VIÑETA URBANA

Lucha, sacrificio y victorias en su diccionario personal

La gran campeona del Mundo de Aguas Abiertas lleva años trabajando para el Comité Olímpico Argentino. En un extenso diálogo con EL DIARIO repasa su vida, llena de sacrificios pero también de logros.
Dama distinguida del deporte. Considerada desde sus tiempos de nadadora de aguas abiertas donde cosechó títulos y ganó respecto. Mismo respeto que supo conseguir desde su llegada hace más de dos décadas al Comité Olímpico Argentino (2004). Allí Silvia Dalotto es directora de capacitaciones del COA (en Educación Olímpica y en programas de gestión deportiva) y secretaria de presidencia. Profesora de matemáticas, nadadora de aguas abiertas y ahora miembro del COA en la loable tarea de organizar, capacitar y hacer docencia, incluso para el Comité Olímpico Internacional (COI). En todos los casos escribió sus mejores páginas con sacrificio y trabajo. Bien se podría decir que hoy cosecha su siembra. De ello habla en esta nota, realizada en su casa de Oro Verde donde vive junto a su marido José Luis Marcó.

–¿Qué es de la vida de Silvia Dalotto?
–En líneas generales muy bien. Vivo en Oro Verde, sigo trabajando en Buenos Aires, lo que me significa viajar mucho. Tengo distintas funciones y trabajos. Trabajo en el Comité Olímpico Argentino, soy la secretaria de presidencia, estoy a cargo de todo lo que son capacitaciones, tanto en promoción de valores a través del deporte como en capacitar dirigentes en gestión. Son básicamente mis tres pilares. También trabajo para Buenos Aires 2018, en el Comité Organizador. A lo largo de los años cumplí distintas funciones pero hoy estoy asesorando todo lo que es Legado, por lo que me toca trabajar en todas las áreas, desde la comunicación, programa educativo, deportivo, todo lo que tiene que ver con el legado social, urbano y deportivo. Pero más que nada aquellos programas que vinculan a la gente y antes y después de los Juegos y qué utilidad se les va a dar. Cómo los Juegos van a transformar la ciudad desde lo social y turístico, entre otros aspectos.

–Los Juegos de la Juventud están en pleno preparativo, pero no se habla mucho en los medios. ¿Por qué?
–Periódicamente hay visitas de la comisión del COI abocada a los juegos y vienen los técnicos del COI para verificar todos los procesos y tiempos de acuerdo al presupuesto que en su momento anunciaste. Y nada se puede anunciar hasta que el COI no lo valide. Y pasa con cada cosa: ceremonia de apertura, premiación, fiestas de apertura, relevo de antorcha, mascota, pictogramas. Todo tiene que ser validado por el COI y todo tiene detrás un significado. No es una cuestión estética, sino que tiene que haber un mensaje. Es lo que difiere el olimpismo de un campeonato de fútbol. Todo lo tiene que validar el COI junto a las Federaciones Internacionales.

–Sobre Promoción de Valores a los jóvenes sin dudas que es importante la experiencia personal a lo largo de tantos años en el deporte competitivo.
–Te da una vivencia que uno las ha mamado y las ha vivido, que no es lo mismo que cuando la estudias solamente, lo que no le quita valor a todo el que se capacita, sino todo lo contrario. Yo me especialicé durante los últimos 22 años en educación olímpica. Fui a cursos, congresos, disertando, viajando. Mi tesis de la maestría fue sobre la educación en valores a través de las Federaciones Nacionales a través de la Argentina. Y la hice en la Universidad de Lovaina, Bélgica. Me he preparado más allá de ser deportista. Y sí, te da una ventaja comparativa porque por ejemplo en febrero se hizo por primera vez en Argentina el campus 2018. O sea 500 chicos de 24 provincias, de 29 deportes se reunieron en el CENARD para entrenar. Era como un mini Juego Olímpico de la Juventud pero Nacional. Por primera vez los chicos del canotaje estaban con los del rugby, con los del tenis, la natación. En fin todos los deportistas mezclados que tenían actividades de entrenamiento, pero al mediodía tenían actividades deportivas y culturales. Entre ellas tenían talleres de dopaje, en valores, en fin un montón de cosas. Son chicos que están peleando por un espacio en la selección argentina para los únicos Juegos Deportivos de la Juventud que probablemente se hagan en su país. Y algunos llegaban de pronto a los talleres de Educación un poco reacios a participar. Pero eso es la vivencia de poder decirle a una chica de pesas que no quería jugar con una pelotita de tenis por temor a lesionarse. Yo le decía que “algún día había estado en su lugar, que también fui selección Argentina, campeona del mundo en natación de aguas abiertas y créeme que te entiendo, porque estuve ahí. Pero podes participar de esto, divertirte sin lesionarte”. La chica cambió la actitud, entonces si vos podes dejar un mensaje contándole que fuiste un par, la atención es diferente. Y creo que ese es el mejor legado que puedo darles. Fue muy gratificante porque cuando llegaron al campus, eran atletas de alto rendimiento. Diez días después cuando dejaron el campus habían asumido que ellos eran un modelo a seguir, porque eran los mejores en sus deportes, en su club, de su provincia y país.

–Tema libre, ¿de qué elegirías hablar?
–Del balance general de vida que cada tanto uno se plantea. Y tengo dos caras de una misma moneda. Por un lado pienso que la vida me dio mucho más de lo que yo pensaba, tengo una gran familia, me casé con un muy buen hombre, y profesionalmente creo que conseguí mucho más de lo que soñaba. Nunca pensé que iba a trabajar en un Comité Olímpico a nivel internacional. Pero todo fue con esfuerzo, nada me vino de arriba, no me viene de arriba. Detrás de cada cosa hay mucho trabajo. Y ese es mi balance. Las cosas se consiguen, pero con sacrificio. Esa es mi historia.
Autor: Ezequiel Re-ere@eldiario.com.ar

Temas:

VIÑETA URBANA
Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]

¡Escribí tu comentario!

[X]
* 600 caracteres disponibles

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

¿Deseas reportar este comentario?

No Si
Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]

¡Escribí tu comentario!

[X]
* 600 caracteres disponibles
IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores. eldiario.com.ar se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.