PREOCUPACIÓN. Las transgresiones a las leyes de tránsito son moneda corriente

Aumenta el número de chicos heridos en accidentes de moto

La ley nacional y las ordenanzas municipales prohíben que menores de 8 años viajen en motovehículos. Sin embargo, una recorrida por las calles paranaenses basta para comprobar que esa prerrogativa no se cumple. EL DIARIO dialogó sobre el tema con un juez de faltas, un inspector y un médico.
Jueves 3 de Enero de 2013 Hs.
Es común ver en las calles de Paraná motos con varios ocupantes y hasta chicos.
Es común ver en las calles de Paraná motos con varios ocupantes y hasta chicos.
Es común ver, en las calles paranaenses, motocicletas que circulan con tres y hasta cuatro personas a bordo. Están también aquellos que viajan con chicos de corta edad y hasta con bebés en brazos. El peligro es tan grande como corriente. Tanto que en el Hospital de Niños advierten sobre el creciente número de menores que deben ser atendidos por accidentes en moto y algunos de ellos con secuelas.

El primer día del año, un chico de 2 años resultó con heridas graves por el choque de dos motos en la intersección de avenida Jorge Newbery y Gobernador Parera. El chico viajaba con sus padres y en el otro vehículo iban otros dos jóvenes. Los cinco tuvieron lesiones por las cuales debieron ser hospitalizados. Ninguno llevaba casco. Esta circunstancia reabre, una vez más, el debate sobre la responsabilidad de quienes transitan por las calles de la ciudad en violación de las normas de tránsito, pero también por la falta de controles eficaces por parte de las autoridades municipales.

La Ley Número 24.449 establece que a partir de los 16 años se puede obtener el carné para conducir “ciclomotores, motocicletas y triciclos motorizados” de baja potencia, pero no podrán llevar pasajeros hasta cumplir los 17; plantea además una prohibición para los menores de 18 años para “conducir ciclomotores en zonas céntricas, de gran concentración de vehículos o vías rápidas”. En todos los casos, es obligatorio el uso del casco, que debe ser homologado por los organismos de seguridad, y no tenerlo colocado correctamente constituye una falta grave.
La ley nacional, sancionada a fines de 1994, está vigente en Entre Ríos a partir de su adhesión, a fines de 1995, mediante la Ley Número 8.963. Pero, a su vez, la Municipalidad de Paraná tiene sus propias ordenanzas que refuerzan algunos puntos. Es que la normativa nacional nada dice, por ejemplo, sobre los menores que viajen como acompañantes, aunque deja entrever que no podrían hacerlo menores de 10 años.
La Ordenanza Número 8.724, sancionada en noviembre de 2007, prohíbe “el transporte de menores de hasta 8 años en motovehículos y/o bicicletas”. En rigor, esta norma modifica una anterior que establecía sanciones para quien transportare a un menor de 10 años como acompañante e inclusive también para el padre y/o responsable del chico que hubiera otorgado el permiso; mientras que la Ordenanza Número 5.050, que data de 1963, es la que establece que no pueden viajar más que el conductor y un acompañante.
Inclusive, una cuestión no escrita, pero a tener en cuenta, es que los niños que legalmente puedan circular en moto deberán llevar los pies apoyados en los estribos laterales y estar ubicados en el asiento detrás del conductor.

PUNTOS DE VISTA. Lo cierto es que, más allá de la letra de la ley, las transgresiones (no penalizadas) son moneda corriente. En cualquier momento y por cualquier esquina se ven motociclistas en contramano, sin casco –o con el protector colgado de un brazo–, a velocidades extremas, violando los semáforos o con más de un acompañante –a veces menores–. Todas estas circunstancias constituyen infracciones penadas por la ley nacional de tránsito y por las ordenanzas municipales que regulan la circulación de vehículos por las calles paranaenses.
Sobre ese punto, Guillermo Grieve no anda con vueltas. El jefe de terapia intensiva del Hospital San Martín considera que “los menores no tendrían que andar en moto hasta los 12 años porque hasta esa edad están en plena edad de crecimiento y fortalecimiento de los huesos del cráneo; además, los cascos para chicos son de juguete porque como la ley no permite a los menores andar en moto, no hay cascos homologados para ellos”.
Por su parte, el juez de faltas Amado Siede admite que “hay una gran falta de conciencia en toda la ciudadanía respecto del cumplimiento de las normas de tránsito; y el tema de las motos genera una situación especial porque aunque hay controles, la capacidad de inspecciones del municipio tiene limitaciones respecto de la extensión geográfica de la ciudad”, explicó en diálogo con EL DIARIO.
Otro punto que es objeto de cuestionamiento por parte de los ciudadanos es la falta de acciones de oficio por parte de los inspectores. “Ese punto ha sido planteado en el Consejo Municipal de Seguridad Vial y se están tratando de generar políticas tendientes a generar conciencia, pero solo con las sanciones tampoco se logran evitar los accidentes”, insistió el titular del Juzgado de Faltas Número 1.
Por su parte, Germán Leyes, inspector de tránsito y orientador vial, apuntó que “en cada operativo se les insiste a los conductores sobre la importancia del cumplimiento de normas de seguridad vial y cuando circulan con menores también se hace hincapié en la cuestión preventiva; pero a veces se vuelve tedioso parar una moto por falta de casco y que por atrás estén pasando diez”. De todas maneras, destacó que “como servidores públicos, es nuestra obligación hacer tareas preventivas”.



Números dramáticos

La unidad de terapia intensiva del Hospital San Martín elabora un informe sobre accidentes de tránsito que involucran a motociclistas. Según los datos relevados por el área a cargo de Guillermo Grieve, el año pasado se produjeron 107 accidentes graves que derivaron en 33 muertes por falta de uso de casco. El médico estimó que apenas el 10% de los automovilistas utiliza la protección, por lo que reclamó, nuevamente, la aplicación de controles de tránsito que se extiendan en el tiempo y el endurecimiento de las penas o multas para quienes incumplan con las normas de tránsito.
Diseño: Grupo Octógono  |  Management Technology: Advertis  |  Powered by: SigloCero