FESTEJOS. Será el 6, 7 y 8 de julio

La II Brigada abre sus puertas en el año del centenario de la aviación

El flamante jefe de la unidad con asiento en Paraná, Alfredo Amaral, prepara junto a su gente unas jornadas de puertas abiertas para potenciar la relación con la comunidad con un evento de características inéditas. Habrá shows aéreos, desfiles, música, concursos de distinto tipo, globos aerostáticos, artesanos, museos, kermeses y esperan concurrencia masiva de estudiantes y vecinos.
Miercoles 23 de Mayo de 2012 Hs.
Desfile de efectivos con motivo de la recordación del Bautismo de Fuego de la Fuerza Aérea.
Desfile de efectivos con motivo de la recordación del Bautismo de Fuego de la Fuerza Aérea.
Comodoro Alfredo Amaral, jefe de la II Brigada Aérea con asiento en Paraná.
Comodoro Alfredo Amaral, jefe de la II Brigada Aérea con asiento en Paraná.
Una antigua foto muestra cómo era la Base desde el aire, en 1929.
Una antigua foto muestra cómo era la Base desde el aire, en 1929.
Aviones que se encuentran en desuso, en exposición en la Base Aérea.
Aviones que se encuentran en desuso, en exposición en la Base Aérea.
El comodoro Alfredo Horacio Amaral se hizo cargo de la II Brigada Aérea con asiento en Paraná y parece que tiene el objetivo entre ceja y ceja, y, según dice, viene trabajando en ello desde hace un mes y medio y está obstinado en insuflar el espíritu de toda la guarnición: abrirse a la comunidad en el año del Centenario de la Aviación Argentina y preparar unas jornadas de puertas abiertas en la primera semana de julio con un rosario de actos que promete convertirse en algo nunca visto en la ciudad.
Se advierte cierta ansiedad en sus palabras y espera que llegue el día 6, que está previsto que sea para los colegios de la zona que quieran venir, y el 7 y el 8 para “todo el pueblo, porque Paraná y su gente se lo merece”, según dice el Comodoro.
Amaral es un aeronáutico especial, a juzgar por lo que puede desprenderse del diálogo que mantuvo con EL DIARIO. Nació en San Luis, se radicó en Paraná y en el año 1978 ingresó en la Fuerza Aérea e hizo una carrera vertiginosa y privilegiada que lo llevó a ser piloto presidencial durante nueve años ingresando a la instrucción durante la gestión del presidente Fernando de la Rúa, asumiendo con Néstor Kirchner y consolidándose con Cristina, donde realizó miles de horas de vuelo y conoció el mundo durante casi 10 años. Además fue agregado aeronáutico en Bolivia, y una foto junto a Evo Morales en su despacho lo confirma.
“Es una bendición haber vivido en Paraná, como así también haber sido piloto presidencial en el Tango 01. También estuve como jefe del Grupo Uno de Transporte Aéreo, en El Palomar, con los gloriosos aviones Fokker F28 y el Hércules C130, en la Primera Brigada Aérea. Después tuve la suerte de ir a Bolivia como agregado aeronáutico, y en los 34 años de servicios me dediqué a volar aviones de servicio, como el Boeing 707, el de cuatro motores”, reseña Amaral a título de presentación en un curriculum que parece bastante prolífico.
Ahora está abocado a Paraná, y quiere imprimir una dinámica distinta a la operatividad de la Guarnición con un marcado acento en lo social, ya que dentro de La Base, como se la llama en Paraná, conviven el Grupo Uno Comunicación Escuela, la Regional de Escuadrón de Inteligencia Operativa, la Obra Social que lleva el número de personas que trabajan en el lugar a promediar los mil, sin contar aquellos que desarrollan tareas en la Escuela Técnica Candelaria que es un semillero para todas las actividades conexas y que tiene gran prestigio en el país.
En esta unidad se posee aviones Lear Jet, a los que Amaral conoce muy bien porque fue instructor, y se realizan vuelos de exploración de conocimiento, se prestan servicios, se realiza fotografía aérea, verificación de radio ayuda, que todos los aeropuertos tienen con un sistema de radioayuda por instrumento. “Estamos constantemente volando para certificar esto, es una actividad muy intensa diaria donde no hay feriados”, precisa el jefe de la unidad.

Apertura. Amaral ya habló con la intendenta Blanca Osuna y aspira a convertir al aeropuerto local en un centro internacional de cargas, para lo cual sólo se necesita extender 600 metros la pista de aterrizaje, llevándola a 3.000 metros. Considera que puede ser utilizado por el comercio y el turismo, ya que la infraestructura está demasiado subutilizada, y tiene un gran potencial que puede involucrar a la sociedad siendo un centro de transferencia para productos hacia el mundo, como también una plataforma para el turismo regional.
“Se potencia a la economía y a toda la sociedad y tendríamos el único aeropuerto carguero del país”, reflexiona.
Amaral quiere dejar en claro que el renacimiento con la comunidad es un norte que define el accionar institucional, desde que en 1925 llegaron los primeros 30 aviones Bristol a Paraná, continuando todo el siglo y potenciándose durante el conflicto del Atlántico Sur. Pero en el Siglo XXI parece una vocación y convicción imprescriptible.
“Los lazos de la Unidad con Paraná son muy grandes, y queremos potenciarlos aprovechando los festejos por los cien años de la Aviación Nacional. Estamos haciendo una serie de acontecimientos durante todo el año, rememorando el Centenario. Creemos que todas estas cosas incentivan la conciencia aeronáutica, y un chico que ve pasar un avión quiere sumarse a la Fuerza y la respeta, y eso es lo más importante y lindo, porque también refuerza la tradición. Por eso estamos todos abocados a las acciones por este Centenario y por las jornadas de puertas abiertas”, advierte el jefe.
Por el centenario está previsto realizar un concurso de pesca en el Club de Pescadores, una regata náutica, un concurso hípico, actividades en el Anfiteatro en el verano y eventos culturales en el Teatro 3 de Febrero, entre muchas otras actividades que serán comunicadas oportunamente.



Para el niño que llevamos dentro

El jefe de la Unidad y sus colaboradores previeron para las Jornadas de Puertas Abiertas un concurso de aviones de papel. La dinámica consiste en que durante los tres días habrá un certamen con premios que se otorgarán a aquellos padres e hijos que elaboren los avioncitos con mejor diseño, que más alto vuelen y más lejos lleguen. Se les dará el papel y un reglamento que no puede ser vulnerado, y habrá jurado que otorgarán los premios. “La gente está totalmente entusiasmada, y se ofrecen voluntarios levantando la mano. Esperemos tener todo preparado”, asegura Alfredo Amaral.



Tres días para vivir el cielo e integrarse
De acuerdo con el relato del comodoro Alfredo Horacio Amaral, a cargo de la II Brigada Aérea, para los días 6, 7 y 8 de julio de este año se va a tirar La Base por la ventana, y se ha organizado un reticulado de acciones inéditas para la ciudad. Las últimas jornadas de Puertas Abiertas se realizaron en 2005, y ahora esperan multiplicar la presencia de gente y que el pueblo participe en forma masiva, ya que será libre y abierta. Para el evento se está realizando un gran esfuerzo y aseguran que los voluntarios se suman sin problemas para toda la organización que será impactante. En este marco, están solicitando un seguro al Estado provincial porque esperan centenares de personas en los tres días en el predio.
Según se comentó a EL DIARIO, habrá acciones vinculadas directamente con la aviación, shows musicales de nivel, feria de artesanos dentro de la II Brigada Aérea. ejercicio de Evacuación Sanitaria, con simulacros aéreos y lanzamiento de cargas y personas desde aviones Hércules.
El día viernes estará especialmente dispuesto para los colegios de la región que asistan, y el fin de semana para todo el público.
Habrá también un pabellón cultural para la exposición de piezas de artistas regionales, exposición de cuadros con la evolución de Paraná desde la fotografía aérea, exposición de los Veteranos de Malvinas con toda la información y objetos vinculados al conflicto del Atlántico Sur, juegos inflables, paracaidismo, acrobacias aéreas, gastronomía con puestos administrados por entidades de la sociedad civil.
En tanto, el espacio de mayor superficie con infraestructura estará también abierto con la Sala Histórica de la II Brigada Aérea con la historia de la aviación, además de cinco bandas simultáneas en vivo en todo el predio. La empresa Pursang expondrá sus desarrollos y logros en materia de aviación y se dispondrá una escuadra de tiro para que los- niños jueguen con pinturas.
Diseño: Grupo Octógono  |  Management Technology: Advertis  |  Powered by: SigloCero