El petróleo en Argentina

Miercoles 21 de Marzo de 2012 Hs.
La incidencia del petróleo dentro de los cambios de la estructura económica y social de un país ha sido fundamental en cualquier parte del mundo y por ello nuestro país no ha sido la excepción. El manejo de los recursos energéticos y especialmente los hidrocarburos han dejado en la Argentina huellas imborrables en cada gobierno y en cada proyecto económico. El petróleo ha sido factor desencadenante de luchas de poder políticas y económicas en nuestro suelo (como lo ha sido históricamente en todo el mundo). Algunos gobiernos le han dado el valor estratégico que debe tener, en beneficio del desarrollo y otros lo han utilizado como moneda de cambio.
La historia de los hidrocarburos en el país oficializa su nacimiento en 1907 con el descubrimiento en Comodoro Rivadavia, aunque la actividad había comenzado a fines del siglo XIX en Neuquén, Salta y Mendoza. El decreto de 1907 crea la primera reserva estatal para trabajos de explotación y exploración con un radio de cinco leguas (110.000 hectáreas). En 1910 se dicta la primera ley de hidrocarburos (N° 7.059) bajo la presidencia de Roque Sáenz Peña, donde la zona de reserva se reduce a 5.000 hectáreas y se comienzan a entregar las primeras concesiones de explotación. Se crea la Dirección General de Explotación del Petróleo de Comodoro Rivadavia.
La finalización de la Primera Guerra Mundial convirtió al petróleo en el recurso energético por excelencia cambiando la matriz energética y los centros de poder.
Es así que en nuestro país entre otras empresas se instalan la Standar Oil Company (del grupo Rockefeller) con su subsidiaria WICO y la Royal Dutch Shell (inglesa) con su controlada Anglo Mexican.
En un país convulsionado políticamente el 3 de junio de 1922, bajo la primera presidencia de Irigoyen se crea la Dirección General de Yacimientos Petrolíferos Fiscales (YPF). En octubre de 1922 con Alvear como presidente se nombra Director de YPF al Ing. coronel Enrique Mosconi.
Por ley 9.664 se prorroga la ley 7.059, que luego fue derogada por la ley 12.611. En 1958 se dicta la ley 14.773 de nacionalización petrolera (gobierno Frondizi)
En 1967 se promulga la ley 17.319 que modifica la 14.773 (gobierno de Onganía) instaurando un régimen de permisos de exploración y concesiones de explotación y transporte de hidrocarburos. Se declara que los hidrocarburos en suelo argentino son patrimonio inalienable e imprescriptible del Estado Nacional y se termina el monopolio de YPF
A partir de 1989 se cambia la forma de manejar la producción y comercialización del petróleo en nuestro país (en manos del Estado por medio de Yacimientos Petrolíferos Fiscales) convirtiéndolo en un mercado competitivo con apertura al sector privado.
Se dictan un conjunto de decretos (1055/89 – 1212/89 – 1589/89) que dan forma a lo que se conoció como la Privatización del petróleo argentino.
En 1992 se promulga la Ley 24.145 (que modifica a la ley 17.319) que determina la privatización de YPF y la federalización de los recursos petroleros.
Se le otorga a las provincias el dominio de los yacimientos ubicados en su territorio. En cuanto a la transformación de YPF se estipula el mecanismo de venta de acciones y el destino de los fondos obtenidos por esas ventas.
Hoy estamos parados ante una caída de las reservas de petróleo de alrededor del 25% desde el 2000 (472.781.000 metros cúbicos) y en 2010 (401.316.000 metros cúbicos). Esta diferencia que hemos consumido representa a modo de ejemplo (en divisas), varias veces el stock ganadero de nuestro país. Esto más el aumento en el consumo se ha visto reflejado en el gran déficit comercial energético producto de la importación, que trae aparejado mayores precios y desabastecimiento. Las provincias han entregado concesiones a empresas que no realizan investigación ni explotación, sólo las mantienen con fines especulativos o no realizan las inversiones que tienen comprometidas.
Es hora de abandonar los discursos rememorando viejas épocas con fines electoralistas y comenzar a trabajar en una matriz energética, pensada en el desarrollo presente y futuro de nuestro país, basada en el concepto de sustentabilidad.

(*) Contador
Julio Panceri (*)
Diseño: Grupo Octógono  |  Management Technology: Advertis  |  Powered by: SigloCero