Feminicidio. La golpeó y cortó con un arma blanca

Psiquiatra de Chajarí mató a su mujer e intentó suicidarse

Reconocido profesional está internado en estado gravísimo en Concordia. Su pareja era madre de tres niños y el menor, de 8 meses, estaba en la casa donde ocurrió el crimen. El presunto feminicida era perito forense y condenaba públicamente el machismo y la violencia de género.
Miercoles 29 de Febrero de 2012 Hs.
Se sospecha que Alejandra Inchauspe fue víctima de feminicidio por su esposo, Oscar Leimann Patt.
Se sospecha que Alejandra Inchauspe fue víctima de feminicidio por su esposo, Oscar Leimann Patt.
“La fuente de todo delito se encuentra en algún defecto del entendimiento, en algún error del raciocinio o en algún impulso repentino de las pasiones”. Con esa cita del inglés Thomas Hobbes como epígrafe, que ahora resulta demasiado sugestivo, el psiquiatra y perito forense Hugo Oscar Leimann Patt ilustró un artículo sobre “La emoción violenta en un caso de doble parricidio”, que publicó en Internet hace un par de años. Por estas horas, discutir si Leimann Patt mató a su mujer a golpes y puñaladas por un defecto del entendimiento o un impulso repentino de las pasiones podrá tener algún interés en las charlas de los bares y en los comentarios de la fila del banco o la panadería, en la conmocionada ciudad de Chajarí.
Apremiada por obtener las pruebas necesarias para aclarar un nuevo feminicidio en Entre Ríos, la fiscal Julia Elena Rivoira, trabaja contrarreloj junto a la Policía de esa ciudad del departamento Federación en la investigación del hecho. Por el momento no hay demasiado tiempo para atender a las disquisiciones filosóficas del autor del Leviatán, sobre las “fuentes del delito”.

Violencia. “Médico psiquiatra mató a su mujer y luego intentó suicidarse”. El título catástrofe circuló ayer por los medios de todo el país y situó a Chajarí, y a Entre Ríos, otra vez en el funesto mapa de la violencia de género en su manifestación más descarnada.
El episodio quedó registrado en la Comisaría de la ciudad a las 22.10, hora en que un llamado telefónico anónimo alertó sobre un hecho de sangre en calle Estrada 2.530, casi esquina Salvarredy.
La alerta habría provenido de la casa de Hugo Oscar Leimann Patt, de 63 años, “médico, doctorado en la UBA con su tesis sobre los “pasos hacia la Epistemología de la Psiquiatría”, psiquiatra y forense de la Justicia de Entre Ríos, cargo al que accedió por concurso”, según destaca su currículum vitae.
Cuando una comisión policial liderada por el jefe de Comisaría, Fabio Noya, llegó al acceso principal de la vivienda, se escuchó un disparo. Los efectivos forzaron la puerta, ingresaron, y se encontraron con un cuadro macabro: Leimann Patt, tirado en el piso, con un balazo en la cabeza, pero todavía vivo, y en una de sus manos un revólver calibre 38. A pocos metros, el cuerpo de su pareja, Alejandra Inchauspe, de 34, ya sin vida, con varios cortes y un golpe muy importante en el cráneo (que todavía se evalúa si fue realizado con un objeto contundente o provocado contra una pared).
Completando el drama, en una habitación encontraron a un bebé de 8 meses, hijo de la pareja, que según fuentes policiales estaba ileso, y fue trasladado al hospital para su resguardo. La mujer era oriunda de Concepción del Uruguay y tenía otros dos hijos de parejas anteriores: uno de 16 años y otro de 8.

Grave. El psiquiatra fue trasladado de urgencia a una clínica privada de Concordia. Ayer a la mañana fue derivado al hospital Masvernat de esa ciudad.
Su estado es grave. Está en terapia intensiva. La bala habría ingresado en su sien derecha y no tiene orificio de salida, lo que provocó un hematoma cerebral y a la vez algunas hemorragias que ponen su vida en una situación sumamente delicada. Médicos consultados por el sitio Talcualchajarí coincidieron al considerar que hay que esperar las primeras 48 horas que “son fundamentales para la evolución del paciente”, pero no arriesgaron ningún pronóstico. No se ha podido reproducir lo ocurrido en la vivienda en los minutos previos al crimen y posterior intento de suicidio. La Policía provincial no tendría registros de denuncias por malos tratos o hechos de violencia reportados por la mujer en la comisaría.
El hecho conmocionó a quienes conocían a la pareja. “Se estaban divorciando. Esa es la versión de los allegados”, acotó una fuente de la investigación. Sin embargo, Inchauspe todavía vivía en el lugar, porque allí estaban todas sus pertenencias.
Tanto ella como Leimann Patt eran muy apreciados por sus tareas en el área de la salud pública. Ella tenía 34 años, era licenciada en enfermería, empleada del hospital Santa Rosa de Chajarí y encargada del Plan Nacer de esa ciudad.
Él, además, es reconocido en el ámbito científico como especialista en psiquiatría aeronáutica. Escribió varias obras, disertó en distintos países del mundo y sus estudios son una referencia en la región sobre los aspectos psiquiátricos de quienes se dedican a la aviación profesional.




Los dichos del sospechoso y la teoría del machismo

“En líneas muy generales, en la raíz de toda violencia de género está el machismo”. Leimann Patt sostuvo tan contundente afirmación en una entrevista concedida algún tiempo atrás al periodista Baltazar Lafarga, de Diario Junio de Concordia. Hablaban de un filicida que intentó suicidarse después de matar a su hijo de 4 años. Y el psiquiatra forense se despachó con una explicación histórica del patriarcado: “Históricamente estuvo justificado porque los hombres morían en las guerras y eran más bienvenidos que las mujeres, pero esa tendencia ancestral ya es obsoleta” aseguró. Pero aclaró que “hoy seguimos viendo personajes masculinos que consideran a sus mujeres como propiedad, como pertenencia...”.
En un momento de la charla Lafarga le preguntó si los celos pueden desencadenar hechos de sangre, a lo que Leimann Patt contestó que “para que existan celos patológicos hace falta un componente psicológico adicional, una debilidad en la estructura de su propio carácter. Un tipo seguro de sí mismo no es celoso. Un débil sí lo es. Entonces, estamos ante un cóctel mortal: debilidad psicológica más machismo”.
“¿Puede una persona que durante toda su vida mantuvo un comportamiento sin desequilibrios emocionales importantes, explotar de un día para el otro? ¿Puede pasar desapercibido entre familiares, amigos y allegados, que nadie advierta nada raro y después se convierta en el autor de un horrendo crimen?” insistió el periodista de Chajarí en esa oportunidad. Y el psiquiatra le anticipó que “podemos transitar por la vida sin problemas hasta que chocamos, pero no es lo común. Hay que distinguir carácter de estructura de personalidad. Un hombre puede ser muy, pero muy “macho” con las mujeres pero no es igual de “macho” frente a otro hombre. Y a la inversa, hay hombres muy valientes y gallardos que con sus mujeres son amables y muy proveedores con sus hijos. La estructura interna de la personalidad suele ser la contracara del carácter”, definió.
Diseño: Grupo Octógono  |  Management Technology: Advertis  |  Powered by: SigloCero