BAJA CALIFORNIA

La península “catalana” de México

En México reapareció el reclamo de independencia de la península de Baja California, una zona del noroeste rica en bellezas naturales y de privilegiada vecindad con la California estadounidense.
Agrandar imagen
Al amparo de la dinámica que imponen las redes sociales y el impacto mediático del caso Cataluña, en México reapareció en los últimos tiempos el reclamo de independencia de la península de Baja California, una zona del noroeste rica en bellezas naturales y de privilegiada vecindad con la California estadounidense.

En varias páginas web y de Facebook, más una interesante batería de videos en YouTube, los bajacalifornianos dan rienda suelta a sus apetencias independentistas con argumentos económicos tales como que quieren evitar la presión impositiva del gobierno nacional, y confían en que la región, por sí sola, tendría una situación económica social autosuficiente y holgada.

Felipe Ledezma, líder de la cruzada, dijo en diálogo con Télam que ha sufrido amenazas de muerte y de ser llevado preso, e incluso tiene actualmente una orden de presentación ante la Procuraduría General de la República (PGR, Fiscalía) “por sedición” que desconoció.

Explicó que el reclamo tiene un anclaje histórico que data de tiempos de la colonia, con mayor fuerza a principios del siglo pasado (1911) a partir de una rebelión impulsada desde la península por el Partido Liberal Mexicano (PLM) y el liderazgo de Ricardo Flores Magón (1873-1922). El “Puigdemont mexicano” –como se lo comenzó a llamar de manera coloquial en las redes sociales– comentó que la idea es convertir a la península “en un país aparte”, y no en “un territorio anexado a Estados Unidos”.

Con el mismo énfasis, negó trascendencia a otros emprendimientos públicos separatistas en el país tales como la “república del norte de México”, que también tiene página en Facebook y miles de seguidores, ya que se trata sólo de posturas mediáticas o de redes sociales “sin caras visibles, sin presencia en las calles, como la nuestra”. “Incluso tenemos nuestro partido político, el Partido Peninsular de las Californias, pequeño aún, pero que hace tres años intervino en las elecciones de varios municipios”, consignó.

Con una longitud de 1.250 kilómetros, la península alberga dos de los 31 estados mexicanos –Baja California y Baja California Sur–, en cuyo interior están, entre otras ciudades, Tijuana, San Quintin y Tecate.

“En la península tenemos apenas cinco millones de habitantes, mientras en todo México pasamos los 120 millones y en California estadounidense hay 55 millones, pero este déficit lo podríamos cambiar como nación independiente con una política de convocar a gente de todos los rincones del mundo a que vengan a vivir a Baja California”, enunció Ledezma.

El dirigente siguió: “aquí les daríamos la ciudadanía y hasta una porción de terreno para que pudieran comenzar una vida nueva”, convencido que con esos aportes, más todas las oportunidades naturales que entrega la región, el nuevo país podría tener un nivel socioeconómico “superior a algunos países de Centroamérica”. En ese sentido, consideró que Baja California podría ser autosuficiente en recursos y contar con una moneda fuerte, apta para mantener negocios con su vecino del norte.
Fuente: AGENCIA TELAM

Temas:

BAJA CALIFORNIA
Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]

¡Escribí tu comentario!

[X]
* 600 caracteres disponibles

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

¿Deseas reportar este comentario?

No Si
Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]

¡Escribí tu comentario!

[X]
* 600 caracteres disponibles
IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores. eldiario.com.ar se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.