La promoción 1987 del Colegio Nacional festejó sus 30 años y descubrieron una placa