Aníbal, los sueños y el merecido premio

Dicen que cuando un referente muere, nace la leyenda. Un poco de ello trató ayer la primera entrega de los Premios Aníbal Sánchez en el Teatro 3 de Febrero de Paraná.
Agrandar imagen
Dicen que cuando un referente muere, nace la leyenda. Un poco de ello trató ayer la primera entrega de los Premios Aníbal Sánchez en el Teatro 3 de Febrero de Paraná.
Quienes asistieron al evento sin dudas que se llevaron un poco de aquel espíritu del gran Aníbal, quien pasó a la historia por aquel triple inolvidable en 1989 que definió a favor de Entre Ríos el Campeonato Argentino de Basquetbol cuya final ante Tucumán se disputó en Echague de Paraná.
Pero el relato tuve un tinte trágico con su fallecimiento en un accidente de ruta meses después (3 de enero de 1990).
Y es allí donde nace la leyenda que ayer se acrecentó con el merecido nombre de los Premios que desde este año instauró la Municipalidad de Paraná en conjunto con la labor de la subsecretaría de Deportes y periodistas de la ciudad.
Este premio no solamente servirá para que Aníbal no quede en el olvido, sino que es un gran espejo para que miles de deportistas entrerrianos se miren.
Pese a su corta edad, 27 años, dejó un legado. No se trata solamente del muchacho héroe que hace un triple sobre la chicharra o que juega Liga Nacional con el sueño de Selección Argentina. Se trata de aquel pibe de barrio que hacía repicar la pelota de basquetbol en el playón de Echague o en la cancha principal. En la soledad del gimnasio perfeccionando ese tiro. Entrenar y entrenar. Proyectar en base al esfuerzo y el sacrificio.
Por eso la de anoche no fue una noche más. El video que inició el acto de entrega de premios hablaba de ello. El libro que Julián Stopello escribió contando su historia y que se les regaló a todos los deportistas, habla de ello.
Una noche emotiva, inolvidable, pero además de merecidos reconocimientos. Cada uno de los deportistas que subió al escenario sabe también del esfuerzo, del entrenamiento por largas horas, y del sacrificio. Y cuánta emoción de aquellos deportistas con capacidades diferentes (deporte adaptado) que se llevaron el gran aplauso cuando fueron por su condecoración.
Por ello los Premios Aníbal Sánchez tendrían que ser de aquí en más una tradición. Un patrimonio de la ciudad.
Para premiar al que supera obstáculos y consigue logros deportivos.Y también para seguir llevando ese espíritu de Aníbal. Aquel que picaba y picaba la pelota persiguiendo sus sueños.
Fuente: EL DIARIO
Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]

¡Escribí tu comentario!

[X]
* 600 caracteres disponibles

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

¿Deseas reportar este comentario?

No Si
Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]

¡Escribí tu comentario!

[X]
* 600 caracteres disponibles
IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores. eldiario.com.ar se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.