Información General | Justicia. La dinámica del nuevo código procesal saturaría de causas al STJ

Piden que empiecen a funcionar las cámaras de casación penal

La Asociación de Magistrados y Funcionarios del Poder Judicial de Entre Ríos instó a las autoridades del STJ a poner en funcionamiento las cámaras de casación penal, creadas por ley en 2011.
Viernes 17 de Agosto de 2012 | 01:53
El presidente de la Asociación de Magistrados y Funcionarios del Poder Judicial de Entre Ríos, Alberto Seró, sostuvo que es imperiosa la puesta en funcionamiento de las cámaras de Casación Penal, creadas por la ley 10.049, promulgada en septiembre del año pasado, para evitar que la Sala de Asuntos Constitucionales y Penal del Superior Tribunal de Justicia (STJ) –que actualmente resuelve los recursos de casación-- se vea atiborrada de expedientes debido al funcionamiento del nuevo código de procedimientos que se está implementando de modo gradual, en distintos departamentos de la provincia.
Por otra parte, Seró manifestó su satisfacción por la reciente puesta en funcionamiento de las cámaras contenciosas (también creadas por la Legislatura en el período 2011) por parte del STJ, y explicó que esos tribunales “servirán para mejorar el servicio en todas las causas que se tramitan por esa vía”. Con estos dos nuevos organismos, uno en Paraná y el otro en Concepción del Uruguay, los juicios contencioso-administrativos desde el 1º de septiembre dejarán de ser asunto del Superior Tribunal en pleno.
“Nos encontramos muy conformes porque será un paso muy importante ya que descomprimirá esta tramitación, que antes tenía competencia originaria en el Superior, dinamizando las decisiones judiciales”, remarcó el representante de los magistrados.
Sin embargo, comentó que “también está vigente la ley que creó las cámaras de casación penal y que hoy son una necesidad, pero que aún no han sido puestas en práctica”.

PRESUPUESTO. La ley 10.049 prevé la existencia de dos cámaras de casación. Una en Paraná y la otra en Concordia. “Sería bueno que al menos se comience con una ya que el nuevo Código acelera los procesos y se genera un cuello de botella en la Sala Penal del STJ por aplicación del Doble Conforme”, -un instituto jurídico que garantiza la revisión de las causas por un tribunal de alzada-.
Actualmente, el único tribunal al que se puede recurrir en casación es la Sala de Asuntos Constitucionales y Penal del STJ. Allí van a parar todos los recursos contra sentencias, concesión o denegación de excarcelaciones, nulidades y demás planteos que surgen en las causas penales, tramitadas en las cámaras de Concordia, Concepción del Uruguay, Paraná y Gualeguay.
“Si a eso le sumamos que con el nuevo procedimiento acusatorio habrá una cámara más en Gualeguay, y que la implementación gradual del nuevo código permite ver con claridad que los tiempos de tramitación de las causas se redujeron mucho por lo cual va a ser más dinámica la elevación de las causas a casación, todo ello va a generar un cuello de botella en el STJ, muy difícil de superar por más esfuerzo y horas de trabajo que se le dedique”, evaluó Seró.
La demora en el trámite de las causas no es una cuestión menor. “Para ser justas las decisiones no tienen que ser elongadas en el tiempo, porque la gente se olvida y es difícil juzgar delitos lejanos en el tiempo. Además, la inmediatez es más transparente y mejora el servicio de justicia”, indicó el magistrado, en diálogo con EL DIARIO.
Cuando se le consultó el motivo de la falta de implementación, Seró respondió: “Según lo que tengo entendido es una cuestión presupuestaria”. Dijo que desde la asociación que preside reconocen “los esfuerzos que vienen haciendo el STJ y el gobierno provincial, tanto por lo hecho hasta ahora con la aplicación gradual del código procesal como en otros aspectos que hacen a la calidad del servicio”, pero insistió en pedir la creación de las cámaras de casación penal “porque es un aspecto muy importante para la calidad institucional”.



Designaciones transitorias

El Superior Tribunal de Justicia designó como vocal suplente de la Sala Segunda de la Cámara Penal de Paraná a Ricardo Bonazzola, y en su lugar –como juez de Instrucción Nº 5 suplente- a Patricia Yedro. Asimismo, José Eduardo Ruhl estará a cargo del despacho del Juzgado de Instrucción Nº 1, que ocupaba Yedro. Desde el 13 de agosto Bonazzola reemplaza a Raúl Herzovich –titular del cargo, quien se encuentra en uso de licencia–.