Salud. Prevención, diagnóstico y tratamiento oncológico

Construirán un Centro de Medicina Nuclear en Oro Verde

Domingo 15 de Julio de 2012 Hs.
El gobernador Urribarri, en el encuentro con los representantes del CNEA, Iosper y la Esc. de Medicina Nuclear
El gobernador Urribarri, en el encuentro con los representantes del CNEA, Iosper y la Esc. de Medicina Nuclear
Entre Ríos será una de las primeras provincias en contar con un centro de diagnóstico nuclear. El Gobierno cederá al Iosper un terreno ubicado en el límite entre Paraná y Oro Verde para construir un Centro de Medicina Nuclear, que pondrá en marcha ese organismo y la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA).
El Centro estará orientado a la Investigación, desarrollo e innovación de iniciativas que apunten a mejorar la calidad en la atención médica. También a la formación de recursos humanos altamente calificados y a fortalecer las áreas específicas en diagnóstico y tratamientos terapéuticos.
Esta iniciativa, la tercera en su tipo en el país (sólo existen centros en Mendoza y Capital Federal y un proyecto en Bariloche), permitirá realizar estudios de medicina nuclear y contar con una instancia de investigación y desarrollo en Entre Ríos dedicada a los tratamientos oncológicos, entre otras posibilidades, con la aplicación de la energía nuclear.
Luego de una reunión de la que participaron Sergio Urribarri; el ministro de Salud, Hugo Cettour; el gerente General de la Fundación Centro de Diagnóstico Nuclear, Diego Passadore; el presidente del Iosper, Silvio Moreira; la intendenta de Paraná, Blanca Osuna; y la subsecretaria de Ciencia y Tecnología, Luisina Pocay, el gobernador destacó el lugar elegido para la construcción del Centro. “Oro Verde es una ciudad universitaria que concentra instituciones y recursos humanos pujantes, por lo que se podrá trabajar en equipo con las universidades”. Resaltó también que el proyecto involucrará a toda la región y “demandará mano de obra calificada, puesto que todo lo relacionado con medicina nuclear requiere la presencia de médicos nucleares, físicos e ingenieros, entre otros especialistas”.

Fundación.El proyecto se comenzó a gestar en noviembre de 2009 y avanzó en convenios durante el 2010, trabajando ya los detalles durante el 2011. Ahora, el Gobierno cederá al Instituto Obra Social de la Provincia de Entre Ríos (Iosper), ley mediante, el predio ubicado en el barrio El Triangular de Oro Verde y se estima que en octubre se realizará el llamado a licitación para la construcción del edificio. La obra social será la encargada de la edificación, que se prevé comenzar a fin de año, y la CNEA dispondrá del equipamiento necesario. La administración estará a cargo de una fundación que se creará a tal fin, con un sistema distinto al de la obra social y características similares a las experiencias que ya existen en Mendoza y Buenos Aires.

En conjunto.Uno de los representantes de la CNEA y gerente General de la Fundación Escuela de Medicina Nuclear de Mendoza, Valentín Ugarte, sostuvo: “Creemos que Entre Ríos ha hecho tierra fértil para poder cultivar este proyecto y va a crecer”. Consideró que en la elección de la provincia para la construcción del centro “tienen mucho que ver los entrerrianos, porque todas estas cosas nacen y son viables si la región así lo desea y necesita. Después está la disposición política. Estas cosas se gestan cuando hay políticas que se pueden llevar adelante, que buscan trabajar en armonía con entidades nacionales como la CNEA. Además, tienen ámbitos universitarios que se suman a éste esfuerzo, entonces se da una conjunción de gente que quiere hacer algo importante y servir a la población a través de la ciencia y la técnica. Entre Ríos ha encontrado esa armonía y forma de trabajar”.

Orgullo.Moreira explicó que desde el Iosper, formar parte del proyecto “es un orgullo y nos sentimos muy contentos. Para nuestra obra social, ser parte de esto es algo reconfortante y esperamos que todo salga como queremos, con una proyección en la continuidad del proyecto, en la formación de profesionales y la asistencia a los ciudadanos en este servicio de diagnóstico de medicina nuclear, que a veces no está al alcance nuestros ciudadanos”.
Explicó el funcionario que el centro que será administrado por una fundación, ya que “se creará un sistema de administración distinto. La funcionalidad de este centro no va a depender de la obra social, sino que el Iosper será parte de esto.
En tanto Ugarte, dijo el objetivo es “crear un centro que tendrá el mejor recurso humano. Estará altamente capacitado para resolver problemas de enfermedades oncológicas, cardiológicas y neuropsiquiátricas y dotado de la mejor tecnología que hay disponible en el mundo”.


Equipamiento

El Centro de Medicina Nuclear de Mendoza, el primero en su tipo en el país, fue creado en 1991, y se apoya en su funcionamiento a través de la gestión de una fundación, conformada por la CNEA, la Universidad Nacional de Cuyo y el gobierno provincial. Este equipamiento permite el mejor diagnóstico para pacientes en diversas ramas de la clínica, con estudios que van desde patologías encefálicas, obteniendo neuroimágenes de exquisita resolución, hasta estudios de mama, próstata, abdominales y múscoloesqueléticos. También cuenta con un avanzado y completo equipamiento para realizar estudios combinados de tomografía por emisión de positrones y tomografía computada multicorte (CT), que integran la última tecnología en medicina nuclear y diagnóstico por imágenes y en 9 segundos consigue la imagen del cuerpo entero, en 5 segundos la del cerebro y en 5 segundos más los latidos del corazón. Entre otras cosas, se podrá detectar con estas herramientas el cáncer de próstata en forma temprana, uno de los tumores más comunes entre los hombres.
Diseño: Grupo Octógono  |  Management Technology: Advertis  |  Powered by: SigloCero