Téngale fe a Juan Pablo

En un rato comenzará un nuevo proceso futbolístico de Patronato. Y tal cual sucedió con el pensamiento de la gente sobre Rubén Forestello, las opiniones están divididas.
La gente opina. Pero, ¿cuántos lo hacen con fundamento? Algunos se dejan llevar por resultados recientes, por la edad, el DNI, y tal vez por el modelo del coche. Se embriagan en las redes sociales y con valentía inaudita califican o descalifican.
Hace unos días Rubén Forestello estaba en la mira de los indecisos. Lo voto o no lo voto. Torció el brazo a su favor tras mantener a duras penas la categoría, con un equipo de bajo presupuesto, sin figuras más allá del emblemático Bértoli, el corazón de Lemos, la lámpara frotada de Arce y la actitud por sobre el nivel de juego que apenas levantó vuelo en el partido final ante Atlético Tucumán, acaso pensando en la Sudamericana.
Y todos los caminos conducían a Rubén. Pero Rubén dijo no en el tramo final de la charla, sorprendiendo a muchos (incluso a los integrantes del cuerpo técnico).
Entonces los comentarios se multiplicaron. Que rompan el chanchito, que pongan plata, etc, etc. Punto a favor de los dirigentes. No molestar el presupuesto. No hacer ruido. No hipotecar el club. Y está bien. Si la gente (muchos) después ni siquiera van a la cancha. Patronato jugó todo el año con tribunas semivacías. Punto a favor de la gente: el club poco hace para respetar compromisos (abonos), o jugadas de marketing atractivas. Y de yapa hubo quienes habrían vendido entradas truchas. En algunos aspectos puertas adentro el club se sigue manejando como en el ascenso.
Y en esta división de poderes queda claro el bueno manejo de los recursos de la dirigencia, pero también que la gente no es seducida. Pero, ¿qué significa romper el chanchito? Ahí van los clubes con deudas tremendas en AFA. Arsenal y Olimpo, que van a pelear el descenso con el Patrón, tienen deudas de 28 a 33 millones de pesos por ejemplo. El recientemente ascendido Argentinos Juniors, con $ 93 millones de impagos, “es el club más endeudado con la AFA de todo el fútbol argentino”, según el informe publicado por LA NACION.
Patronato no está en esa lista negra. Se debe a una administración prudente. A saber decir no cuando los representantes inflan números de sus representados.
Lógico que ello complica la estrategia del armado del plantel. Y entre vacas flacas, llega Juan Pablo Pumpido. Las voces negativas se exasperaron por adelantado. Vaticinan la caída en cinco fechas y un mal de 100 años para el Patrón. Para ello miran el final de su paso reciente por Unión con 1 triunfo, 2 empates y 4 derrotas.
La negatividad no deja ver las cosas buenas del proceso. Y acaso todos caigamos en la fácil estadística para decretar el fin antes de jugar.
Pero en la vida hay que arriesgar. El que no arriesga no gana. Técnico joven, pero con ideas consolidadas. Técnico joven, pero que le dará espacio a las inferiores (lástima lo del pibe Detler). Y miren el comienzo de la era Pumpido en Unión antes del receso pasado: 3 victorias, 2 empates, 1 una derrota.
Presten atención a la idea: base con experiencia (todos casi cerrados para seguir en la temporada) y luego jugadores con edad de correr por todos lados (aquí no puede fallar). La idea, presionar al rival, molestarlo y tener más posesión de balón. Cosas que no hizo en la temporada pasada muy seguido.
En definitiva con la base pasada, aparición de juveniles queda ganar el campeonato más difícil de pretemporada, la de los refuerzos.
Confiar, palabra en desuso parece, es lo que se debería, sin quitar el tenor del análisis. Porque analizar es acompañar. Y en esto de acompañar. Bienvenida otra temporada de ruido de pelota.
Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]

¡Escribí tu comentario!

[X]
* 600 caracteres disponibles

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

¿Deseas reportar este comentario?

No Si
Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]

¡Escribí tu comentario!

[X]
* 600 caracteres disponibles
IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores. eldiario.com.ar se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.