Diseños atractivos

Espacios verdes: el patio interno

En las grandes ciudades, una casa puede contar sólo con un patio interno que sirve como espacio de distracción, contemplación y relajación. Consejos para diseñar un patio ideal de acuerdo a los metros cuadrados.
Miercoles 14 de Marzo de 2012 | 13:37 Hs. (Actualizado: 13:37 Hs.)
Tanto sea para casas pequeñas con un pequeño patio interior, u hogares con una buena cantidad de metros cuadrados en el jardín donde el patio interno sea un complemento para todas las áreas de recreación de la casa, es bueno tener en cuenta algunos detalles para que la vivienda tenga un diseño atractivo y aprovechable en espacios verdes.
Si lo que se busca es una decoración de patios interiores sencilla pero elegante, una opción es colocar alguna fuente o pequeño estanque con plantas acuáticas que permita estimular el sentido del oído y crear efectos relajantes. Se puede acompañar con un juego de patio moderno, compuesto por butacas que sean resistentes al agua. En cuanto al material verde, las trepadoras son las más ideales para estos lugares ya que se trepan por las paredes y la tapizan de verde.
También es posible realizar algún pequeño cantero y colocar algunas gramíneas, las cuales no precisan un gran mantenimiento y ofrecen texturas muy interesantes.
En cuanto al pavimento, es bueno optar por uno clásico y combinarlo con otras texturas, por ejemplo, pedazos de piedra, chips de madera, cantos rodados, lozas de piedra arenisca o si se quiere una estructura se puede realizar un deck de madera.
Lo primero es tener claro las dimensiones del patio, tomar medidas del lugar y saber el espacio que se tiene.
Para eso será muy útil hacer un pequeño dibujo o croquis del patio, apuntando las medidas y también las zonas que reciben más sol o las zonas que reciben menos sol. Esto último es útil para la ubicación de árboles, macizos, o plantas ornamentales. Hacer un croquis o dibujo ayuda a saber lo que se necesita, ahorrando dinero a la hora de buscar.
Pensar en los muebles, una pérgola, en maceteros, estatuas de jardín, o alguna fuente.
Una vez has delimitado el dibujo es más fácil saber si hay que llevar a cabo alguna obra, si hay que poner algún enchufe de más, cambiar el suelo o poner césped artificial.
En un patio interior se puede jugar con la iluminación, luces solares que no necesitan instalación. También, si hay alguna fuente se pueden poner luces que flotan.
Escoger el estilo. Personalizar el gusto es la próxima tarea. El estilo andaluz, con paredes blancas, ventanas y puertas en verde o azul, macetas y maceteros con flores y plantas aromáticas. Puertas y celosías con rejas parecido a ese estilo.
Si gusta un patio moderno, minimalista con muebles metálicos y de madera. Suelos de madera de teca, líneas rectas, pocos muebles, creando un espacio ordenado.
El estilo chill out con muebles cómodos pensados para relajarse, muebles con luz sofisticados para disfrutar de veladas nocturnas diferentes, camas de exterior para descansar al aire libre.
El estilo marroquí, con colores alegres como los amarillos, azul añil, azul turquesa. El blanco. Los arcos y fuentes. Las mesas de hierro, las mesas de té, los pufs en cuero.
Se trata de crear un entorno relajante donde se respire la armonía y el orden. Rocas, plantas, fuentes, macetas, todo bien delimitado creando un entorno ordenado. No hace falta tener un montón de plantas de distintas especies una o dos especies son suficientes. Formas asimétricas, circulares procurando huir de las líneas rectas. Los farolillos japoneses, las pérgolas y celosías de madera pueden ir para plantas trepadoras. Los muebles de forma redondeada.
Diseño: Grupo Octógono  |  Management Technology: Advertis  |  Powered by: SigloCero