Paraná. Sus familiares tuvieron un entredicho con la custodia de Tribunales

A dos meses del femicidio, recordaron a Carina Pérez

La mujer fue asesinada por su pareja el 28 de agosto en su casa del barrio Mosconi. Allegados, amigos y vecinos se manifestaron ayer frente al edificio de Tribunales pidiendo celeridad en la investigación y que el crimen no quede impune. El hombre permanece detenido en la cárcel de Paraná.
Martes 29 de Octubre de 2013 Hs.
Familiares, amigos y vecinos de Carina Pérez se manifestaron frente a Tribunales.
Familiares, amigos y vecinos de Carina Pérez se manifestaron frente a Tribunales.
Familiares y amigos de Carina Alejandra Pérez se manifestaron ayer frente al edificio de Tribunales en la capital provincial, al cumplirse dos meses del femicidio, por el que está detenido su ex pareja, Aníbal Máximo Martínez.
Carina, de 41 años, fue asesinada el 28 de agosto en su casa del barrio Mosconi Viejo de Paraná. Martínez le asestó cinco puñaladas con una cuchilla tipo machete. Dos de ellas fueron letales, una en la nuca y otra en el cuello, a la altura de la aorta. Después de cometer el crimen, cuando habían pasado unos minutos de la medianoche, el hombre se autoprovocó lesiones en la zona del cuello, pero se salvó además de los vecinos, que quisieron lincharlo cuando advirtieron lo que había hecho.
En la entrada del edificio, Carina estaba presente en las remeras que vestían sus familiares. Prendas azules con su rostro sonriente y una leyenda clamando “justicia” para que el crimen “no quede impune”. Eso fue motivo de una agria discusión con los policías que custodiaban la entrada, que les impidieron el ingreso, cuando un grupo de mujeres quiso acceder al baño con sus hijos pequeños.
Hermanas, hijos, primos nietos y vecinos del barrio se sumaron a la manifestación que se realizó ayer por la mañana frente al edificio de Tribunales. “Estamos recordándola a dos meses de lo que le pasó, procesando el dolor, que siempre está, pero fortalecidos como familia y con los vecinos”, indicó Silvia Lucero, hermana de Carina.
La mujer exigió que el acusado por el homicidio, actualmente detenido en la Unidad Penal Número 1 de Paraná sea condenado a prisión perpetua: “Que se haya querido matar es una payasada. No creo que se haya querido matar, porque matar sabe y lo que único que me interesa es que se haga justicia”, insistió en diálogo con El Once TV.
Violento. Martínez, de 43 años, fue detenido en horas de la madrugada, enseguida después de cometer el crimen. La Policía tuvo que rescatarlo de una horda embravecida de vecinos que quisieron agredirlo cuando se enteraron lo que habría ocurrido en la humilde vivienda ubicada en la Cortada 543 del barrio Mosconi Viejo.
El hombre pasó unos días internado en el Hospital San Martín. Allí reconoció el crimen y, en una dificultosa charla con el programa televisivo Códigos, dijo: “Merezco la cárcel y mucho más”. Una vez que recibió el alta declaró ante la jueza de Instrucción Elisa Zilli y quedó detenido en la cárcel de Paraná.
Luego del crimen, se supo que Carina lo había denunciado en reiteradas ocasiones por situaciones de violencia de género tanto en sede policial como en organismos administrativos municipal y provincial.
Lucero contó en aquellos días que “los problemas en la pareja venían desde hacía bastante tiempo y dos años atrás al hombre le habían dictado una exclusión del hogar; luego volvieron a juntarse y en los últimos días ella quería que se fuera otra vez de la casa por la violencia”. Inclusive, denunció que el día del crimen, por la tarde, Carina “fue a la comisaría 5ª y le dijeron que no había oficiales porque estaban en otros hechos”. Por eso, ayer reclamó que “deben pagar todos los responsables, no sólo su ex pareja que la mató, sino que alguien deberá responder porque en la comisaría no atendieron sus reclamos y en el Área de la Mujer, tampoco”, sentenció.

PARA DESTACAR
Pena. El femicidio fue incorporado el año pasado al Código Penal, como una figura agravada del delito de homicidio simple. La reforma introdujo la modificación y ampliación del inciso 1 del artículo 80º del Código Penal que prevé una pena de reclusión o prisión perpetua, para quien matare a su “ascendiente, descendiente, cónyuge o a la persona con quien mantiene o ha mantenido una relación de pareja, mediare o no violencia”. Con respecto al inciso 4º del mismo articulo, se incorporó la motivación por odio “de género, o a la orientación sexual, identidad de género o a su expresión”. Además, se agregaron otros dos incisos: el primero define concretamente la figura del femicidio como el crimen de una mujer como consecuencia de la violencia de género; y el otro prevé el caso del que matare a otro “con el propósito de causar sufrimiento a una persona con la que se mantiene o ha mantenido una relación”.
Diseño: Grupo Octógono  |  Management Technology: Advertis  |  Powered by: SigloCero