Sin combustible. Las YPF sólo tenían algo de gasoil

Ayer escaseó la nafta en Paraná

Tampoco había stock en las Esso y Petrobrás cercanas al casco céntrico, y hasta la Shell de Acceso Norte se había quedado sin nafta. Por la noche llegaron los camiones y comenzó a normalizarse el despacho. Dueños de estas estaciones dijeron que la provisión es normal.
Miercoles 6 de Julio de 2011 Hs.
El crecimiento del parque automotor y la modalidad de llenar el tanque provocan falta
El crecimiento del parque automotor y la modalidad de llenar el tanque provocan falta
Desde el sector se apuntó que el problema no se puede solucionar de un día para otro.
Desde el sector se apuntó que el problema no se puede solucionar de un día para otro.
Ayer hubo problemas para conseguir nafta en Paraná, desde la mañana. Es que las estaciones de servicio YPF, las de más demanda, se quedan sin stock en cinco o seis horas, y hasta las que reciben los camiones diariamente, les cuesta mantener la provisión durante todo el día. En el Automóvil Club Argentino, al mediodía no había nafta, mientras que otras ya a las 9 de la mañana no tenían nada.
La explicación está en la diferencia de precios, que hace que la gente se vuelque más hacia YPF, y además se ha tornado costumbre la modalidad de llenar el tanque “por las dudas”.
Cuando las estaciones de servicio de precios más bajos se quedan sin stock –lo que suele ocurrir en un determinado momento del día– los automovilistas se vuelcan a las otras banderas: así, sin naftas en las YPF, ayer a la noche había gente haciendo cola en la Shell de Acceso Norte, y esperando que llegara la nafta a las 21. Mientras, en Petrobrás de Laurencena, tampoco había nafta y se aguardaba el camión a la madrugada, y la misma situación se vivía en la Esso de Buenos Aires, adonde sólo quedaba gasoil y se esperaba que la compañía decidiera el envío del camión. Otro lugar donde había colas era en Esso Cinco Esquinas, que a la noche todavía tenía algo de nafta.

Más demanda. En general, playas de distintas banderas coinciden en que el salto en el crecimiento del parque automotor en Paraná y la modalidad de llenar el tanque –que han tomado los paranaenses asustados por las carencias de principios de 2008–, hacen que la nafta se consuma como agua. Así, aun cuando la recepción sea más o menos regular, el stock se termina en cinco o seis horas, cuando antes duraba 12.
Desesperados por no encuentran nafta en la YPF, los paranaenses se vuelcan entonces a las otras marcas, aunque estén más caras. Y anoche esta compra compulsiva había vaciado también a las Esso y Petrobrás cercanas al centro, y hasta la Shell del Acceso Norte.
La rutina se repite cíclicamente en la ciudad pero no indica que haya desabastecimiento, ni que se hayan achicado los cupos, ni mucho menos. “Lo que sucede es que las YPF no alcanzan a cubrir la demanda que tenemos, por la diferencia de precios con respecto a los que otras petroleras tienen. Pero con los cupos se cumple e inclusive están entregando más de lo que consumimos históricamente”, explicó Marta De Bueno, de la Cámara de Expendedores de Combustible y responsable de una YPF. “En este momento, por la diferencia de precios, los 15 mil litros que llegan todos los días se terminan en cinco o seis horas, cuando antes nos duraban 10 o 12 horas” comentó y calificó de “inusual” el panorama. “En épocas normales se venden 7.000 litros por día”, dijo. Asimismo, consideró que la mayor demanda se debe también a que “de tres años a esta parte el parque automotor ha crecido una enormidad, y andar en auto hoy en Paraná es toda una odisea”, señaló.
Por último, sobre la posibilidad de que la petrolera YPF amplíe los envíos, aclaró que “están tratando de abastecer lo más que se puede, pero se requiere más flota, más combustible y más gente preparada. Es un tema que no se puede solucionar de un día para otro. Se trata en lo posible de que no falte”, finalizó diciendo la empresaria.



La ATUP dice que no consiguen gasoil

El titular de la Agrupación del Transporte Público de Pasajeros (ATUP), Marcelo Lischet, se mostró disconforme con la nueva modalidad de subsidio al gasoil que ha implementado la Nación, y que –según él- les trae más complicaciones que alivios. Ante las reiteradas quejas de los empresarios por los recortes en el cupo del gasoil subsidiado (las petroleras mandaban hasta un 20% menos del total de litro comprometido) la Secretaría de Transporte de la Nación decidió cortar por lo sano y pagar directamente a las empresas de colectivos en efectivo la diferencia de precio. Así, en lugar de mandar el camión con el gasoil a $1, Transporte girará directamente la plata para que ATUP compre el combustible.
Pero a la ATUP le parece que el trámite es ahora más engorroso. “En vez de darnos gasoil, Nación prometió mandarnos el importe correspondiente en dinero para que carguemos el gasoil a precio de surtidor. Pero el gasoil no se consigue”, dijo Lischet en diálogo con EL DIARIO. “Lo que recibíamos era un cupo, nos entregaban a principios de mes y sabíamos cuántos litros llegaban. Pero ahora nos van a dar el dinero y no sabemos para cuánto gasoil nos alcanza, y además la mayoría de las petroleras no tienen gasoil” suficiente para abastecer la flota de colectivos de Paraná, que hoy gasta 440 mil litros de combustible por mes -dijo.
Tanto es así que el empresario informó que la ATUP tiene combustible “hasta mañana (por hoy) porque los surtidores la mayoría no tienen gasoil, y están sin nafta”, indicó, en referencia al problema de ayer en Paraná. “Verbalmente se lo comunicamos al municipio, vamos a ver mañana qué pasa”, adelantó.
Sucede que “hay problemas para llegar con el combustible a todo el Litoral”, explicó Lischet. “Al Norte no se puede llegar con barcazas por el estado del río y están mandando el combustible con camiones desde San Lorenzo hasta Corrientes. No dan abasto los camiones”, señaló.

Precios. Otra preocupación de Lischet es la diferencia de precio. Al parecer, la Nación les enviará el efectivo para comprar combustible con un precio base de $3,70 pero –apuntó el empresario- en Paraná se está pagando el litro $4,60. “El compromiso es mandar el dinero dentro de los primeros 10 días, pero esta modalidad no nos conviene: con la otra el primero de mes teníamos el gasoil subsidiado acá, ahora hay que comprar a precio de surtidor y esperar a que venga la plata”, diferenció. La cuestión es que –con los vaivenes en el abastecimiento- no siempre conseguirán gasoil al precio de YPF, sino que tendrán que ir comprando en las distintas playas donde haya disponibilidad, según se desprende del razonamiento del empresario.
M.O.
Diseño: Grupo Octógono  |  Management Technology: Advertis  |  Powered by: SigloCero