BIOGRAFÍA

Recorrido por la producción de un infatigable hacedor

En “Memoria Emotiva”, Mario Martínez propone un recorrido por su trayectoria en teatro en clave autobiográfica. El libro, publicado por Ediciones del Clé, será presentado el 26 de octubre en la Vieja Usina.
Agrandar imagen Una de las imágenes que ilustran el libro de Martínez.
Una de las imágenes que ilustran el libro de Martínez.
Cinco décadas de andar por los caminos de la actuación y el teatro han dado a Mario Martínez abundante material que ha decidido compartir con los lectores en un libro que acaba de dar a conocer a través de una edición de autor.

Se trata de “Memoria Emotiva. Recuerdos de un actor de provincia”. En sus páginas, el volumen, publicado a través de Ediciones del Clé, entrega a la consideración del público lo que promete en el título, es decir su memoria emotiva.

Nacido de una “necesidad repentina” por otorgar a su trayecto teatral un formato literario, el trabajo tiene entre sus propósitos “dejar humilde constancia de una actividad que no es cualitativa ni cuantitativamente más o menos importante que tantas otras transitadas por otros tantos hombres y mujeres de teatro”.

El fundamento para ese objetivo es aportar a la construcción de una memoria de un teatrista paranaense que ha sumado lo suyo para escribir la historia de esa actividad en la ciudad, en la provincia, en el país.

En palabras del autor, el esfuerzo de tantísimas personas, conocidas o no tanto, que han dedicado –por pasión y vocación– su existencia al teatro, en Paraná y en Entre Ríos, “no han sido plasmadas en palabras para que tal vez alguien las releve en algún entonces con ánimo de encontrar allí, alguna oportuna respuesta a otra alguna oportuna pregunta”. Así que animado por esa intención, presenta este paneo por toda su trayectoria teatral.
RECORRIDO
En este sentido, la experiencia de recorrer las 174 páginas puede asimilarse a la lectura de un extenso curriculum vitae en el cual Martínez propone una selección puntillosa de las producciones en las que ha participado.

Desde sus comienzos, a los seis, años de edad, a partir de la evocación de una situación de ribetes dramáticos; hasta su más reciente experiencia como director y puestista del clásico de Florencio Sánchez “M’hijo el dotor”, Martínez despliega, al calor de los recuerdos y los testimonios que ha ido recogiendo (fotografías, impresos, comentarios en diarios y periódicos, intercambios epistolares y otras fuentes) más de cinco décadas de trabajo. Porque, es evidente, es en el plano del hacer, un hacer casi frenético, que lo impulsa vitalmente, que se reconoce la impronta del actor y director.

Así la sucesión de momentos enhebrados por Martínez permite transitar la intimidad familiar y conocer fragmentos de la cotidianidad en un familia atravesada por la producción cultural y artística a fines de los 50 y comienzos de los 60 del siglo pasado; adentrarse en una experiencia significativa de la escena local de comienzos de los 70 como el Taller Actoral de Paraná –dirigido por Carlos Thiel–; la llegada a Buenos Aires en un momento de intensidad política y social (1974) y los primeros contratos como profesional a la par de un intensísimo período formativo en diversos aspectos.

De ese período brillan –entre otros– momentos junto a Nélida Lobato, la versión de “A chorus line”, producida por Alejandro Romay en 1980, el exitosísimo “Saltimbanquis” y su recordado “El show de los chicos enamorados”. Este último, a fines de la década de los 80, marcó el primer retorno del actor a la ciudad.

Partiría años después, en 1992, para radicarse durante una década en Buenos Aires, etapa que finalizó al egresar de la Escuela Superior de Bellas Artes de la Nación “Ernesto de la Cárcova”, con el título de escenógrafo.

En este segundo regreso, Martínez proyectó su tarea y potenció su trabajo como puestista con espectáculos propios y la reposición de clásicos como “La casa de Bernarda Alba”, “Madre Coraje”, y obras como “Para llevarle a Rosita”, de Griselda Gambaro. Con ésta última obtuvo reconocimiento internacional, ya que fue galardonado en Venezuela, país al que viajó para concretar una gira.
RESONANCIAS
Al enunciar –en la introducción del libro– su objetivo, el autor hace gala de su franqueza y presenta sin tapujos lo que pretende –como se presenta él mismo en una imagen de la portada–: “Simplemente enumeraré, lo más amenamente posible, aquellas (actividades) que han sido producciones espectaculares en las cuales he estado involucrado y que hoy constituyen mi único precioso capital que necesito compartir con quienes tengan la posibilidad de atravesar una lectura alejada de academicismos, formalidades estructurales literarias y mucho menos rigor científico”. Cabe destacar en estas palabras la concisión y claridad con que el artista y docente expone ante el lector la médula de este proyecto que acaba de nacer; estos “Recuerdos de un actor de provincia”, en el que este artista paranaense ha intentado emular en algún aspecto algo del espíritu –que reverbera lejanamente– de aquel imperecedero texto de Domingo Faustino Sarmiento “Recuerdos de provincia”.


Memoria emotiva reúne, con una perspectiva cronológica, las producciones en las cuales ha participado el director, actor y escenógrafo paranaense.

Temas:

BIOGRAFÍA
Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]

¡Escribí tu comentario!

[X]
* 600 caracteres disponibles

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

¿Deseas reportar este comentario?

No Si
Tu comentario ha sido enviado, el mismo se encuentra pendiente de aprobación... [X]

¡Escribí tu comentario!

[X]
* 600 caracteres disponibles
IMPORTANTE: Los comentarios publicados son exclusiva responsabilidad de sus autores. eldiario.com.ar se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.