Información General Ver todas EDUCACIÓN. Instancias no formales

Con la energía como excusa, chicos de dos escuelas comparten experiencias

El Parque Escolar Rural Enrique Berduc fue el escenario de una interesante propuesta. Durante toda una jornada, chicos de dos escuelas de contextos disímiles se reunieron a compartir juegos y aprendizajes.
La mañana del lunes, fría pero con atisbos de sol, ayudaba a crear un clima especial en el parque. Sólo sonidos de pájaros y de chicos pasándola bien.

Los adolescentes que poblaban la mañana estaban formando parte del proyecto llamado La energía va a la escuela. Es la primera vez que se hace. Están trabajando con los dos últimos años de la escuela primaria Galileo Galileo y con el segundo año de la secundaria de la Escuela Guadalupe.
“La idea es trabajar con dos contextos socioculturales bien diferentes que se puedan integrar en un tema –explica EL DIARIO Marcela Di Luzio, artista plástica, guía y tallerista de Puerto Ciencia-. El proyecto va a durar seis o siete meses, son ocho encuentros en total”.

Narra el recorrido de esta experiencia, cuenta que el primer encuentro fue en las escuelas, que fue diagnóstico, sin bajar contenidos, sino con lo que ellos sabían. “La idea es que no les demos información, es para saber qué saben. Ésta es la primera vez que se juntan los dos grupos”, dice Di Luzio.

ACTIVIDADES. “El tema es de integración social y la excusa es la energía –explica Di Luzio-. Ir conociendo distintas cosas que tengan que ver con la energía en este lugar. Convivencia, respeto al medio ambiente. Nos acompaña Yamil que es del Parque y les enseña que tienen que entrar sin ruido y otros secretos”.

De los chicos que participaron muy poquitos conocían el lugar. “El paseo es el momento más integrador. Lo de hoy es todo lúdico y simbólico. Hoy trabajamos el primer juego, donde había que organizarse para obtener el éxito”.
Los chicos y chicas llegaron en las primeras horas de la mañana y se dividieron en ocho estaciones, a cada una le correspondía un color. Se les dio una tela que simbolizaba una energía y ellos tenían que confeccionar una bandera.

Después hicieron un recorrido por el bosque, observando especies, plantas y resolviendo acertijos.
“Trajimos nuestra pantalla solar para calentar el agua. Se les da un rato libre y después se sientan a compartir una choripaneada”, cuenta. La parrilla estaba a cargo del ingeniero César Osella, director del Museo Interactivo de Ciencias, Puerto Ciencia.
“Enseñamos ciencia a través del juego y el arte. Entendemos que la herramienta lúdica es una manera de educación no formal”, afirma Di Luzio.

CRONOGRAMA. Luego del encuentro del lunes, tendrán otro donde harán una evaluación de las dos primeras jornadas. Ahí se empiezan a elaborar máquinas, artefactos, aparatos y luego hay otras salidas a Redengás, a la planta transformadora de energía de Don Bosco y Blas Parera y a La Toma.
Paralelamente se trabaja una obra de teatro sobre energía.
“Poco chicos conocen el parque y tampoco han ido nunca al Museo Puerto Ciencia, en el anteúltimo encuentro van al museo a ver la obra y después queda un tiempo de elaboración de la evaluación que será de estas características –adelanta-. Cada grupo con su bandera y su aparato, va a elegir de qué manera contar la energía al resto de los grupos. Esto ya es para noviembre”.

ORGANIZADORES. El programa La energía va a la escuela tiene varios organizadores y responsables. ACDI, de Santa Fe, Redengás, Escuela Guadalupe, Escuela Galileo Galilei y Puerto Ciencia.

“El desafío que teníamos era poder integrarlos. Hoy desde las 7 de la mañana es que estamos juntos y vamos bien –ríe Marcela-. Son alrededor de 50 chicos que se integraron en pequeños grupos de tres y tres, mientras el director está haciendo un fueguito para los choris”.
Martina y Sabrina son dos italianas que ayudaban en la preparación del choripán.

Ellas trabajan en ACDI (Asociación Cultural para el Desarrollo Integral) que es socia del network internacional AVSI, una organización no gubernamental de cooperación internacional, sin ánimo de lucro creada en 1972 que integra a 24 ONG que ejecutan proyectos de desarrollo en 40 países del mundo.

ACDI es una asociación civil para el desarrollo integral. Una ONG santafesina que trabaja en desarrollo social, económico y educativo desde 1990.
“Tiene dos áreas grandes –explica Martina-: una rural que es donde se desarrollan proyectos de desarrollo productivo y el área urbana donde prevalece lo educativo”.

“Éste lo desarrollamos en el ámbito de un programa muy amplio que tenemos que es el de Padrinos Solidarios, que es una persona que vive en otra ciudad y apadrina a un chico que vive en un ámbito de vulnerabilidad social. En ese marco empezamos a generar nuevos proyectos e invitamos a empresas en el marco de la Responsabilidad Social Empresaria. Entonces fuimos a Redengas y les ofrecimos juntarnos para armar un proyecto sobre energía renovable y de eficiencia energética, aprovechando que en esta provincia hay un programa de educación ambiental”, explica.

Voces
Entre risas y timideces, las chicas de la escuela Guadalupe cuentan que algo aprendieron. “Nos tocó energía eólica, pero nuestro molino quedó como una flor”, cuentan divertidas.
Gonzalo de la Galileo cuenta que la pasó bien, pero que lo que más le gustó fue el recorrido por el bosque porque no lo conocía.
Autor: Enrique Suarez-Escritor
Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]

¡Escribí tu comentario!

[X]
* 600 caracteres disponibles

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

¿Deseas reportar este comentario?

No Si
Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]

¡Escribí tu comentario!

[X]
* 600 caracteres disponibles
IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores. eldiario.com.ar se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.