Información General Ver todas SALIR DE LOS EXCESOS

Depurar el organismo es vital en esta parte del año

Las fiestas de fin de año, las despedidas del 2017 y las bienvenidas del 2018 pueden generar efectos no deseados, que se notarán apenas nos pesemos, si es que ya no se manifiestan en malestar físico concreto.
Las últimas dos semanas de 2017 y la primera de 2018 suelen pasarle facturas a nuestro cuerpo. Entre el vitel toné, el asado, los sandwichs, las almendras con chocolate, los panes dulces y los budines y algún que otro brindis, el organismo se resiente.
Para contrarrestar los efectos de esa “tormenta perfecta” que detona todo tipo de malestares, empezando por la cabeza, aquí van algunos consejos tan antiguos como probados.

Si no se puede evitar elegir los alimentos por fuera de la dieta tradicional y saludable, conviene comer de forma lenta y pausada e hidratarse más de lo normal.

El principal síntoma de la resaca, el dolor de cabeza, es fruto de la deshidratación, puesto que el alcohol es muy diurético y fomenta la producción de orina. Para contrarrestarlo, se puede tomar más agua.
La tradición también dice que después de beber mucho hay que comer alimentos ricos en carbohidratos que ayuden a acelerar el metabolismo y a desechar rápido el alcohol ingerido.

También se dice que los alimentos grasosos ricos en proteínas que contienen aminoácidos pueden también ayudar a “limpiar” las toxinas del organismo.
Sin embargo, en el portal de la BBC recomiendan lo contrario: “Los expertos recuerdan, sin embargo, que después de una noche de copas, el sistema digestivo está muy sensible y bajo enorme presión. Así que las grasas de las salchichas o los tacos mexicanos puede más bien causar indigestión”, aclaran, de una manera que podría proyectarse hacia otros alimentos similares.

LOS REMEDIOS. ¿Y qué pasa con los analgésicos? También es mejor evitarlos. La aspirina y el ibuprofeno podrían irritar el estómago, que ya está bajo presión. Y el paracetamol (acetaminofeno) pondrá a trabajar al hígado, que llevar horas extra ocupado tratando de metabolizar el etanol.

En estos casos, según parece, un alimento “aliado” es el atún.

En la web Vitónica, destacan las virtudes del atún: “Contiene altas cantidades de alfa-cetoglutarato, una enzima que actúa como vasodilatador natural. Esta acción hará que todas las partes de nuestro cuerpo reciban un mejor riego sanguíneo, mejorando así la recuperación general y la recepción de nutrientes.”

A su vez, desde el portal Muy Interesante recomienzan “dormir lo suficiente”. Una noche de fiesta no significa solamente beber alcohol, también alterar nuestros patrones de sueño, a menudo durmiendo menos horas de las que acostumbramos.
Esto no es causa de resaca, pero sí puede empeorar algunos de sus síntomas, como el cansancio o la irritabilidad.

También señalan la importancia de un desayuno sano y nutritivo. Tras la borrachera, los niveles de azúcar en la sangre son excepcionalmente bajos y esto puede acentuar algunos de sus síntomas, como el dolor de cabeza y la debilidad.
La banana –fuente importante de potasio y vitamina B6– y el jugo de naranja –por su aporte en vitamina C– ayudan al hígado en su intensiva tarea.

RECETAS. En realidad, No hay soluciones mágicas ni universales para aliviar el malestar general después de una, o varias, noches de brindis.
Se conoce como “resaca” el conjunto de síntomas que pueden aparecer tras una ingesta alta o superior a lo que es habitual de alcohol. Los síntomas habituales son la cefalea, siendo una de las causas más frecuentes de cefalea secundaria, diarrea, pérdida de apetito, temblor, fatiga y náuseas. También se pueden presentar alteraciones visuales y cognitivas. Hablamos de resaca cuando se dan al menos dos de estos síntomas con la gravedad suficiente como para impedir a quien las padece el desarrollo de actividades cotidianas. Aunque científicamente aún no es concluyente, parece que es el acetaldehido la molécula que desencadena estos síntomas. Este es la sustancia que se produce tras la actuación sobre el mismo de determinados sistemas enzimáticos implicados en la eliminación del alcohol. También existe evidencia de que otras substancias presentes en la composición de las bebidas alcohólicas podrían influir en que estos síntomas aparezcan o en que sean más intensos.
Sobre porqué hay personas más propensas que otras a padecer resaca, conviene considerar que el alcohol se metaboliza (como todo lo que se ingiere) por el hígado y hay personas cuyo sistema enzimático trabaja más rápidamente que el de otras personas, por lo tanto, unas personas se emborracharán antes y otras más tarde.

Las personas que se denominan “acetiladores rápidos”, se emborracharán más difícilmente que los “acetiladores lentos”, pues el metabolismo del alcohol sucede de forma más rápida y por lo tanto se inactiva el acetaldehido más rápidamente, convirtiéndose en ácido acético. En el grupo de los acetiladores lentos, encontramos a las mujeres y a las personas mayores, pues el sistema enzimático de ellos es también más lento.

MUCHA AGUA. Para evitar o atenuar la resaca, se aconseja ingerir alimentos mientras se bebe, ricos en hidratos de carbono y proteínas y mejor comer antes de iniciar la bebida, para mezclar alimentos y bebida y ayudar a su metabolización más lenta. Beber despacio y con moderación. Evitar bebidas oscuras como tequila, whisky y brandy o coñac. Las bebidas blancas como la ginebra o el vodka parece ser que dejan menos resaca. No mezclar bebidas de distintos tipos.

La cuestión es cuando uno ya tiene resaca. ¿Cómo combatirla? Lo primero que vamos a tener que hacer es mantener una buena hidratación. Es fundamental. Un buen aporte de agua y jugos o bebidas isotónicas, son adecuadas para recuperar líquidos perdidos. Por otra parte, deberemos evitar tomar ciertas bebidas como las ricas en cafeína, pues es un producto diurético y nos haría perder más liquido.

¿Hay alimentos que son mejores para la resaca? En principio con evidencia científica no hay ningún tipo de alimento que ayude a prevenirla y/o pasarlo, aunque la vitamina B12 ayuda. Todos los alimentos que tengan esta vitamina ayudan a reducir los efectos de la resaca pero no hay nada que tenga una evidencia científica.

Los alimentos ricos en vitamina B12 son las vísceras como los riñones; también las carnes en general, además de los huevos. Entre los pescados que contienen una mayor cantidad de esta vitamina se pueden destacar las sardinas, el atún, y las almejas. La vitamina B12 es de gran importancia para el metabolismo y el mantenimiento de los glóbulos rojos, entre otros.
Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]

¡Escribí tu comentario!

[X]
* 600 caracteres disponibles

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

¿Deseas reportar este comentario?

No Si
Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]

¡Escribí tu comentario!

[X]
* 600 caracteres disponibles
IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores. eldiario.com.ar se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.