribí tu comentario!

[X]
* 600 caracteres disponibles

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

¿Deseas reportar este comentario?

No Si
Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]

¡Escribí tu comentario!

[X]
* 600 caracteres disponibles
IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores. eldiario.com.ar se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.