Sobre las modificaciones a la Ley de Tránsito

El Ministerio de Seguridad de la Nación anunció una modificación en el Decreto Reglamentario de la Ley Nacional de Tránsito, con el objetivo de tener un mayor control de identificación de los motociclistas. El argumento es que, en muchos casos, se eligen estos vehículos para cometer delitos.

La novedad es la obligatoriedad de exhibir el número de patente en el casco del conductor y del acompañante, así como de un chaleco reflectante que permita reconocer a quien se traslada en la parte trasera.

Las medidas anunciadas se direccionan a prevenir el delito. Debemos tener en cuenta que estas nuevas medidas suponen incorporar más requisitos –y nuevas infracciones y sanciones– para la gente que, en la mayoría de los casos, ya hace las cosas de manera correcta.

Creo que como toda política de Estado, que afectará la vida cotidiana de los argentinos, cualquier Ley merece ser cuidadosamente estudiada antes de ser anunciada, para no generar polémicas innecesarias.
EN ENTRE RÍOS
En nuestra provincia, en el año 2014 siendo ministro de Gobierno y Justicia, pusimos en marcha el programa de Control de Motos, coordinado en conjunto con la Policía de Entre Ríos y todos los municipios de la provincia.

Desde entonces, paso a paso, fuimos revirtiendo lo que a la vista de todos era una situación caótica y peligrosa en la calle, no sólo y no tanto por los arrebatos que se producían en la vía pública como por los riesgos de seguridad que corrían los propios usuarios de las motos.

El Control de Motos en nuestra provincia, que incluye la obligatoriedad del uso del casco en conductor y acompañante, la prohibición de viajar más de dos personas a bordo de una moto, la obligatoriedad de tener los papeles en regla (carné habilitante, seguro, documentación del vehículo), entre o
Otras exigencias, resultó ser una medida altamente positiva.

Las estadísticas nos fueron indicando que la medida, al principio un poco resistida, daba buenos resultados: no sólo había menos lesionados graves y menos muertes por no usar el casco, por ejemplo, sino que también había menos delitos vinculados al uso de las motos.

En los primeros meses, todos nos asombramos al ver las fotos de los depósitos de las motos retenidas: eran postales que impresionaban, que daban cuenta del caos con el que nos habíamos acostumbrado a vivir y que una decidida política de Estado se propuso modificar.
Pocas medidas que tienen que ver con sanciones y controles suelen quedar en el imaginario de una ciudad como positivas. Sin embargo, esta es una de ellas.

Sin dudas falta y es mucho lo que podemos hacer en materia de seguridad vial. Porque además de controles, urge alentar un cambio de hábitos de todos los usuarios de la vía pública, peatones, automovilistas, motociclistas, ciclistas. Un cambio que tiene que ver con respetar y cuidar la vida propia y la de los demás.
Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]

¡Escribí tu comentario!

[X]
* 600 caracteres disponibles

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

¿Deseas reportar este comentario?

No Si
Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]

¡Escribí tu comentario!

[X]
* 600 caracteres disponibles
IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores. eldiario.com.ar se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.