LIGA NACIONAL DE BASQUETBOL

Otra edición, entre altos y bajos

De los grandes favoritos solo San Lorenzo alcanzó el éxito. Quilmes, Estudiantes y Ferro sorprendieron. San Martín se quedó con las ganas. La gran desilusión fue Quimsa.
Agrandar imagen
En el deporte ya está totalmente comprobado que tener el mejor presupuesto no garantiza el éxito, no obstante, el contar con un plantel rico en talento y calidad y saber sacar provecho de las diferentes cualidades sin dudas que puede acrecentar las posibilidad de lograr el gran objetivo.
En sí, eso fue lo que acaba de suceder con San Lorenzo, el elenco de Julio Lamas que supo congeniarse como equipo para transformarse en el mejor del campeonato y adjudicarse el título de la Liga Nacional.

Con grandes individualidades pero con un juego colectivo bien definido, el conjunto de Boedo terminó con la copa en su poder. Ganó 4 a 1 la serie final ante Regatas de Corrientes y repitió el festejo de la edición pasada.

Más allá de quien concluyó con la sonrisa final, está claro que San Lorenzo y Regatas terminaron realizando una gran campaña. El Cuervo se armó para dar la vuelta olímpica y lo consiguió, mientras que el Fantasma, sin ser uno de los favoritos, llegó hasta la instancia decisiva. Fue sumamente meritorio.

San Lorenzo apostó a contar con fichas nacionales de trayectoria y prestigio. A diferencia de otras temporadas, los foráneas no fueron los principales elementos. Los mejores fueron el Penka Aguirre, Marcos Mata, Selem Safar, Matías Sandes y Gabriel Deck.
Regatas, por su parte, fue un elenco que explotó en playoffs. Se dio el gusto y eliminó a Libertad de Sunchales, Estudiantes de Concordia y San Martín, su clásico rival. Las dos últimas series lo hizo con desventaja deportiva. Enorme campaña.

SATISFACCIÓN. Hay otros clubes que también hicieron una importante temporada. Lo de Quilmes de Mar del Plata, Estudiantes de Concordia, Ferro y Gimnasia de Comodoro Rivadavia fue muy bueno. Quilmes, de estar peleando para no caer en zona Permanencia, se soltó y en playoffs llegó hasta la final de la conferencia Sur, perdiendo ante San Lorenzo. Por su parte, Ferro y Gimnasia, también con equipos sin grandes figuras, llegó a estar entre los mejores.

Lo de Estudiantes fue algo extraño. Todo el campeonato peleó palmo a palmo por los primeros puestos, pero en la post temporada bajó su rendimiento y quedó eliminado antes de lo planeado. Al margen de ello, lo del Verde fue magnífico, de hecho, clasificó a la Liga Sudamericana.
Quien estaba para más y se quedó con las ganas fue San Martín de Corrientes, quien hizo una apuesta grande y armó una plantilla de jerarquía. Parecía que iba a definir el título con San Lorenzo, pero se topó con un Regatas en llamas que lo eliminó en la final de la conferencia Norte.

Paralelamente, quienes hicieron un aceptable torneo y cumplieron con creces fueron Ciclista Olímpico de La Banda, Instituto de Córdoba, Libertad de Sunchales, Argentinos de Junín, Bahía Básket, La Unión de Formosa e Hispano Americano de Río Gallegos.
Si bien los objetivos eran diferentes con cada uno de estos equipos, el puesto final y lo alcanzado en el año se asemejaron a lo pretendido. Olímpico, Instituto y Bahía Básket les hicieron fuerza a los candidatos. Libertad, Argentino, Hispano y La Unión la pelearon desde abajo.

DECEPCIÓN. El gran fracaso de la Liga fue Quimsa de Santiago del Estero. La Fusión otra vez invirtió mucho y se quedó sin nada. Contrató muy buenos jugadores y extranjeros de gran nivel, pero ni siquiera entró a playoffs de la zona Norte. Nunca se encontró como equipo y su paso por el torneo fue pura decepción.

Asimismo, otras grandes frustraciones fueron las campañas de Atenas de Córdoba, Peñarol de Mar del Plata, Obras Básket y Boca. Estos cuatro equipos tuvieron jugadores de trayectoria y oficio, pero fallaron en sus intentos y la pasaron mal. Ninguno entró playoffs y el Xeneize, por su parte, debió jugar para la permanencia.
Por último, justificado fue el descenso de Echagüe. Fue el peor equipo a lo largo del campeonato y su vuelta a la elite duró poco.

Julio Lamas, el técnico ganador
Julio Lamas alcanzó su quinto título como entrenador en la Liga Nacional. Quedó a una consagración de Sergio Hernández, el DT más ganador de la competencia.

Más atrás quedó Rubén Magnano con 4 festejos, mientras que Néstor García, Fernando Rivero, Silvio Santander, Gabriel Picatto, Nicolás Casalánguida y Fernando Duró ganaron un título.
Autor: PABLO ROCHI
Fuente: EL DIARIO

Temas:

LIGA NACIONAL DE BASQUETBOL
Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]

¡Escribí tu comentario!

[X]
* 600 caracteres disponibles

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

¿Deseas reportar este comentario?

No Si
Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]

¡Escribí tu comentario!

[X]
* 600 caracteres disponibles
IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores. eldiario.com.ar se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.