libro

Sueños y recuerdos en un libro de Hugo Ugalde

Se presenta hoy en la Asociación Tradicionalista de la Bajada, el libro de Hugo Luis Ugalde “Hay un gran onírico”. Lo acompañarán el psicólogo David Córdoba, un coro y un trío de cuerdas.
Agrandar imagen
Hoy, a partir de las 19.30 en la Asociación Tradicionalista de la Bajada, se presentará el libro de Hugo Luis Ugalde, Hay un gran onírico. Lo acompañarán el psicólogo David Córdoba, el Coro de la UNER, dirigido por Liliana Prieto, y el Trío de Cuerdas de la UNER.

También, actuarán los talleres de tango y danzas tradicionalistas de la Bajada.

Se trata de un recorrido por la historia personal del autor a través de sus sueños y sus recuerdos, como así también postales de la ciudad de las décadas del 60, 70 y 80.

Ugalde es artista plástico y escritor, además de un gran conocedor de la ciudad, de sus calles, sitios históricos y por sobre todo del escudo de Paraná que, como él afirma, “resume la historia de la capital entrerriana” y que fue creado por su bisabuelo, Santos Domínguez y Benguria.

Onírico. En la tapa, un acróstico del nombre de pila del autor, “Hugo”, sirve para desplegar el título del libro. Es que lo onírico es el espinazo de esta obra, ya que cada capítulo está encabezado con un sueño del autor de diferentes etapas de su vida.

“Los primeros en tener televisión en el barrio fueron los Casanova, el televisor estaba en el living y desde la calle mirábamos a través de la ventana, pero Ricardo nos invitaba a pasar a casi toda la cuadra y la veíamos sentados en el piso, las series que más nos gustaron: La Isla de Guilligan, Lassie, El Capitán Piluso, Fuerte Laramie. También los dibujos animados Félix, el gato y Dick Tracy. A veces pienso que si Quequé (el papá) compró el aparato para ver con su esposa (Quela) tomados de las manos, creo que no lo pudieron hacer puesto que nunca estuvieron solos, porque siempre había gente invitada o agregada”, recuerda en un tramo del libro. La nostalgia se campea a su gusto en las páginas y muestra un Paraná de otro tiempo, con vecinos más cerca y con espíritu pueblerino.

Ugalde enumera a lo largo de este tratado nombres de vecinos, amigos, condiscípulos, profesores, ensambla su árbol genealógico y cuenta parte de la historia de su familia. También, recuerda uno a uno, los principales comercios de las décadas pasadas, los bares, restaurantes, cines, sitios emblemáticos.

Todos son recuerdos de experiencias que tuvo el autor y que fue desgranando durante mucho tiempo, como si fuese un diario que se escribe en la soledad de la habitación, y que cobra forma de un libro.

El autor no elude acontecimientos muy dolorosos y tristes que lo marcaron física y psicológicamente, como un penoso incidente derivado de una mala praxis médica que le dejó como secuela una incapacidad y una condena de por vida.

Hoy estará hablando de todo esto, en la presentación de este libro.

Temas:

libro
Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]

¡Escribí tu comentario!

[X]
* 600 caracteres disponibles

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

¿Deseas reportar este comentario?

No Si
Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]

¡Escribí tu comentario!

[X]
* 600 caracteres disponibles
IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores. eldiario.com.ar se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.